El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Prueban la efectividad en el CHUS de 'pastillas' que salen de una impresora 3D

El estudio se realizó en niños que padecen una enfermedad rara // En solo 8 minutos se elabora el tratamiento de un mes

Álvaro Goyanes, cofundador de FabRx, con los novedosos medicamentos - FOTO: FabRx
Álvaro Goyanes, cofundador de FabRx, con los novedosos medicamentos - FOTO: FabRx

S.CUIÑA SANTIAGO  | 11.09.2019 
A- A+

La compañía farmacéutica FabRx, cofundada por el gallego Álvaro Goyanes, acaba de completar con éxito el primer estudio clínico del mundo en humanos usando su sistema Printlets de impresión de medicamentos en 3D. El estudio fue el resultado de una colaboración con investigadores del University College London (UCL), la USC y el hospital Clínico de Santago y en la práctica supuso la integración de un sistema de impresión 3D automatizado para la preparación de dosis personalizadas de fármacos en un entorno hospitalario.

En este caso se prepararon dosis personalizadas para niños diagnosticados con una patología rara, la enfermedad de la orina del jarabe de arce (MSUD), que se estaba tratando en el Clínico. Hasta ahora, las terapias personalizadas para esta enfermedad se preparaban manualmente en los hospitales para proporcionar a los pacientes dosis específicas. Sin embargo, como esta patología es de por vida, el proceso de preparación convencional requiere mucho tiempo y agrega una gran carga económica al proveedor de atención médica. El nuevo sistema de impresión 3D es más rápido que el manual y permite la preparación de un blister equivalente a la terapia de un mes en menos de 8 minutos.

Después de seis meses, al monitorizar a los pacientes con MSUD, el estudio mostró que estos fármacos eran tan efectivos como los convencionales, medicación preparada manualmente, para controlar los niveles de isoleucina en sangre de los pacientes. Además, estas concentraciones sanguíneas fueron más precisas en comparación con los niveles en el tratamiento convencional.

Por otro lado, la capacidad del sistema de impresión 3D para crear comprimidos con diferentes colores y sabores tuvo un impacto positivo al mejorar la aceptación del tratamiento por parte de los pacientes, ya que tienen forma de gominolas.

La doctora María Luz Couce, responsable de la Unidad de Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Metabólicas Congénitas del CHUS, destaca los beneficios de esta técnica. "Hay una necesidad real de crear nuevos sistemas de fabricación de medicamentos personalizados. Las aplicaciones potenciales de la impresión 3D para las enfermedades raras son innumerables y podrían ayudar a que los medicamentos sean más seguros y atractivos para los niños".

 

María Luz Couce

Pediatra del chus

"Este nuevo sistema podría ayudar a que los fármacos sean mucho más seguros"