El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Quince años esperando por la rehabilitación del Campus Vida

El vial que discurre entre Os Feáns y Mestre Mateo continúa sumido en el abandono, y salvo la retirada de la maleza, sigue necesitando un arreglo que dignifique este recorrido, muy transitado a diario

Aunque se ha limpiado la maleza, la imagen del vial es más propia de una zona periférica que de un espacio situado en pleno campus universitario - FOTO: ECG
Aunque se ha limpiado la maleza, la imagen del vial es más propia de una zona periférica que de un espacio situado en pleno campus universitario - FOTO: ECG

MANUEL RODRÍGUEZ   | 08.01.2019 
A- A+

El Campus Vida de la Universidade de Santiago lleva ya década y media esperando por la firma de un convenio entre el Ayuntamiento y la USC que permita la rehabilitación de este espacio, en el que el deterioro de aceras, pavimento y mobiliario urbano avanza un poco más cada día.

En el origen de este acuerdo está la ampliación de la zona ORA al espacio universitario, a cambio de lo que el Ayuntamiento de Santiago se comprometía a llevar a cabo una rehabilitación a fondo, de la que incluso se llegaron a presentar imágenes en realidad virtual, pero que se quedaron precisamente en eso, en virtual.

Y si el deterioro es apreciable en buena parte de la superficie de lo que en tiempos se llamó La Residencia. Hay puntos en los que es especialmente grave, porque su abandono es anterior incluso a la llegada de la ORA hasta esta zona de la ciudad.

Hace años se acometió el arreglo del callejón dos Feáns, un punto estratégico que sirve de enlace entre el Ensanche y las facultades, y por el que transitan a diario miles de personas camino a las clases o de vuelta de ellas. Pero de su prolongación hace mucho tiempo que casi nadie se ocupa, salvo algunas labores de roza para evitar que la maleza obligue a recurrir al machete.

Se trata del callejón que discurre en paralelo a la Facultade de Dereito, entre Os Feáns, y la avenida de Mestre Mateo, un vial también muy utilizado a diario, ya que desemboca en la plazoleta situada frente a la biblioteca Concepción Arenal.

El vial discurre entre la valla que protege del desnivel existente con los jardines de Derecho, y las traseras de las viviendas de Rosalía de Castro, donde además existen varias huertas y algún que otro garaje, y cuyo pavimento, en el que incluso hay algunos agujeros de registro sin tapas, hace mucho tiempo que no se retoca.

Ni el pavimento ni los registros, de forma que es habitual que cuando hay lluvias torrenciales el agua deje partes intransitables, y que se acumule el barro una vez que se consigue desaguar. Eso, sin olvidar que su situación apartada da lugar a que muchos transeúntes lo utilicen también para desagüar en él, utilizándolo como un servicio público de urgencia.

En la pasada década se llegó incluso a plantear la posibilidad de reurbanizar también este vial, al igual que se hizo en Os Feáns, para dignificar la zona, y facilitar el paso a los numerosos estudiantes y vecinos que lo utilizan para acceder directamente al Campus Vida y a la Alameda, pero también esta propuesta quedó en el olvido, y no se volvió a plantear.

Por el momento, y mientras no se firme el esperado convenio, tal y como ya se ha anunciado en numerosas ocasiones por sucesivos gobiernos municipales y de la USC, lo único que se ha llevado a cabo en el Campus Vida son arreglos parciales para solucionar los problemas más graves en el pavimento, el realzado de algún paso de peatones para incrementar la seguridad, o algunas reparaciones concretas.

En este caso, además del pésimo estado del pavimento y de la mala imagen de algunas de las paredes, deterioradas y llenas de pintadas, también hay que destacar la escasa iluminación, que convierten al vial en un pasaje tenebroso en cuanto anochece.

Además de las quejas vecinales, también los grupos de la oposición reclamaron que se acometería de una vez el arreglo de toda la zona universitaria para cumplir así el acuerdo firmado con la USC que establecía que a cambio de la cesión de los viales al Ayuntamiento para la implantación de la ORA en buena parte, Raxoi se responsabilizaría de llevar a cabo su mantenimiento.

También sigue en lista de espera la posible construcción de un aparcamiento subterráneo bajo la avenida de A Coruña, que por su proximidad con el Ensanche, prestaría servicio tanto a los universitarios como a los residentes y quienes acuden a comprar a la zona nueva. Otra vieja demanda que se planteó una vez que se vio inviable la construcción de un estacionamiento bajo la avenida de Juan Carlos I.

Lo que sí se ha llevado a cabo es la reforma del campo de fútbol situado junto a la avenida de Mestre Mateo, una operación en la que también participó junto a Raxoi y la USC la Diputación Provincial de A Coruña.