El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Los radares de O Restollal y Conxo multarán tras un periodo de pruebas

Ya han empezado los trabajos de colocación y desde Raxoi inciden en que se anunciará cuando comiencen a sancionar // Hasta cinco fotorrojos también vigilan que nadie se salte un semáforo

TRÁFICO Imagen del radar situado en la zona de O Restollal. Ayer comenzaron los trabajos de colocación.  - FOTO: F. Blanco
TRÁFICO Imagen del radar situado en la zona de O Restollal. Ayer comenzaron los trabajos de colocación. - FOTO: F. Blanco

JACOBO TÁBOAS SANTIAGO J. T.   | 18.01.2020 
A- A+

El Concello de Santiago ya ha iniciado los trabajos para la colocación del radar fijo que controlará la velocidad en la zona de O Restollal. Tal y como indicó ayer el concejal de Mobilidade e Seguridade Cidadá, las tareas para su puesta en marcha se prolongarán durante algunos días y la previsión de Raxoi es que estén funcionando a comienzos del mes de febrero. "Todavía hay que colocar el aparato, realizar las mediciones técnicas y ubicar la señalización de aviso de radar", señaló Gonzalo Muíños, quien, añadió, además, que está previsto que la próxima semana también se inicie la colocación del cinemómetro del túnel de Conxo. Preguntado sobre cuándo empezarán a multar, el concejal socialista subrayó que antes habrá un periodo de pruebas y se anunciará con la debida antelación cuando comiencen a sancionar.

En este sentido, quiso dejar claro que la decisión de colocar ambos radares "no se debe a un afán recaudatorio". El objetivo, subraya, es acabar con el exceso de velocidad en estos puntos de la ciudad, especialmente en Conxo, donde la estadística, dice, habla por sí sola. En solo nueve días más de 15.000 vehículos circularon por la zona a una velocidad superior a los 111 kilómetros por hora, en un punto limitado a 40 y 50 km/h en función de si se circula por el carril de la derecha o de la izquierda. Así consta en un estudio de medición de velocidad que realizó el Concello en los carriles de salida de Santiago, entre finales de abril y principios de mayo del año pasado. "Los datos son contundentes. Se controlaron más de 180.000 vehículos, de los cuales más de 15.000 circulaban a más de 111 Km/h. Casi ningún conductor respeta el límite de velocidad", incidió Muíños, antes de añadir que todavía no se ha determinado el punto exacto en el que estará situado el radar de Conxo.

Actualmente, además del cinemómetro situado en el túnel del Hórreo, son cinco las cámaras situadas en distintos puntos que vigilan que nadie se salte un semáforo en rojo: en Amor Ruibal, en la confluencia de Rodríguez de Viguri con la Praza de España; en la unión entre Romero Donallo y Frei Rosendo Salvado, en la avenida de Lugo, y en la Praza da Paz. En este sentido, el informe de los últimos años denota claramente que la presencia de los fotorrojos ha servido para concienciar al conductor, puesto que el número de sanciones ha descendido progresivamente: 3.144 en 2015; 2.583 en 2016; 1.831 en 2017; y 1.641 en 2018.

Santiago. La Dirección General de Tráfico (DGT) va a poner a partir de este lunes, 20 de enero, y hasta el día 26 una nueva campaña especial de vigilancia y control de las condiciones del vehículo, en la que se realizarán inspecciones sobre los vehículos para garantizar que cumplan la legalidad, atendiendo a todo tipo de infracciones pero con especial énfasis en las condiciones técnicas del vehículo. A esta campaña también se suma la Policía Local. Según la DGT, uno de los factores que influyen en el riesgo de sufrir accidentes es la antigüedad del vehículo ya que, aparte del estado del mismo, hace que carezcan de los sistemas y equipamientos de seguridad implantados más recientemente.

Asimismo, en la jornada de hoy se realizarán controles de alcohol y drogas, gracias a la colaboración entre la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Santiago y la Policía Local.

DATOS

Los más 'castigadores' Tal y como figura en el informe estadístico del año 2018, los fotorrojos situados en la rúa Amor Ruibal y la Avenida de Lugo son, sin duda, los más activos, con más de 1.200 multas entre los dos (707 en la calle citada en primer lugar y 541 en la segunda).