El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Raxoi podrá pagar a los proveedores a pesar de los agujeros que dejó CA

No es posible destinar el superávit a inversiones por superar el plazo legal // Bugallo se da de plazo hasta 2020 para normalizar el tiempo de abono de las facturas a las empresas

La sesión plenaria extraordinaria se celebró en el pazo de Raxoi a primera hora de la mañana de ayer.  - FOTO: ECG
La sesión plenaria extraordinaria se celebró en el pazo de Raxoi a primera hora de la mañana de ayer. - FOTO: ECG

REDACCIÓN  | 16.07.2019 
A- A+

El grupo socialista sacó ayer adelante las dos propuestas en materia presupuestaria, pero no sin polémica, ya que incluso CA, que apoyó los dos puntos del orden del día del pleno, y el BNG, que se abstuvo en el segundo, no escatimaron las críticas, sumándose al PP, que facilitó la aprobación con su abstención, pero no ocultó sus discrepancias con el anterior gobierno de CA y también con el actual.


Los dos puntos del orden del día, que suponen una inyección de 7,5 millones de euros en las arcas municipales, se destinarán por una parte al pago de facturas y servicios pendientes del año 2018, y por otra a amortizar la deuda bancaria. Esta segunda es una obligación legal, al haber superado el anterior gobierno municipal el plazo máximo de pago a proveedores, que por ley se establece en 30 días, y ahora es de unos cincuenta.


Aún así, el gobierno que preside Sánchez Bugallo se reserva una parte del superávit de 2018, que supera los 17 millones de euros a la espera de que la reducción del tiempo de pago le permita destinarlo a inversiones en la ciudad.


A pesar del apoyo, la polémica entre los cuatro grupos no se hizo esperar, empezando por Compostela Aberta, cuyo portavoz, Martiño Noriega, no dudó en achacar los problemas de pago a socialistas y nacionalistas, por no haber apoyado los presupuestos de este año, lo que obligó a prorrogar los de 2018, lo que había supuesto que en lugar de 115 millones solo se dispusieran de 92.


Afirmó así que el retraso en el pago a los proveedores no se debía a que hubiera o no contrato, sino a la falta de dinero provocada por un “orzamento minguado a causa da prórroga”.


Un argumento contestado por el portavoz del PP, Agustín Hernández, quien recordó que las deudas acumuladas se referían a contratos mayores y menores, unos sin crédito, otros sin contrato, y algunos sin ambas cosas, a impagos de premios de creación literaria, pagos domiciliados (en su mayoría de gasolina para los vehículos municipales) y recibos de comunidades de propietarios.


Además, también figuraban gastos anteriores al ejercicio de 2018 “pendentes de imputar”.


De esta forma, criticó también al gobierno porque el dinero del superávit se vaya a destinar “a dar cartos aos bancos”, en lo que se refiere a la amortización anticipada de deura, “e a pagar facturas que conteñen importantes deficiencias”.

Sobre este aspecto, el alcalde, Sánchez Bugallo, afirmó que “temos o obxectivo de revertir o período medio de de pago” a los proveedores, aunque calculó que normalizar la situación llevará un tiempo que fijó en 2020. Mientras tanto, destacó, será necesario destinar el superávit a la amortización de deuda.


Por ello, afirmó su preferencia por invertir este dinero en infraestructuras para la ciudad, peonsando sobre todo en la próxima celebración del Año Santo.


Por su parte, la portavoz nacionalista, Goretti Sanmartín, instó al alcalde a que priorice el pago en plazo a los proveedores, para así poder destinar los remanentes a obras e infraestructuras, y criticó que se dé año y medio de plazo para poder normalizarlo.


Así, justificó su abstención en el segundo punto del orden del día en la “falla de ambición” del gobierno municipal para tratar de alcanzar este objetivo.

Tres propuestas

•••En el pleno se aprobaron tres propuestas para que el nuevo gobierno disponga de liquidez. En primer lugar, un suplemento de crédito de 1.524.572 euros y un crédito extraordinario de 287.741, ambos para ejecutar pagos pendientes del anterior gobierno. Además, salió adelante también otro suplemento de crédito de 5.708.776,90 euros destinado en este caso al pago de deuda bancaria.

•••Los dos primeros contaron con los votos favorables de socialistas, CA y BNG, y la abstención del PP. El segundo solo lo apoyaron PSOE y CA, y se abstuvieron los otros dos grupos.