El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Renuevan la torre que controla desde Santiago el tráfico aéreo de toda Galicia

De última tecnología, permitirá hacer un seguimiento en las tres terminales // Abarca un radio de 670.000 kilómetros cuadrados

Instalaciones del radar que presta servicio en Espiñeiras
 - FOTO: ECG
Instalaciones del radar que presta servicio en Espiñeiras - FOTO: ECG

REDACCIÓN   | 12.06.2019 
A- A+

Enaire, gestor de la navegación aérea en España, renovará el radar de Espiñeiras, que proporciona información de vigilancia de las aeronaves tanto al Centro de Control en Madrid, como al de la terminal de Santiago.

Se trata de una instalación que permite dar cobertura y servicio de vigilancia a los vuelos de la zona noroeste de la Península, monitorizando el tráfico aéreo que entra en la misma desde el norte del Atlántico. También proporciona cobertura a las aeronaves que despegan y aterrizan de los aeropuertos de Santiago, A Coruña y Vigo. En total, controlará un radio de unas 250 millas náuticas, equivalentes a una superficie de unos 670.000 kilómetros cuadrados.

Viene a sustituir al anterior radar civil, instalado a principios del año 2005. Este nuevo secundario está equipado con receptores digitales y tecnología Modo S, lo que permitirá disponer de mayor información sobre los aviones que estén volando, gestionar el tráfico con más fluidez e incrementar la seguridad.

 


Información. Este tipo de equipos se utilizan para el seguimiento y vigilancia, ya que facilitan información relativa a la posición de cada aparato, su identificación y la altitud a la que vuela, facilitando la localización de todo el tráfico aéreo que opera dentro de su área de alcance.

El radar secundario de vigilancia Modo S representa una mejora con respecto al monopulso utilizado hasta ahora. Utiliza las mismas frecuencias, pero tiene la capacidad de realizar interrogaciones selectivas, con lo cual disminuye la contaminación radioeléctrica. Se une así a los otros quince radares Modo S ya instalados en España, completando la cobertura de la cornisa cantábrica.

Por último, cabe destacar que el nuevo equipamiento incorporará asimismo una estación redundante de Vigilancia Dependiente Automática Radiodifundida (ADS-B), que permitirá obtener la posición de las aeronaves a través de la información que éstas difunden de sus sensores de a bordo. Esta funcionalidad supondrá, en el futuro, seguir disponiendo de información de vigilancia ante fallos mecánicos de la estación radar.