El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

LAS 1001 CARAS DE COMPOSTELA

"Retomé los pinceles con un retrato de 'La Tita'"

Deiviz Kostoya cuenta las penas y alegrías de quienes, como él, exponen en calle del Franco

Deiviz Kostoya frente a su puesto
en la Calle del Franco
Deiviz Kostoya frente a su puesto en la Calle del Franco

ANDRÉS B.  | 20.05.2019 
A- A+

David Costoya, de nombre artístico Deiviz Kostoya, es un pintor compostelano que un buen día decidió empezar a exponer sus obras en la rúa del Franco. Hoy, es uno de los pocos artistas de la ciudad, que ocupan la calle.

¿Cuándo empiezas a pintar?

Pinto desde pequeño, aunque empecé a tomármelo más en serio cuando me fui a Holanda, donde estuve desde el año 2010 a 2014. Aunque siempre aprendí de forma autodidacta, la gente me animaba a seguir, así que empecé a coger más los pinceles. De vuelta en España retomé la pintura con un retrato de La Tita, que era un after que había en Romero Donallo. Empecé así, haciendo retratos de gente y lugares de Compostela mientras estudiaba periodismo. Además tenía un blog donde mostraba mi trabajo y la gente me animaba a seguir. Hasta ahora, que acabé la carrera y me dedico a exponer en la Rúa do Franco.

¿Por qué te fuiste a Holanda?

Pues como mucha gente, cuando empezó la crisis tuvimos que irnos. Yo me fui en 2010, tenía 21 años y conocía a una amiga holandesa que me dijo que allí las cosas estaban mejor. Estuve 3 años y volví para estudiar periodismo aquí en Santiago.

¿Qué te hace falta para exponer en el Franco?

Pues nos hace falta un permiso del Concello que tenemos que renovar cada tres meses. Hay licencias de diferentes tipos, una para mimos, otra para músicos y otra para fotógrafos y pintores, que es donde me encuadro yo. Oficialmente, solo podemos exponer nuestro trabajo, por eso no tenemos los precios. Pero, al igual que cuando ves un músico le echas una moneda y eso no significa que estés asistiendo a un concierto, pues en nuestro caso, que alguien se interese en tu cuadro no significa que estés utilizando la calle como tienda.

¿Cuántos cuadros se pueden vender en el Franco?

Yo no expongo solo cuadros, también postales e imanes, entonces es difícil de decir. Hay días que puedo vender uno o dos y otros que nada. Varía mucho, igual un día viene alguien que te vio y le gustaste y otro, a lo mejor está la calle llena de gente y nadie se acerca. También hay que tener en cuenta que es difícil que un turista se lleve un cuadro porque es algo aparatoso. De todas formas nosotros lo utilizamos como un escaparate, como forma de darte a conocer. Al final, lo hacemos por mostrar nuestro trabajo.

¿Cuánto puede costar un cuadro tuyo?

Pues tengo de todos los precios. Los más pequeños suelo dejarlos a cinco euros. De todas formas, se negocia mucho. La gente se piensa que cuanto más pequeño, menos trabajo requiere, pero no tiene porque ser así, simplemente, es un tipo de trazo diferente. También hago retratos por encargo, esos son más caros, igual me cuesta una semana entera tenerlo listo.

Dices que te gusta 'compostelanizar' las obras internacionales

Sí, de hecho, lo de empezar a exponer en el Franco fue a raíz de que en 2016 hice algunos cuadros donde mezclaba obras como El grito con las Marías o el Cielo Estrellado con la Catedral. Empecé por gusto y al final acabé haciendo unas postales que tuvieron bastante éxito. Ves como los holandeses que pasan por allí ven la noche estrellada con la Catedral y flipan. Además, yo también soy un poco internacional porque estuve viviendo fuera, en un país que mezcla tantas culturas diferentes. Al final estoy un poco obsesionado con compostelanizarlo todo.

"Es difícil que un turista se lleve un cuadro porque es algo aparatoso"

"Los holandeses flipan cuando ven que mezclo la 'Noche Estrellada' con la Catedral"