Miércoles 16.10.2019 Actualizado 18:50
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Rosario Porto no logra vender sus casas seis años después del crimen de Asunta

La vegetación inunda el chalé de Teo donde la niña fue asesinada // Tampoco ha tenido suerte con el apartamento de veraneo en Vilanova

El entorno de la vivienda de Montouto y buena parte de la gran finca están inundadas de vegetación - FOTO: ECG
El entorno de la vivienda de Montouto y buena parte de la gran finca están inundadas de vegetación - FOTO: ECG

DARÍO CASAL   | 20.09.2019 
A- A+

Rosario Porto sigue sin encontrar comprador para sus propiedades inmobiliarias, seis años después del asesinato de su hija Asunta. Mañana precisamente se cumple el sexto aniversario del horrendo crimen, por el que tanto la conocida abogada compostelana como su exmarido, el periodista Alfonso Basterra, cumplen condena de 18 años en A Lama (Pontevedra) y Teixeiro (A Coruña), respectivamente.

Ambos fueron declarados culpables de la muerte de la menor, tras urdir un macabro plan conjunto que desembocó en la muerte por asfixia de su hija, después de un largo periodo de tiempo, varios meses según la investigación, en el que la estuvieron drogando con ansiolíticos. El día de su muerte, ocurrida en la tarde del 21 de septiembre de 2013, Asunta había ingerido una fortísima dosis de somníferos, aunque el fallecimiento se produjo por el taponamiento de sus vías respiratorias, acción que, a tenor de la sentencia, fue realizada por su madre en el interior del chalé familiar, radicado en Montouto (Teo). El cadáver de la pequeña fue encontrado esa madrugada en una pista no muy alejada de la finca.

Dicha casona fue heredada por Porto al fallecer sus padres, y continúa sin encontrar comprador pese a las más que atractivas bajadas de precio que ha experimentado desde que se puso por primera vez a la venta. Rosario quiso deshacerse de esta propiedad ya antes de la muerte de Asunta, y estuvo anunciada por un precio cercano al millón de euros. Una vez cometido el crimen, el chalé entró inmediatamente en la categoría de casonas malditas y su caché bajó a la mitad, pero ni aún así ha despertado el interés de algún cazador de gangas. En la actualidad presenta un aspecto bastante descuidado y la vegetación inunda la finca.

La vivienda, de construcción clásica y muy sólida, cuenta con 400 metros de superficie útil y está asentada sobre una finca de diez mil metros cuadrados, dotada con numerosos elementos de disfrute y relax, como piscina y cancha de tenis, por lo que en teoría su venta tendría que haber resultado sencilla. Si no ha sido así es, a buen seguro, por el luctuoso suceso que tuvo lugar allí y a la grandísima repercusión mediática que generó el crimen de la adolescente de 12 años.

Igual suerte ha corrido la madre de Asunta con la puesta en el mercado del apartamento que heredó en Vilanova de Arousa, donde la niña solía pasar varias semanas durante las vacaciones. De hecho, su último verano estuvo allí. La vivienda no ha encontrado comprador pese a su buena ubicación y tener una terraza con vistas al mar.

La letrada es propietaria, además, de otros dos bienes inmobiliarios muy valiosos por su céntrica ubicación en la capital gallega. Se trata de un gran piso con garaje en la cotizada calle del Xeneral Pardiñas, que fue la residencia habitual de sus padres, y de la vivienda que durante muchos años fue el hogar de Porto, Basterra y su única hija, a la que fueron a buscar a China cuando era solo un bebé. Esta última vivienda, radicada en otra de las rúas más caras del Ensanche, Doctor Teixeiro, cuenta con una superficie de unos 150 metros cuadrados y Rosario puso mucho esmero en su decoración, que encargó a las mejores firmas de Galicia. Alguien pasa habitualmente por el piso para airearlo, según confirmaron a EL CORREO fuentes cercanas a la familia.

santiago@elcorreogallego.es

UN RICO PATRIMONIO HEREDADO

•••A pesar de no haber vendido aún sus propiedades inmobiliarias, todo indica que Porto no tiene problemas de liquidez. Heredó de sus padres un rico patrimonio y antes del crimen ya había liquidado otro de los pisos de la familia.

 

••• Dicha vivienda está radicada en Montero Ríos, y durante muchos años fue utilizada por su padre, el conocido abogado Francisco Porto Mella, como despacho profesional.