El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

CON LAS ELECCIONES A LA VISTA

Santa Marta, harta de e-mails, espacios de quejas y soluciones superficiales de Raxoi

La asociación Vedesma denuncia que no tiene interlocutor en el Concello // Pide una mejora de las infraestructuras y el cuidado de la vegetación // Se quejan de la pobre iluminación y el desaprovechamiento del centro sociocultural

Un arbusto tapa casi por completo una barandilla de reciente colocación delante del centro sociocultural - FOTO: VEDESMA
Un arbusto tapa casi por completo una barandilla de reciente colocación delante del centro sociocultural - FOTO: VEDESMA

ISABEL FERNÁNDEZ AGEITOS  | 06.12.2018 
A- A+

Dentro de seis meses tendrán lugar los comicios municipales. La redacción de elcorreogallego.es se ha propuesto visitar barrios de Santiago para conocer las inquietudes de la vecindad antes de que los candidatos a la alcaldía comiencen su ruta de promesas electorales. En este caso hemos visitado la zona de Santa Marta y Choupana.

El barrio de Santa Marta ha sufrido en los últimos años un gran crecimiento con la llegada de nuevas familias jóvenes. Sin embargo las infraestructuras y servicios de la zona no se han adaptado al actual volumen de población.

La asociación vecinal Vedesma, presidida por Xulia Guntín, denuncia antes de nada la dificultad de comunicación con el Concello. Pide un diálogo claro con conocimiento de quien responde, no solo correos electrónicos y espacios de quejas. Afirman que en ocasiones no saben a quién dirigirse ya que no existe un interlocutor claro en Raxoi. Asimismo, la organización ve dejadez y falta de seguimiento por parte del gobierno local, alegando que se ponen parches pero no se da solución material a los problemas a pesar de que las asociaciones vecinales son las que están haciendo de forma gratuita el trabajo de campo para la administración municipal.

En lo relativo a la gestión de residuos, la presidenta de la asociación vecinal Vedesma, Xulia Guntín, apunta que el incremento poblacional ha hecho que los contenedores ubicados en la zona pasen a ser insuficientes, en especial en las áreas en las que están situados los restaurantes. Para tratar de dar solución a este problema, se ha procedido a la preinstalación de contenedores soterrados, aunque todavía no han sido puestos en funcionamiento.

En lo concerniente a las infraestructuras, La asociación alega que en las calles en las que se encuentran las nuevas viviendas las aceras están sin terminar, asimismo en algunas zonas del barrio esos márgenes están rotos. El Ayuntamiento ha realizado arreglos superficiales en este aspecto, pero tardan poco tiempo en volver a su estado anterior.

VEDESMA
Acera en mal estado en una de las calles del barrio
FOTO: VEDESMA

El mantenimiento de las fincas y árboles de la zona es también considerado precario por parte de la directiva de la organización, ya que la maleza crece sin que nadie se encargue de limpiarla. Del mismo modo existen quejas sobre la recogida de hojas en las calles y la escasa poda de los arbustos, habiendo tapado uno de ellos por completo una barandilla de reciente colocación en el centro sociocultural.

La pobre iluminación del barrio deja en penumbra las inmediaciones del centro cívico. Para poner solución a este tema se han pedido luces para las calles afectadas, aunque todavía no ha sido puesta en marcha una solución real.

En cuanto a las instalaciones deportivas y de ocio infantil, con la llegada al barrio de nuevas familias jóvenes con hijos se ve necesaria la mejora de los parques y jardines actuales, así como la construcción de instalaciones de juego para niños más mayores, no solo para bebés. De igual modo, el barrio presenta la necesidad de instalaciones deportivas de carácter similar a las ubicadas en el Sar, siendo deseable que éstas cuenten con piscina. En la actualidad en la zona en la que se situaría el complejo deportivo se localiza un aparcamiento. La asociación vecinal también ha propuesto la construcción de un área cubierta para usos múltiples, algo que está pendiente de desarrollo, ya que se ha previsto en los presupuestos participativos.

El centro sociocultural de Santa Marta supone un elemento importante para el barrio, sin embargo su mala gestión, destacando la demora en la realización de actividades, hace que esté desaprovechado. La sala Agustín Magán, que antes acogía la ejecución de obras teatrales, se utiliza ahora para ensayos. Sin embargo este espacio se ha empleado recientemente para algunas proyecciones en el seno del Cineuropa, lo que hace esperar a la vecindad que la realización de actividades en esa localización no sea algo puntual, aunque no poseen información al respecto.

DEMANDAS A LA FUTURA ALCALDÍA
Los vecinos del barrio de Santa Marta representados por la asociación vecinal Vedesma, tienen varias demandas que realizar a la persona que acabe ocupando el Pazo de Raxoi.

Como solicitud principal, la vecindad pide una mejor comunicación con el Ayuntamiento, un diálogo claro con conocimiento de quien responde, no solo correos electrónicos y espacios de quejas. Asimismo ven necesaria una mayor implicación del gobierno local en la resolución material de los problemas que afectan al barrio.

En el tema relacionado con la vegetación, se demanda una mayor planificación sobre el tipo de árboles que se colocan, así como el lugar en el que se sitúan, pues algunos crecen pegados a las casas y al ser caducifolios las hojas ensucian las aceras. De igual modo, se pide mejorar el cuidado de los mismos, proponiendo la realización de podas regulares tanto de éstos como de los arbustos.

En el barrio está teniendo lugar un repunte del consumo de drogas, lo que preocupa a los vecinos, sobre todo porque se encuentran jeringuillas en espacios públicos, lo que constituye un peligro para los usuarios de los mismos. Ante ello existe la petición de medidas policiales o sociales, para dar una solución de fondo al problema.

En lo relativo a la iluminación, los vecinos apuntan que algunas farolas no son adecuadas para el nuevo tipo de bombillas, estado situadas otras en medio de los árboles. Una propuesta que ponen sobre la mesa es la colocación de farolas bajas con luces LED, lo que mejoraría la visibilidad nocturna.