El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Santiago es la única gran ciudad que regula las viviendas de uso turístico

Un informe insta a vigilar este fenómeno para evitar el colapso, la masificación y la expulsión de los vecinos de los barrios // La moratoria que aprobó Raxoi se extenderá durante un año

UN GRUPO DE VISITANTES, disfrutando de la ciudad en una de las terrazas del casco histórico.  - FOTO: Antonio Hernández
UN GRUPO DE VISITANTES, disfrutando de la ciudad en una de las terrazas del casco histórico. - FOTO: Antonio Hernández

MARTÍN FERNÁNDEZ SANTIAGO   | 19.01.2020 
A- A+

Santiago es la única gran ciudad de Galicia que ha puesto en marcha una regulación específica para controlar la proliferación de pisos turísticos. El pasado mes de diciembre, el pleno del Ayuntamiento aprobó, con el apoyo del PSOE, BNG y Compostela Aberta, la suspensión cautelar de los procesos de autorización de nuevos usos de alojamiento temporal.

Esta moratoria se extenderá durante un año con el fin analizar la situación urbanística de la ciudad y proponer iniciativas reguladoras ante el fenómeno y las consecuencias del auge de los pisos turísticos. Con esta medida se va un paso más allá de la limitación impuesta a través de la modificación del Plan Especial del Casco Histórico, extendiendo la suspensión a toda la ciudad de Compostela.

El gobierno local mantiene, a su vez, la comunicación con el Gobierno gallego, la administración con competencias en este ámbito. De hecho, la Xunta y el Ayuntamiento participaron el miércoles en la primera reunión de un equipo de trabajo sobre viviendas de uso turístico, en la que acordaron la coordinación entre Policía Local y Autonómica para intensificar la identificación de propietarios, así como del control de inmuebles irregulares.

El Año Xacobeo de 2021 está a la vuelta de la esquina y tanto Galicia, como las principales ciudades, esperan a decenas de miles de visitantes que llamarán a sus puertas. Este fenómeno se producirá en medio de un clima de preocupación por la turistificación de los núcleos urbanos, la cada vez mayor oferta de pisos y viviendas de uso turístico y un escenario en el que la oferta del mercado de alquiler se encuentra en mínimos históricos.

 


ILEGALES. La Xunta cuenta con su propia normativa que, desde el año 2017, supuso la regularización de 9.872 establecimientos de este tipo, aunque existe todavía un número importante de pisos que se sitúan al margen de la legalidad mientras la inspección vigila, principalmente, a aquellos que se encuentran en el registro.

En este sentido, son varias las voces que apremian a las administraciones a incrementar el control sobre esta oferta, sobre todo ante la proximidad del Año Santo, el consiguiente incremento del número de visitantes a la comunidad y las consecuencias para los residentes y vecinos, que en ocasiones se ven obligados a marcharse las afueras por el precio y la escasez de vivienda en alquiler.

 


registro. Además, un informe elaborado recientemente por el Eixo Atlántico insta a regular este fenómeno para evitar el colapso, la masificación y la expulsión de los vecinos de los barrios, a través de medidas de refuerzo de la inspección, un mayor control fiscal y de residentes y una regulación efectiva de esta actividad que ha impactado de forma notable en algunos municipios.

Santiago es la ciudad que cuenta con más altas en el registro autonómico, con 681, seguida de Vigo y A Coruña, que superan las 350 cada una. En cuanto a municipios, destaca especialmente Sanxenxo, donde están registradas 1.728 viviendas de este tipo. El 45,7 por ciento de las registradas, unas 4.500, están dadas de alta en la provincia de Pontevedra, mientras que en A Coruña operan el 37 %, en Lugo casi el 13 por ciento y en Ourense poco más del 3%.

El alquiler, en mínimos

•••El mercado de alquiler ha tocado fondo y el parque disponible en Galicia, unas 3.350 viviendas, se encuentra "en mínimos históricos", según advierte la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein). Los datos que manejan para las siete principales ciudades sitúan unas 700 en A Coruña, 140 en Ferrol, 120 en Santiago, 120 en Pontevedra, 600 en Vigo, 110 en Lugo y 260 en Ourense. Uno de los principales argumentos con el que explican esta situación es que la rentabilidad "se encuentra cada vez más en el mercado de alquiler de viviendas turísticas", señalan desde Fegein.