El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

LAS 1001 CARAS DE COMPOSTELA

"El sector legal es reticente a los cambios tecnológicos"

Formada en AI para negocios, la abogada Cristina Gil Rey realiza labores de prescripción

La abogada compostelana Cristina García Gil - FOTO: Archivo
La abogada compostelana Cristina García Gil - FOTO: Archivo

ANA IGLESIAS  | 13.01.2019 
A- A+

Licenciada en Derecho y con formación en Marketing Digital y Comunicación Empresarial, y en Inteligencia Artificial para negocios, la compostelana Cristina Gil Rey es la creadora de Milbrait Asesores, desde donde se ha volcado en la mejora de procesos con la prescripción de herramientas tecnológicas.

Cristina explica que "aunque la base de mi formación es el Derecho, creo que en nuestra profesión es muy importante la diferenciación y la especialización, y teniendo en cuenta el gran desarrollo tecnológico que se está produciendo, vi necesario formarme en otros campos. Uno de los servicios que presto en mi bufete es asesoría a empresa en herramientas tecnológicas, es decir, realizo labores de prescripción, y la formación me permite entender mejor las herramientas, aunque es necesario seguir formándose todos los días".

Asegura que "la inteligencia artificial la utilizamos día a día como algo completamente normalizado, por ejemplo con Google Maps, aunque no nos paramos a pensarlo" y opina que "en particular, el sector legal es un sector con cierta resistencia a los cambios, especialmente entre los seniors, que creen que toda esta revolución tecnológica es una moda, sin percibir que es un cambio que viene para quedarse, porque sin ir más lejos, el cliente en el período de tiempo que está en la sala de espera para consultar su caso, busca en internet soluciones a su problema".

"En el sector de la abogacía", dice, "como ejemplos de uso de la AI podríamos citar el Procesamiento del Lenguaje Natural, que nos ayuda a optimizar el tiempo en el despacho pudiendo extraer información de documentos y clasificarlos. También el uso de técnicas de Machine Learning, con el que podemos revisar documentación de forma automatizada", e insiste en que "en los últimos eventos en los que he estado, como el Legal Management Forum o el RobotIuris, los grandes despachos ya narraban que ellos mismos estaban invirtiendo en crear sus propias soluciones, ya sea para automatizar las tareas más repetitivas o para reducir costes y tiempo".

"Sin embargo", dice la abogada, "el gran reto es democratizar la Inteligencia Artificial y hacer que estos avances permeen al pequeño y mediano despacho que todavía está unos pasos por detrás en estos procesos de transformación".

Cristina insiste en que "utilizamos la inteligencia artificial todos los días pero, sin embargo, existen prejuicios hacia ella porque la gente la sigue visualizando como un robot de una película de ciencia ficción. Existe una necesidad de formación en general a la ciudadanía hacia las nuevas tecnologías IOT, big data, Machine learning, algoritmos, sesgos, data for good... términos que forman parte de nuestro día a día y que son el presente".

Y añade que "no hay que ver todo esto como un problema, sino como una ventaja", e incide en que "una de estas ventajas es, precisamente, que con todos estos avances hay una carencia de profesionales TIC que no se cubre, que las empresas demandan y que quieren retener a toda costa, y existen empresas especializadas en formar a este tipo de profesionales. En este sentido, en Galicia tenemos ejemplos muy interesantes".

"Existe desconfianza por desconocimiento", afirma Cristina Gil, "no se entiende cómo funciona, y por otra parte, se teme que desaparezcan empleos, sin ver la otra vertiente, que es que crearán otros muchos. Será necesario reinventar nuestras profesiones para estar en el puesto de trabajo en el que el humano aporte valor".