El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

repercusión

"Ser superdotado no siempre va acompañado de éxito profesional"

Interés de TVG y televisiones nacionales por el reportaje de EL CORREO sobre los seis 'Einstein'

M.M.• SANTIAGO   | 08.12.2007 
A- A+

PABLO SILVA
Carmen Pomar, profesora de Psicología Evolutiva de la USC
FOTO: PABLO SILVA

El reportaje de EL CORREO sobre la familia de Bertamiráns con seis hijos superdotados, uno de ellos con un cociente intelectual similar al de Albert Einstien o Isaac Asimov, tuvo una amplia repercusión en los medios locales y nacionales, interesándose por el tema desde TVG hasta otras televisiones nacionales y también radios.

El hecho de que los 6 hermanos tengan una inteligencia muy superior a lo normal no es un caso aislado, ya que precisamente la presidenta de la Asociación de Altas Capacidades de Santiago (ASAC), María Xesús Lois, tiene tres hijos con un cociente intelectual superior a 130.

Sin embargo, Carmen Pomar, profesora de Piscología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Santiago y coordinadora del Programa de Enriquecimiento de la ASAC, señaló ayer a este diario que "la mayor problemática se presenta cuando se dan casos de hermanos que sí son superdotados y otros no. La diferencia es difícil de llevar no sólo para los niños, sino también para los padres".

Carmen Pomar, que lleva ya una década trabajando con niños superdotados, asegura que "son muchos los mitos y el desconocimiento que hay todavía sobre la superdotación. En contra de lo que muchos pueden creer, tener una inteligencia superior a la normal no es, ni mucho menos, sinónimo de éxito profesional en el futuro".

La profesora de la USC explica, en este sentido, que "no les gustan las tareas ejecutivas o tener jefes que les planteen algo para hacer, porque ellos son los que quieren precisamente plantearlo todo y hacerlo. En Psicología decimos que son legislativos, y hablando coloquialmente que ellos se lo guisan y se lo comen. Sí pueden destacar si no hay una jerarquía por encima o son publicistas o creativos, porque ahí pueden desarrollar por sí mismos todo su potencial".

Otro rasgo que destaca la experta es que, "como tónica general, son niños hipersensibles. Hay un desfase entre lo emocional y lo intelectual que no llevan nada bien. Si ven algo injusto, como puede ser una guerra o el hambre en el mundo no son capaces de evadirse, les cuesta asimilar la realidad".

Subraya que cuando "hablo de niños superdotados, es de aquellos que tienen una inteligencia superior a la normal. El cociente de más de 130 se mide en test y, tuve casos de niños de altas capacidades que no los superan porque se aburren y no contestan cuestiones porque para ellos son obvias".

CASOS CURIOSOS

Desde la próstata hasta el cine

La larga trayectoria de Carmen Pomar tratando a niños superdotados en la ASAC le lleva a tener cientos de anécdotas curiosas que destacan por el elevado nivel de inteligencia que presentan estos menores y por la obsesión que tienen por temas como astronomía, literatura o historia.

Así, destaca el caso de un niño de sólo 8 años "que bebía mucho y que cuando le preguntaron por qué lo hacía, dijo que era para evitar tener problemas de próstata. Y es que era un apasionado de la anatomía humana".

Otro ejemplo curioso es el de otro niño cuya obsesión es el cine. "Lo llamativo del caso no es que le gusten las películas sino que se interese por la historia de la cinematografía, el mundo de los actores, filmografías... ".

También recuerda el caso de una niña que con tres años "cuando paseaba con su madre y estaba delante de una panadería le decía pan y ella pensaba que era por verlo, aunque después se dio cuenta de que ya sabía leer, sin haberle enseñado".

Carmen Pomar asegura que "muchas veces son los padres los primeros sorprendidos con las cosas que saben sus hijos y les es hasta difícil asimilarlo" .