El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Una torre para un reloj, en lugar de un reloj para una torre

La Berenguela fue la primera en incorporar un espacio ex profeso para el mecanismo

Fue necesario un objetivo especial para captar toda la torre Berenguela.  - FOTO: José Guitián
Fue necesario un objetivo especial para captar toda la torre Berenguela. - FOTO: José Guitián

C. D. SANTIAGO  | 13.12.2012 
A- A+

A diferencia de otras catedrales, donde el reloj se colocó a posteriori, la torre de la Berenguela de Santiago tiene un espacio exclusivo diseñado a propósito para acoger la esfera de piedra que durante siglos ha marcado las horas y el ritmo de vida de los compostelanos.

La fotografía de José Guitián, en la que se ha conseguido encuadrar toda la altura de la emblemática torre utilizando un objetivo especial. refleja la esfera de piedra enmarcada en la propia balaustrada de la torre, a escasa distancia de la campana Berenguela con la que está conectada para que marque las horas.

La actual maquinaria que hace funcionar las agujas y la campana es más moderna, ya que data del siglo XIX, concretamente del año 1830, y fue confeccionada por el relojero ferrolano Andrés Antelo.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt