El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Trescientos coches se olvidaron del radar de O Restollal el fin de semana

Pese a los repetidos avisos de Raxoi y las señales, algunos conductores siguen despistados // Ayer se tramitaron las primeras multas // El dispositivo puede instalarse en Conxo en cualquier momento

Gran afluencia de tráfico ayer en O Restollal, en la primera mañana en la que el radar tramitó multas - FOTO: A. Hernández
Gran afluencia de tráfico ayer en O Restollal, en la primera mañana en la que el radar tramitó multas - FOTO: A. Hernández

ARTURO REBOYRAS   | 11.02.2020 
A- A+

Más de 300 vehículos fueron detectados el fin de semana por el nuevo radar de O Restollal mientras circulaban a una velocidad superior a la limitada, 50 kilómetros por hora. A pesar de los repetidos avisos que el Concello lanzó a través de los medios de comunicación sobre la entrada en funcionamiento de este dispositivo, parece que a los conductores les cuesta levantar el pie del acelerador. Son datos que confirmó ayer en conversaciones con este periódico el edil de Seguridade, Gonzalo Muíños, quien detalló que entre el viernes a la mañana y la última hora del domingo tres centenares de conductores se saltaron la velocidad máxima permitida en una vía de zona urbana. Al respecto, remarcó que en los dos extremos del vial, es decir, a la altura de las rotondas de O Castiñeiriño y Pontepedriña, se instalaron las respectivas señales verticales que advierten de la presencia del cinemómetro y que deberían servir para recordar a los usuarios del control de velocidad.

Tuvieron suerte quienes excedieron la marca durante el fin de semana, puesto que el aparato, dotado de alta tecnología que le permite vigilar los cuatro carriles en los dos sentidos, todavía se encontraba en el último periodo de pruebas. Quienes se excedieron ayer (esta semana se conocerán nuevos datos), recibirán una sanción en sus domicilios.

Sobre la ausencia de una señal vertical o en el pavimento que indique la limitación de velocidad a 50 km/h, el concejal de Raxoi aseguró que no es obligatoria su instalación; y señaló que toda persona en posesión del permiso de conducir "debe saber que la velocidad máxima en una carretera urbana es de 50".

Con esto, quiso incidir en que el objetivo del Concello no es aumentar la recaudación a través del capítulo de multas, sino mejorar la seguridad en un punto por el que circulan muchos vehículos y donde también se mueven peatones, ya que se trata de un entorno residencial, donde además hay una notable actividad comercial, sobre todo relacionada con El Corte Inglés.

Aunque ayer también entró en funcionamiento de manera oficial el radar del túnel de Conxo, lo cierto es que la caja en este punto todavía está vacía.

Al respecto, cabe recordar que el Concello solo adquirió un dispositivo que se rotará entre O Restollal y el paso subterráneo. Desde ayer, el cambio de localización se puede producir en cualquier momento, por lo que es importante que los conductores respeten también el límite de 50 km/h en Conxo. Generó cierta polémica en las redes sociales el punto donde está instalada la señal que indica la velocidad máxima permitida en Conxo, muy pocos metros antes del poste donde se encuentra el dispositivo, lo que criticaron algunos conductores que consideran que debería situarse a más distancia para poder frenar con suficiente margen. El edil Gonzalo Muíños señaló en este contexto que se tratará de mejorar la ubicación del indicador.

Por otro lado, recordar que los cinemómetros están programados con un margen de gracia. Los 300 que se excedieron de velocidad este fin de semana en la rúa do Restollal circulaban en realidad a una velocidad superior a los 58 km/h, un tope programado en base a la legislación vigente. Desde Raxoi insisten a la hora de hacer ver a los conductores la importancia de respetar los límites de velocidad en cualquier calzada. Es por su seguridad.

 

90 % AVENIDA DE CASTELAO. El 90 % de los vehículos que circulan por la avenida de Castelao lo hacen a una velocidad inferior a los 40 kilómetros por hora. Se trata de los primeros datos que ofreció el radar informativo que instaló el Concello de Santiago en este punto del barrio de Vite, donde los vecinos alertaron de numerosos atropellos. En este sentido, desde Raxoi apuntan que, teniendo en cuenta estas estadísticas, no parece que estos accidentes se produzcan por una cuestión relacionada con la velocidad. Es una vía por la que circulan unos 27.000 vehículos a la semana.