El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

miguel mas

Un alumno del Rosalía asombra con su estudio sobre las nueces detergente

Este joven de 18 años acaba de ganar el primer premio del área de Tecnología en el prestigioso Certamen Jóvenes Investigadores, celebrado en Málaga // Este fruto se cultiva en la India y Nepal y es tan eficaz para lavar ropa como barato y ecológico

E. C.• SANTIAGO  | 06.10.2009 
A- A+

Ramón Escuredo
Miguel Mas, izq.; Ubaldo Rueda, director del Rosalía, y Carmen Touza
FOTO: Ramón Escuredo

La cantera del Instituto Rosalía de Castro sigue dando su fruto. Esta vez es el alumno Miguel Mas Serrano, de 18 años, el que ha ganado el Primer Premio del Área de Tecnología en el prestigioso Certamen de Jóvenes Investigadores, que acaba de celebrarse en Málaga. Para que vean la importancia de este galardón, este joven estudiante, que ha terminado el Bachillerato Internacional con una media de nueve, tuvo que competir en una primera ronda con más de 200 trabajos de alumnos de toda España de 16 a 21 años, y con cuarenta finalistas.

El título de su presentación es Una alternativa a los detergentes tradicionales: la nuez de Sapindus mukorossi. ¿Y qué es esto? Carmen Touza, coordinadora de Química del Instituto Rosalía de Castro, y ganadora también de este primer premio como profesora, explica que el Bachillerato Internacional les obliga a los alumnos a hacer trabajos de investigación, "y Miguel me presentó éste".

Carmen no conocía de qué nueces hablaba su alumno, ni el redactor que hacía esta entrevista había oído hablar de ellas, pero Miguel lo explica: "Tengo una tía que vive en Italia, y fue ella la que me habló de estas nueces. Se les llama así a las cáscaras de un fruto que se cultiva en Nepal y en la India, y que se vende en las tiendas de Comercio Justo del país transalpino como detergente", dice Manuel.

"Mi tía me las regaló, busqué por Internet y vi que no había ningún estudio sobre ellas, así que decidí que podía ser una buena idea comprobar si lo que se decía sobre ellas era cierto".

Y aquí entró el papel de la coordinadora orientando a su alumno en el método de trabajo, por lo que el primer paso fue observar cómo actúan estas nueces y comparar su eficacia en el lavado con otros detergentes.

"En primer lugar dediqué parte del tiempo a elaborar un estudio teórico de jabones y detergentes". Posteriormente, "la profesora que me coordina el trabajo y yo nos sentamos a discutir de qué manera, con los medios disponibles en un laboratorio de instituto, podíamos realizar diferentes pruebas".

Y, pese a sus pocos recursos, lograron hacer cosas como medir la tensión superficial, realizar pruebas de hemólisis en placas de agar-sangre para la detección de saponinas, pruebas de fosfatos o, hablando ya en un lenguaje más llano, contrastar el funcionamiento de estas nueces en aguas ácidas, duras o más blandas...

Al final, los resultados fueron satisfactorios. Basta con coger cuatro o cinco cáscaras de estas nueces y ponerlas con la ropa sucia en el tambor de la lavadora para que su colada quede perfecta. Además, también tiene ventajas ecológicas en comparación con los detergentes tradicionales. "El agua que sale de esa lavadora es mucho menos contaminante", asegura Miguel Mas... Y, aunque no lo crean, este chico, que acaba de empezar Medicina en Santiago, es un tío normal: "Para mí lo importante es organizarse. Estudio, pero también me divierto por las noches", asegura.

local@elcorreogallego.es

Bastan 13 céntimos para la colada

·· En Italia, estas cáscaras de nueces se venden en las tiendas de Comercio Justo. Se ofrecen en bolsas de un kilo y, en el propio texto impreso, en el envoltorio, se informa que ésta es una cantidad suficiente para realizar cien lavados. Cuesta 13 euros, con lo que cada colada de la lavadora supone invertir 13 céntimos.

Tienen menos contaminantes

·· Según la investigación de Miguel, éste "es un producto menos contaminante que los detergentes". Y a Miguel le gustaría que este dato sirviese para que regiones tan deprimidas como de las que es originario el árbol, tuviesen en estas nueces una oportunidad de desarrollo comercial.

En España se consiguen en la red

·· En nuestro país todavía no se vende este producto, afirma Miguel Mas. Según lo que él ha podido comprobar, sí se pueden conseguir, sin embargo, a través de Internet. Pero si se venden en las tiendas de Italia es fácil imaginar que pronto llegarán a España.

Se utiliza desde tiempos remotos

·· Miguel Mas comenta que estas nueces proceden de un árbol que crece en Nepal e India, y los habitantes de estos países "las utilizan para el lavado desde tiempos remotos". Y "es ahora cuando se empieza a expandir en el resto del mundo como una alternativa ecológica" .