El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Un estudio muestra que dos fármacos ayudan a disminuir el peso corporal

Se trata de un medicamento para tratar el prolacticomas y otro que se usa en EE. UU. para la diabetes tipo 2 // Investigadores de la USC y del IDIS han testado sus efectos sobre ratones

El grupo de investigadores del Ciber de Obesidad y Nutrición (Ciberobn) que participaron en el estudio - FOTO: USC
El grupo de investigadores del Ciber de Obesidad y Nutrición (Ciberobn) que participaron en el estudio - FOTO: USC

MARINA MAYO SANTIAGO   | 20.08.2019 
A- A+

El consumo de determinados fármacos podría disminuir el peso corporal. Así lo confirma un estudio en la que han participado investigadores de la USC y del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS) adscritos al Centro de Investigación Biomédica en Rede-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (Ciberobn), que verifica que la cabergolina, usada para el tratamiento de prolacticomas, activa un mecanismo en unas neuronas muy específicas del cerebro que provoca la pérdida de peso.

La cabergolina lleva décadas utilizándose para tratar el prolacticoma, un tumor benigno que afecta a la glándula hipófisis del cerebro, pero nunca se había relacionado su consumo con la pérdida de peso.

Según la reciente investigación, que se ha llevado a cabo con ratones y confirmado posteriormente en pacientes, este fármaco activa la vía de señalización de un neurotransmisor muy conocido, la dopamina, que, al activarse en una neuronas muy concretas, activa la grasa parda (la conocida comúnmente como grasa buena), que, a diferencia de la grasa blanca, aumenta el gasto energético y, en consecuencia, la pérdida de grasa.

"El estudio se ha hecho durante tres años con manipulaciones genéticas a ratones obesos, que han bajado considerablemente de peso. En pacientes reales hemos confirmado en un año estos efectos, pero aún estamos lejos de tener resultados exactos. La pérdida de grasa en seres humanos que se tratan con este fármaco es muy variable", explica el doctor Rubén Nogueiras, profesor de la USC y coordinador del proyecto junto a Luisa Seoane, del IDIS. La investigación, que se ha publicado en la revista Nature Metabolism, también ha probado que otro fármaco, la bromocriptina, que en Estados Unidos se utiliza para tratar la diabetes tipo 2, tiene el mismo efecto de pérdida de peso. Este medicamento, eso sí, solo ha sido probado con ratones y sus efectos no han sido corroborados en pacientes.

El estudio aún está en una fase inicial y falta mucha información para confirmar que dichos fármacos puedan usarse para tratar enfermedades como la obesidad. "Por el momento solo sabemos con exactitud cómo afecta a los ratones. El cerebro humano es muy complejo: cada neurona tiene miles de millones de neurotransmisores y, cada uno de estos, cinco receptores que, en función de donde estén, actúan de una manera u otra. Es muy difícil predecir con exactitud su funcionamiento y se necesita mucho tiempo para ello", afirma Nogueiras.

De confirmarse que la cabergolina y la bromocriptina favorecen la pérdida de peso, dichos fármacos pasarían a tener un segundo uso diferente al original, algo que en medicina se llama "reposicionamiento", y que ya ha pasado con otros fármacos. El caso más conocido es el de la viagra, que se generó para la fibrosis pulmonar y que ahora se utiliza para tratar la disfunción erectil.

EL PROTAGONISTA

Rubén Nogueiras

Profesor de la USC "ha sido fruto de un trabajo en equipo"

El profesor de Fisiología y Farmacología de la USC, Rubén Nogueiras, ensalza "el gran trabajo en equipo que ha habido detrás de la investigación", en la que han colaborado más de treinta autores, entre los que destacan los doctores Gema Frühbeck y Javier Salvador, de la Clínica Universitaria de Navarra. En este sentido, Nogueiras afirma que el futuro de la medicina es "la colaboración entre distintos países" y "el intercambio de técnicas y tecnologías" que conllevan proyectos de gran envergadura como este.