El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

"Un japonés nunca coge el teléfono en público"

Berta F. Carnero, experta en protocolo, asesora a empresas con negocios en el mercado nipón

FOTO: ECG
FOTO: ECG

JACOBO TÁBOAS  | 20.02.2020 
A- A+

Berta F. Carnero es docente de la Escuela Internacional de Mayordomía (International Butler School), donde se forman los mayordomos del siglo XXI, "profesionales que dirigen y coordinan equipos de personas en grandes propiedades, hoteles de lujo, yates y aviones privados y de las principales aerolíneas del mundo", tal y como destaca Carnero, quien esta tarde, a las 18.30 horas, en el Salón de Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Santiago, junto a Juan de Dios Orozco López, director de la IBS, ofrecerá una charla bajo el título Protocolo y usos sociales para el siglo XXI. Hablarán, entre otros muchos temas, de "la necesidad de mantener la Cultura del Agrado en un mundo cada vez más globalizado, en el que el conocimiento de la interculturalidad se convierte en extrema necesidad".

"La mayoría de las culturas tienen la necesidad de agasajar a los huéspedes alrededor de la mesa, un lugar donde no solo se degustan comidas y bebidas sino donde los modales, el buen gusto y las formas cuidadas crean un ambiente que aglutina a la familia, facilita la socialización y propicia el cierre de importantes negocios. Nada debe quedar a la improvisación entorno a una mesa donde se desea complacer a quienes se sientan en ella", subraya Berta F. Carnero, especialista en normas de protocolo para establecer negocios en el mercado japonés. "Es una cultura muy hermética. Para ellos el contacto físico es insufrible, con lo cual para nada es adecuado dar un beso durante una presentación. Lo ideal es estrechar la mano durante poco tiempo, una pequeña reverencia con la cabeza y no verles nunca a los ojos", destaca la profesora de la Escuela Internacional de Mayordomía.

Asimismo, incide en otros aspectos a tener en cuenta cuando una empresa de aquí pretende hacer negocios con una compañía nipona: "Para ellos la puntualidad es muy importante; si llegas tarde a una reunión se van. Hace poco una empresa española tenía fijado un encuentro con representantes de una marca automovilística muy importante en Japón, y ésta no se celebró porque llegaron cinco minutos tarde", destaca Carnero, quien señala, además, que "un japonés nunca coge el teléfono en público", y que "sonríe constantemente durante una conversación aunque no esté de acuerdo con lo que se está hablando".

Por otro lado, comenta otra circunstancia que valoran cuando te entregan su tarjeta profesional. "No vale que la cojas y la guardes sin más. Lo primero es leerla, aunque no entiendas nada porque seguramente esté en japonés, y después les gusta que la guardes en un bolsillo cerca del corazón, ya sea en una camisa o en una chaqueta. Para ellos es muy importante", señala esta experta en protocolo, quien añade que "el secreto del éxito de las relaciones sociales está en adoptar una actitud personal comprensiva, activa, abierta y equilibrada, que haga sentir bien a los demás".

Es ahí cuando se refiere a la Cultura del Agrado, "una manera actualizada y universal de ampliar, fortalecer y afianzar los lazos entre personas, sean de la cultura que fueren", apunta. En este sentido, sostiene que es igualmente útil para un vendedor, un dirigente empresarial, un anfitrión en su casa, un comercial o un dirigente político. "Una empresa importante del sector lácteo tenía que hablar con una delegación de una firma japonesa y no sabía ni como recibirla", comenta.

Destaca, además, que en España, durante las últimas décadas, "el protocolo se ha venido identificando como algo aracaico, con gastos superfluos de dirigentes políticos y empresariales o, en el mejor de los casos, como una práctica de modales y cortesía propios de épocas pasadas". Sin embargo, añade, "lo cierto es que el protocolo es una disciplina académica muy transversal que se nutre de áreas como la comunicación, las relaciones públicas y el marketing, cuyos profesionales siempre están presentes en las más altas instituciones de las administraciones públicas, las organizaciones internacionales y el mundo empresarial". Es por ello que Berta f. Carnero subraya que "la representación política o empresarial siempre está dirigida por un profesional del protocolo".

Asimismo, sostiene que "el protocolo actúa como elemento de cohesión social y se hace necesario como regulador de las conductas personales que permiten la aceptación en los diferentes grupos sociales o empresariales y en las diferentes culturas y países".

"En un mundo cada vez más globalizado, el conocimiento de la interculturalidad se convierte en extrema necesidad"

 

"En Japón la puntualidad es muy importante; si llegas tarde se van"