El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Zeca Afonso, vecino ilustre de Santiago

Compostela aprovecha la celebración de la Revolución de los Claveles para recordar a uno de sus mayores protagonistas y su relación con la ciudad

José Afonso, en una actuación en el Círculo Mercantil de Santiago en 1973 - FOTO: ECG
José Afonso, en una actuación en el Círculo Mercantil de Santiago en 1973 - FOTO: ECG

ANDRÉS BERNÁRDEZ   | 25.04.2019 
A- A+

Hace 45 años Portugal vivía uno de los días más importantes de su historia. El 25 de abril de 1974 es recordado por todos los portugueses, y por muchos extranjeros, como el día de la Revolución de los Claveles, la única revolución de la historia en la que las balas se cambiaron por flores. Una de las figuras más emblemáticas de este día es José Zeca Afonso. El cantautor luso acabó siendo el protagonista del día que marcó el fin de la dictadura. En la madrugada de aquel 25 de abril, el músico, que había sido censurado por la implacable policía política portuguesa, sonaba en la radio nacional. El tema elegido, Grándola, Vila morena, sirvió de contraseña para que el pueblo portugués saliese a la calle. "O povo é quem mais ordena", versaba la canción.

Dos años antes, el 10 de mayo de 1972, cerca de la avenida Burgo das Nacións, en el parque que ahora lleva su nombre, Zeca decía por primera vez aquello de "Em cada esquina um amigo, em cada rosto igualdade". En un momento en el que la dictadura en España seguía aún en su máximo espledor, el músico acabó resguardándose en Compostela ante la imposibilidad de volver a su Setúbal natal. Iria Méndez, responsable de la Asociación José Afonso-Galiza (AJA), explica la relación que guardaba el luso con la ciudad del Apóstol. "Zeca estivo acollido en Santiago, logo de volver de París, onde tamén estivo exiliado. Sempre tivo unha moi boa relación con esta cidade, de feito, incluso logo da dictadura, volveu en varias ocasións", cuenta.

En su momento, el propio cantante dijo públicamente: "A Galiza é para mim uma espécie de pátria espiritual. Tal vez ninguém me entendese como na Galiza". Ahora, esta asociación intenta preservar el recuerdo del cantautor: "O obxectivo é que a súa memoria pase de xeración en xeración, que non quede no esquecemento", explican. Para ello, este año, la AJA prepara una serie de actividades que pretenden recordar la figura del portugués, que hace diez años fue reconocido como vecino ilustre de Santiago. Así lo expone la placa conmemorativa que cierra el parque del Burgo.

 

PROGRAMACIÓN Los actos empezarán el propio día 25 con una exposición en la Fundación Granell, situada en el Pazo de Bendaña. Allí la Asociación José Afonso-Galiza reunirá los carteles que cada año se editan en Portugal como conmemoración de la Revolución de los Claveles. Al acabar, se interpretará la Grandola, Vila morena en la praza do Toural. El día 26, la AJA contará con la colaboración de la Asociación A Gentalha do Pichel para traer, a las 17.00 horas, el espectáculo infantil A formiga no carreiro de Vero Rilo y Sonsoles Penadique, una obra en la que invita al público a hacer un viaje por las tierras lusófonas a través del libro Zeca para crianças, editado por la Escola de Ensino Galego Semente. La jornada acabará con la proyección del documental Foi na cidade do Sado y con una cena a la que es necesario anotarse previamente en la Asociación A Gentalha do Pichel.

Por último, las jornadas de celebración del día de la revolución portuguesa se cerrarán el lunes 29 de abril, a las 19.30 horas, con la presentación del libro-disco José Afonso ao Vivo, editado por José Moças, en la librería Couceiro.

santiago@elcorreogallego.es