Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 30 noviembre 2021
09:56
h

El fotógrafo compostelano Fuco Reyes conquista su 15.º Premio Lux

El trabajo galardonado lo realizó con alumnos de Bachillerato del IES de Sar para denunciar el desvalor que se ejerce sobre las profesiones artísticas

“Sienta bien que te reconozcan el trabajo, pero es necesario mantener los pies en la tierra porque un premio no es más que eso”, sostiene Fuco Reyes, al otro lado del teléfono, tras conocer que la Asociación de Fotógrafos Profesionales de España le otorga el decimoquinto premio Lux de su carrera. El galardón que recibe esta vez, el quinto Oro que acumula en su palmarés, se le concede por el trabajo Nosotras, que somos de artes, en la categoría de Proyecto Personal. Desde 2009 hasta hoy, Fuco Reyes ha recibido un premio Lux por año, también por explorar la fotografía industrial, la arquitectura y el paisaje.

La génesis de Nosotras, que somos de artes fue espontánea y comenzó a materializarse a finales de abril. Fuco Reyes recibió una invitación del IES de Sar para impartir una charla a los alumnos de segundo de Bachillerato de Artes: “Acepté encantado y, una vez allí, se me ocurrió preguntarles cómo se sentían”, dice el fotógrafo. Las respuestas más comunes registraban emociones de apatía, frustración y desmotivación ante un futuro incierto. Parte del alumnado había perdido de vista el propósito por el que estudiaba el bachillerato artístico. Dudaba de haber tomado la decisión correcta. Ya nadie sabía si ese era el motivo por el que ponían un pie en el suelo cada mañana.

En esencia, la obra de Fuco Reyes visibiliza los prejuicios que se cargan socialmente sobre las profesiones vinculadas a la cultura. Habla de una doble vertiente que, por una parte, refleja la incertidumbre de los jóvenes hacia un futuro precario; y que, por otra, transmite la incomprensión y los estereotipos que lanzan la sociedad, el profesorado y los compañeros de otras especialidades. A partir de una lluvia de ideas y de sentimientos, el fotógrafo diseñó los espacios en los que hacer “un proceso de catarsis” e involucró a los alumnos en la producción de las imágenes. Tanto es así que, entre los roles, participaron dirigiendo la escena o posando como modelos. Fuco Reyes admite que se creó una sinergia muy bonita entre él y los adolescentes. “Se generó algo especial en el instituto porque, de repente, algunos empezaron a llevar sus cámaras de fotos y a estar más seguros y motivados, a recolocar sus cabezas”, confiesa.

Actualmente, el fotógrafo está buscando un lugar donde exponer Nosotras, que somos de artes. No forma parte de un ejercicio de ego sino que valora como importante que la gente de Santiago conozca la expresión y las reivindicaciones de los adolescentes a los que retrata. El alumnado de IES de Sar aportaría sus propias creaciones, tales como dibujos y poemas, para acompañar las fotografías.

En paralelo, Reyes también experimentó un giro de timón profesional, una etapa de planteamiento existencial. Se dedicó a la Psicología Clínica y más tarde se licenció en Ciencias de la Comunicación y se diplomó en Fotografía Artística Contemporánea. No fue hasta el año 2006 que comenzó en serio con su vocación. Desde entonces, realiza trabajos para empresas y para la Administración, así como también catálogos de obras de arte. Además, imparte cursos de fotografía en la Universidad de Santiago de Compostela y en Escuelas como Node Estudios y Eco. Además, es presidente de la Asociación Cultural Fotoforum Compostela, con más de cien socios, cuyo objetivo es promover la pasión por la cultura visual en la ciudad.

Cuando le preguntamos qué consejo les daría a todos aquellos que quieran dedicarse, en específico, a la fotografía, y en general, a su vocación, Fuco Reyes asevera: “Hay que dirigir los esfuerzos en una dirección e incidir, perseverar y estar al día”. Para los momentos en los que todo ese esfuerzo no da sus frutos, no desanimarse nunca: “Hay que tener presente que el camino es largo y complejo, que los resultados tardan en llegar y que no hay que frustrarse”.

En esta línea, asegura que hacer una foto es algo más que aprender a hacer una foto. Fuco Reyes habla de conectar con la sensibilidad de cada uno, puesto que la fotografía “disuelve las fronteras entre lo imaginario y lo real”. Lo plantea con una mirada referencial y con otra poética. La primera, hace referencia a la capacidad descriptiva de las imágenes, que capturan lo que todos vemos. No obstante, la segunda es una mirada interior, de autor, la que percibe la belleza en cosas insospechadas, la que permite entrar en territorios imaginarios.

Por lo tanto, Reyes concluye que “cualquiera puede hacer una foto que le importa”. La fotografía es lenguaje que ayuda “a reflexionar y a hablar de asuntos que las palabras no alcanzan”.

26 nov 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito