Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 30 noviembre 2021
02:47
h

El parque móvil se disparó en casi 15.000 vehículos en veinte años

En este siglo, la cifra total de turismos se ha incrementado en 11.000 unidades // Hay más de 8.000 camiones y furgonetas en las calles de la ciudad // También ha ‘engordado’ el censo de conductores

Turismos, camiones y furgonetas, autobuses, motos... Santiago cuenta con un parque móvil de más de 66.000 vehículos, un dato que supone un incremento de casi 15.000 unidades en veinte años. Concretamente, 14.722 unidades más, ya que en las últimas dos décadas se ha pasado de los 51.343 vehículos que había en el año 2000 a 66.065, tal y como consta en el último informe elaborado por el Instituto Galego de Estadística (IGE), a partir de los datos proporcionados por la Dirección General de Tráfico, con fecha a 31 de diciembre de 2019.

El informe recoge, además, que la ciudad ganó en lo que va de siglo un total de 11.283 turismos, pasando de 40.662 a 51.945. Un incremento que provoca que los problemas de movilidad en la capital gallega se hayan intensificado en los últimos años. Además, hay que tener en cuenta que, cada día, circulan por la ciudad un número elevado de coches que no están registrados en Santiago.

Así pues, según los datos que maneja el IGE, el informe sobre el parque móvil de Compostela refleja que en la ciudad hay un total de 66.065 vehículos, con el siguiente desglose: 51.945 turismos, 8.102 camiones y furgonetas, 202 autobuses, 3.944 motocicletas, 355 tractores industriales y 1.517 remolques y semirremolques. En el balance por tipo de vehículo también llama la atención el incremento en el número de motocicletas, al pasar en dos décadas de las 1.442 unidades que se contabilizaban en el año 2000 a 3.944, a 31 de diciembre de 2019, lo que significa un crecimiento de 2.502 motos.

Asimismo, en la comparativa, por ejemplo, con Pontevedra, una de las urbes de Galicia que más ha apostado en los últimos años por un plan de movilidad sostenible, destaca que el parque móvil de la ciudad del Lérez es de 56.460 vehículos, cuando en el año 2000 era de 45.047 unidades.

En este sentido, desde Raxoi se han marcado como prioridad para esta legislatura la redacción de un nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) y la puesta en marcha de un contrato para el transporte urbano.

Por otra parte, el censo de conductores con residencia en Santiago se sitúa en 60.176, de los cuales 30.486 son hombres y 29.690, mujeres. El registro es del año 2017, el último que figura en el Instituto Galego de Estatística, y la secuencia de datos en este apartado en la última década refleja cómo se han ido igualando las cifras, puesto que en 2008 la diferencia era de casi 4.000 conductores: 30.692 hombres y 26.759 mujeres, para un total de 57.451. En este sentido, esta comparativa también muestra que el censo de conductores en Santiago ha engordado en diez años en más de 2.700 personas.

Teniendo en cuenta que el dato de población de la capital gallega, a 1 de enero de 2020, es de 97.848 habitantes, seis de cada diez personas residentes en Santiago tienen carné de conducir. Además, en la comparativa entre las siete grandes ciudades gallegas, Compostela registra el porcentaje más alto de mujeres al volante.

Nuevo plan para favorecer la circulación peatonal y ciclista: límite de 30 km/h en la zona del Ensanche
Se llevará a cabo una reordenación de las líneas del bus urbano y se renovará la flota

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) del Concello de Santiago propone desarrollar actuaciones sobre determinadas vías públicas “con el propósito de favorecer la circulación peatonal y ciclista frente al automóvil, generando espacios de convivencia que garanticen esta función en condiciones de seguridad y, como no puede ser de otra manera, propiciando una reducción de tráfico motorizado”. Y una de las medidas que incluye es “la restricción total de tráfico en el casco histórico”. Santiago, que registra un uso del vehículo privado superior al 40 %, suspendió en el ranquin de movilidad sostenible realizado en 2019 por Greenpeace, que recomienda “medidas para luchar contra la contaminación, potenciar el uso del autobús y reducir el espacio dedicado al coche”.

En este sentido, Santiago ya asumió varias de las medidas en movilidad demandadas por Greenpeace, como la Zona 30 del Ensanche o la instalación de avanzabicis en los semáforos. Sin embargo, desde la organización ecologista recomiendan promover distintas fórmulas para liberar de tráfico el casco histórico y el Ensanche.

La redacción de un nuevo contrato para el transporte urbano, a través del cual se procederá a renovar toda la flota de autobuses, servirá para llevar a cabo una reordenación de líneas que corrija las carencias del servicio actual. En Santiago, la elevada presencia del vehículo privado contrasta con el bajo uso del transporte público (12 %).

En este contexto, Santiago se enfrenta al reto de priorizar el transporte público para mejorar la conexión entre barrios y con los concellos de su entorno.

04 abr 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.