Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 09 diciembre 2021
09:16
h
Descontento general entre los vecinos por el resultado de las obras de humanización del entorno // Advierten de graves problemas estructurales que podrían derivar en inundaciones futuras y lamentan que no hayan contado con ellos TEXTO Paloma Campos

En Conxo lo tienen claro: preferían la vieja plaza al nuevo ‘Obradoiriño’

Las obras en el Campo de Conxo que pretenden crear un pequeño Obradoiro en la plaza de Santa María están a punto de finalizar. Estas remodelaciones forman parte del plan de mejora e integración paisajística de la entrada del Camino Portugués que se inició hace más de dos años, en marzo de 2019, con motivo del Año Santo compostelano 2021.

La comunidad de vecinos del barrio ha transmitido su profundo descontento con el resultado de las reformas, como traslada a EL CORREO Xavier Sánchez Santos, presidente de la asociación vecinal.“Es una pena que con el dinero que se ha invertido en la obra no se le haya sacado más provecho. Hay muchos problemas que habrá que solventar con futuros arreglos”. Con una inversión de 2,2 millones de euros, esto ha decepcionado a muchos otros residentes de la zona, ya que tenían grandes esperanzas puestas en su Obradoiriño, y sienten que podrían haberse hecho las cosas de otra manera.

A pesar de que uno de los propósitos iniciales del plan era crear un pavimento homogéneo, el representante vecinal señala que las obras han generado mayor desnivel ahora que antes. “Hay muchos cambios de rasante, numerosas barandillas y múltiples rampas que antes no eran necesarias. Los vecinos no entienden muchos detalles de la construcción, como que se haya añadido un escalón a la entrada del centro sociocultural o hacia la plaza”.

Por otra parte, los residentes están desconcertados ante la falta de iluminación en los laterales de la plaza. Si la razón de esto, según sugiere Sánchez Santos, fuera dejar que esta se ilumine por los puntos de luz de la fachada del centro sociocultural sería un “verdadero error”, ya que estima que la explanada “será sombría e incapaz de resolver la cuestión de una calle muy transitada que permanece a oscuras”. También hay vecinos que se quejan por los embalsamientos que se forman en los portales de las casas frente al psiquiátrico debido a fallos en las obras de drenaje. Xavier afirma que hay una gran preocupación por futuras inundaciones, ya que “hasta ahora no ha llovido mucho y solo se han formado embalsamientos pero ¿qué pasará cuando llueva más intensamente?”.

Frente a esta oleada de descontento vecinal, el presidente de la asociación asegura que nadie está tomando medidas para resolverlo porque están en un “momento de paso de pelota”. “Cuando advertimos a la Xunta nos comunicaron que dado el avanzado estado de las obras no pueden hacer cambios y que tienen que seguir. Por otro lado, el Ayuntamiento establece que es competencia de la Consellería y por lo tanto no tienen posibilidad de reacción”.

En cuanto al papel que han jugado los vecinos en la remodelación del Campo de Conxo, Xavier afirma que la única vez que se les consultó fue hace ya dos años, antes del inicio de las obras, cuando les presentaron un escueto plan inicial en el que se establecía que la plaza quedaría “ampliamente diáfana y nivelada”. Sin embargo, dado que el resultado “ha sido el contrario”, los residentes tienen una “sensación de improvisación”. “Parece que van añadiendo y quitando cosas a raíz que van apareciendo problemas. No parece que sigan un plan establecido”.

El vecindario de Conxo ha tenido que adaptarse a múltiples cortes de tráfico en los últimos años con motivo de la obra de la plaza, como la construcción de dos rotondas hace unos años. Recientemente se volvió a dar paso a los vehículos al abrir el acceso entre la rotonda de Antón Fraguas y la nueva glorieta habilitada delante de la empresa Televés, que estuvo cerrada por un periodo de treinta días. “No nos ha afectado tanto porque ya estamos muy acostumbrados a estas situaciones. Son ya muchos años de reformas y remodelaciones. Todos hemos sabido adaptarnos, principalmente utilizando las carreteras contiguas que no estaban cortadas, aunque hay muchas cosas que no se entienden, como los nuevos sentidos de circulación de la zona que estuvo cortada”, describe Sánchez Santos.

Como parte del plan de mejora e integración paisajística del Camino Portugués, las obras que se están realizando tienen como fin crear un sitio que acoja, tanto a peregrinos como a vecinos, en la plaza situada frente al emblemático monasterio de Santa María de Conxo. Los residentes de la zona recibieron esta noticia con mucha ilusión puesto que con el aumento de peregrinos en la zona, el barrio de Conxo podría ser revitalizado y puesto en el mapa, tanto como para extranjeros como para los propios compostelanos. De hecho, son muchos los que afirman que es un área muy desconocida para el potencial que tiene. El presidente de la asociación confía, al igual que muchos de sus vecinos, en que pese a los imprevistos las remodelaciones logren darle más valor al patrimonio histórico que esconden sus calles. Aunque subraya que esto no tendrá ningún valor si no se solucionan todos los problemas que han generado unas obras de este calibre.

04 jul 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito