Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 25 mayo 2022
13:35
h

En vías de desaparición la histórica estación de San Caetano tras medio siglo

La estación de autobuses de Santiago en San Caetano, que durante medio siglo prestó tan buenos servicios a los ciudadanos, y que vio pasar a innumerables promociones de estudiantes, afronta su desaparición a pasos agigantados.

Después del vacío que quedó tras el traslado de los servicios a Clara Campoamor la pasada primavera, ahora la piqueta avanza cada vez más rápido, y el edificio comienza a transformarse en una ruina programada para dar paso a su nuevo uso.

Ya mientras se construía la nueva terminal de autobuses en el complejo de la Intermodal se comenzó a diseñar el nuevo destino del solar, que una vez libre del actual edificio se convertirá en un complejo administrativo.

La antigua estación se construyó aprovechando el desnivel existente entre la zona de San Caetano, donde se encuentra la plaza de Camilo Díaz Baliño, donde estaba la entrada, y la avenida de Lugo, donde se situaban las dársenas y la salida y entrada de los autobuses.

También se aprobó el proyecto de demolición, ahora en marcha, y que comenzó por el desmontaje de la plataforma intermedia que en tiempos sirvió para cargar los bultos en la parte alta de los vehículos, cuando hasta llevaban asientos en la cubierta.

Una vez retirado todo el material de las instalaciones, arrancaron las labores de demolición propiamente dichas. Unas labores que se llevan a cabo en sentido inverso, es decir, la retirada se inició de abajo arriba, y ahora la demolición comienza por la planta superior, para ir descendiendo hacia Rodríguez de Viguri.

Se comenzó por desmontar los hierros y los elementos de la cubierta, las envolventes metálicas y las carpinterías, así como las estructuras y las pasarelas metálicas. La demolición implicará también la retirada del amianto existente en las antiguas instalaciones del inmueble.

Demolición de las antiguas dársenas
Image

Naves. Aspecto que ofrecían ayer las que hasta este año eran las dependencias de la antigua estación de autobuses, en las que se ha procedido a retirar todos los elementos de hierro y hormigón para dejar libre el espacio que en el futuro ocuparán los nuevos edificios administrativos que servirán para ampliar la sede central de la Xunta.

Espacios abiertos en la zona baja
Image

Desmontaje. Lo que en tiempos fue un espacio cubierto que utilizaron los viajeros durante medio siglo, ahora queda un espacio abierto que permite apreciar las enormes dimensiones del complejo, en el que además de los servicios relacionados con los autobuses también tuvieron su sede dependencias administrativas de Raxoi, como la empresa de transportes.

Retirada de todos los materiales
Image

Estructuras. Previamente a las labores de demolición se ha procedido a la retirada de todos los materiales metálicos, y también del amianto existente en algunos puntos. Tanto la cubierta como la plataforma intermedia que hace décadas dejó de prestar servicio fueron convenientemente desmotados y retirados.

Nueva ciudad administrativa con elementos vegetales y minerales
Ya hay proyecto para la construcción del primero de los cinco edificios previstos

Santiago. Una vez que concluyan los trabajos, ya está previsto iniciar la construcción del nuevo complejo administrativo que vendrá a sustituir a las antiguas instalaciones, para las que ya hay un proyecto aprobado después del concurso convocado por la Xunta, y en el que resultó ganadora la propuesta denominada Vexetal-Mineral, presentada por los arquitectos Celso López Martín y Jorge Salgado Cortizas, e incluye también la construcción de una pasarela elevada sobre la plaza de Camilo Díaz Baliño que conectará los nuevos edificios administrativos con los centrales de la Xunta.

Los nuevos edificios, que estarán construidos en piedra con una cubierta vegetal, de ahí el nombre del proyecto, se edificarán por fases, y ya se está redactando el proyecto para la construcción del primero de ellos. Las nuevas edificaciones supondrán además un importante ahorro económico para la Xunta, ya que reubicarán aquí muchas dependencias que ahora tienen su sede en inmuebles en régimen de alquiler.

Tres meses. Las obras de demolición iniciadas en septiembre está previsto que se prolonguen hasta finales de este año o comienzos de 2022, y salieron a licitación con un presupuesto de casi un millón y medio de euros. El proyecto fue redactado por IDOM y ejecutadas por la UTE Gestión Ambiental de Contratas S.L. Construcciones y Servicios OREGA S. L., la misma que se está encargando de las reurbanizaciones del nudo y la rúa de Os Concheiros.

23 nov 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito