Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 26 octubre 2021
22:27
h
ENTREVISTA
Valdivia, cantante

Valdivia: “Estoy descansando de mi profesión como enfermera para dedicarme a la música”

“Si escuchas ‘Cero’ de principio a fin no te deja un mal sabor de boca, y yo pienso que eso es lo que me pasó a mí, que salí del pozo en el que estaba mientras componía el disco”

Su voz y su guitarra son fácilmente reconocibles, al igual que su música suave, ingrávida, con un aura envolvente que te hace sentarte a escuchar. Irene López Valdivia es madrileña, enfermera y artista. Toca en el grupo La Claridad y, desde hace un tiempo, triunfa también en su proyecto en solitario: Valdivia. Ella dice que la música es una pasión suya desde siempre, y que todo artista querría ir “un poco más allá” en este mundillo: sacar discos, dar conciertos, colaborar en proyectos... Y eso es precisamente lo que Valdivia está haciendo ahora mismo. Su primer disco, Cero, vio la luz en 2020, y es un reflejo de su propio camino vital, con piedras y obstáculos incluidos. Para ella, que también es enfermera, no ha sido un año fácil. En este momento dice estar centrada en su música, y es sobre el escenario donde podremos verla esta noche, en la Praza Central de la Cidade da Cultura. O Gaiás, en particular, y Galicia en general, acogen por vez primera a esta artista madrileña emergente y a sus canciones, que ella no define como pop, pero sí como intimistas. El concierto tendrá lugar a las 21.00 horas.

Aparece en la escena musical hace un par de años, pero ¿cuándo aparece la música en su vida?

Mi historia con la música surge desde pequeñita. A mí siempre me ha gustado cantar, siempre he sentido curiosidad. Con el paso del tiempo ya empecé a darme cuenta de que no se me daba mal, me compré una guitarra y empecé con ella a escribir mis propias canciones.

Los primeros temas que subió a Spotify fueron covers, TKM de Sticky M.A. y Bolsas de C. Tangana.

Así es. Realmente yo ya había compuesto canciones antes de subir los covers, pero fue lo primero que produje con el ordenador. Las canciones no las tenía grabadas, y me salió antes grabar los covers, me apetecía más, asi que empecé por ahí.

De profesión es enfermera. ¿Cómo ha sido combinar ambas cosas en un año como este?

Ha sido realmente complicado. Ha habido muchos meses en los que trabajando a tiempo completo como enfermera —y además trabajando de más, por la carga asistencial que había en el hospital— he tenido que hacer malabares con los horarios, las planillas y mi vida en general. Ahora mismo estoy tomándome un descanso de mi profesión como enfermera para dedicarme a la música al cien por cien, porque estaba un pouco saturada.

Entonces, ¿cúal es su relación con la música? ¿Es una afición o una carrera paralela?

Es algo más que un hobbie, porque le dedico mucho tiempo en mi día a día. Pero la verdad es que tampoco me da para vivir, así que tiene que ser una carrera paralela a mi trabajo como enfermera.

No todos los artistas quieren profesionalizarse.

Yo creo que al principio siempre lo empiezas haciendo por gusto, pero que, si las cosas te van medianamente bien, todo el mundo quiere ir un poco más allá. Que es lo que me ha pasado a mí. Aunque no lo quieras, si de verdad te mola la música, eso te viene solo después.

Sea como sea, con las plataformas digitales de contenido hacerse ver es más fácil que nunca.

Es un arma de doble filo: por un lado te encuentras la facilidad que hay hoy en día para hacer nuestros propios temas y nuestras propias canciones; y a la vez esa facilidad propicia que haya mucha música. Al final, eso conlleva a que lo haces tenga muchísimo menos valor si no tiene la visibilidad que crees que se merece. Entonces por una parte es guay tener tantas herramientas en la palma de nuestra mano, pero por otra es más complicado que algo destaque, al haber más música.

De momento tiene un álbum publicado, Cero.

Cero lo compuse hace ya tres añitos, pero tardé bastante en sacarlo. Lo grabé primero en un estudio, no me convenció, lo tuve que volver a grabar... Además lo compuse en una época de mi vida en la que no sabía muy bien quién era, estaba un poco perdida y tenía como muchos conflictos internos. Lo que intentaba al final era desahogarme de alguna manera y expresarlo, a través de la música.

De hecho, el disco tiene un carácter bastante melancólico.

Sí, tiene un toque como más nostálgico, melancólico, triste. Pero yo creo que acaba bien. Si lo escuchas de principio a fin no te deja un mal sabor de boca, y yo pienso que eso es lo que me pasó a mí, que salí del pozo en el que estaba mientras companía el disco.

Se le ha clasificado como una artista dentro del fenómeno conocido como bedroom pop. ¿Está de acuerdo con este concepto?

Bueno, si seguimos una definición literal de bedroom pop, pues evidentemente encajo, porque al final es música grabada en una casa y con muy pocos elementos. Yo no considero que haga pop, la verdad, pero como el pop es un género tan extenso pienso que se acaba metiendo todo en ese saco, lo cual tampoco me parece mal. No sabría definirte mi tipo de música. Es que yo tampoco estoy muy a favor de los géneros, porque al encasillarte ahí se pierden muchísimos matices. Pero sí que es cierto que hace falta encasillarse un poco, sobre todo para dar una primera idea de qué es esa música que haces. Cuando hablas con un colega y le quieres enseñar un grupo, te pregunta “¿qué música es?”. Por eso supongo que los géneros son necesarios, aunque también son muy limitantes.

Aunque otra característica del bedroom pop, quizás menos literal, es la dimensión intimista en la que giran sus artistas.

Sí, en eso estoy de acuerdo. Hay siempre un toque más intimista. Y pienso que lo que he hecho es bastante íntimo, así que sí que encaja. Me has pillado (ríe).

¿Qué está escuchando Valdivia este verano?

Pues yo me hago playlists por estaciones... Y en la actual, estoy escuchando mucho MENTIRA, Lole y Manuel, Tulsa... También he descubierto un grupo de unas chicas que cantan en inglés, se llama NewDad. Me gusta un montón porque me recuerda mucho a Daughter, que es un grupo que me encanta.

Nunca ha tocado en Santiago, ni tampoco en Galicia.

Pues lo cierto es que iba a tocar en A Coruña el mes que se inició la pandemia, y claro, ¡no pude! Tengo muchísimas ganas, porque tengo ahí el resquemor de que se me canceló el vuelo. Pero yo suelo veranear por la Costa da Morte. La verdad es que Galicia es increíble.

20 ago 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito