Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 22 septiembre 2021
15:10
h

Felipe VI ensalza la cultura jacobea y reivindica el papel de la Corona

El monarca apeló durante la Ofrenda a la “convivencia democrática” y señaló que la Monarquía simboliza la continuidad de España // Sobre el Camino, subrayó que “une pueblos y culturas”

El rey Felipe VI subrayó ayer, durante su discurso en la tradicional Ofrenda al Apóstol del 25 de julio, el valor de la cultura jacobea, “que inspira desde Galicia la unidad de España, su cohesión y su progreso”, y reivindicó el papel de la Corona, que “simboliza la continuidad de la nación española en la historia y su carácter de puente entre pasado, presente y futuro”. Durante su invocación al Apóstol Santiago, al que pidió ayuda para asegurar la “convivencia en democracia y libertad” y “recuperar la normalidad” tras la pandemia, subrayó que los pueblos se construyen “sobre su personalidad y también sobre lo que tienen en común con los otros pueblos”.

Asimismo, valoró la presencia de sus hijas, la princesa de Asturias y la infanta Sofía, que participaron “por primera vez en esta tradición”, al tiempo que situó a los ciudadanos como un faro en estos difíciles momentos por su “solidaridad y entrega” durante la crisis sanitaria del COVID y mostró su orgullo y respeto por el pueblo español.

En el transcurso de la Ofrenda, en gallego, el monarca invocó al Apóstol “que simboliza la unidad de España” y se refirió a la Catedral de Santiago, que volvió a ser el escenario de la ceremonia tras un lapsus de dos años por las obras de restauración en el interior de la basílica, como ese lugar en el que “convergen todos los caminos y donde habita para la eternidad el Apóstol Santiago”.

En torno a su memoria, añadió, se yergue una catedral majestuosa que representa la búsqueda de un ideal compartido por millones de personas, una catedral “que representa también una victoria de la esperanza sobre todas las negras sombras de las que se lamentaba Rosalía de Castro”, subrayó.

Asimismo, también destacó de los itinerarios jacobeos su fuerza para atraer y reconfortar a gentes de todas las épocas, procedencias y motivaciones. “La cultura jacobea nos recuerda, además, la capacidad de los hombres y mujeres anónimos para moldear la historia de forma tan imperceptible como intensa”, indicó posteriormente.

El rey también describió la crisis sanitaria del COVID como “una de las experiencias más duras que guardamos en una memoria”. “En muy poco tiempo nos vimos inmersos en una situación desconocida que ha cambiado hábitos, costumbres y rutinas y, sobre todo, que ha llevado al corazón de muchas personas temores, incertidumbres, preocupaciones y, en muchas ocasiones, tristemente, un profundo dolor por quienes nos dejaron”, incidió durante su discurso. Por eso, en momentos como este, Felipe VI considera imprescindible tener “faros que alumbren y que marquen la dirección en la oscuridad”.

Uno de ellos, afirmó, lo representan “los ciudadanos que, con su solidaridad y entrega, con un gran sentido cívico, volcaron todos los esfuerzos ayudando a sus semejantes”. En este contexto, apeló a la protección del Apóstol con “el ruego de que nos ayude a mantener viva la esperanza de recuperar la normalidad”. “Quiero reiterar en esta Ofrenda el orgullo y el respeto que, como español, siento por nuestro pueblo, por su determinación para superar definitivamente esta situación, por su voluntad para seguir construyendo el futuro que merecen nuestros ciudadanos”, enfatizó.

En el transcurso de la Ofrenda al Apóstol, y en el marco del Año Santo 2021-2022, el jefe del Estado ensalzó la “cultura xacobea que inspira desde Galicia la unidad de España, su cohesión y su progreso”, y reivindicó el proyecto europeo, que “irradia ahora un mensaje que debe ser atendido”: “Nos dice que los pueblos se construyen sobre su personalidad y también sobre lo que tienen en común con otros pueblos, con ese sentimiento de fraternidad”. Ambos son pilares para “afrontar retos como el actual”. Con respecto a la Corona, el rey afirmó que “simboliza su carácter de puente” entre “pasado, presente y futuro”.

“La Corona, que estuvo en los inicios de la tradición del Camino de Santiago en la lejana Edad Media, impulsa los valores de la cultura jacobea con la mirada puesta en ese porvenir”, incidió. “Hoy, Día de Santiago, en un nuevo Año Santo Compostelano, le pedimos ayuda al Santo Patrón de Galicia y de España para cultivar sin descanso esos principios, para cimentar los caminos de unidad, solidaridad y concordia que aseguran nuestra convivencia en democracia y libertad”, concluyó su discurso Felipe VI.

25 jul 2021 / 23:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito