Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 15 agosto 2020
02:55
h

Fuerte bronca entre la CIG y las fuerzas de seguridad por el pago de las horas extra

Representantes policiales acusan al sindicato de manipular los datos para hacer creer que es un despilfarro de dinero público

Las palabras del delegado de la CIG en el Concello de Santiago, Xavier Picón, que criticó la decisión del gobierno local de “duplicar” el pago de festivos a Policía Local y Bomberos, no han sentado nada bien entre los trabajadores de estos colectivos, que acusan a Picón de manipular los datos. Afirman que este dinero se corresponde con las horas extras trabajadas debido al déficit de efectivos que sufren ambos servicios y que en absoluto se trata de un despilfarro de dinero público, como señaló el sindicalista, sino de las justas retribuciones que les corresponden a quienes tuvieron que trabajar en sus horas libres para velar por la seguridad de los compostelanos.

No obstante, el portavoz de la CIG considera que la determinación de Raxoi es una conducta “antisindical de libro” al realizarse fuera de la negociación del convenio colectivo. Además, cargó contra la “mala fe” del ejecutivo municipal por este acuerdo de la junta de gobierno del 22 de julio, ya que supone una “modificación” del convenio colectivo y las condiciones de trabajo pactadas sin llegar a acuerdo en la mesa general de negociación.

En este sentido, considera que es una “infracción del ordenamiento jurídico”, al tiempo que “contraviene” el artículo 14 de la Constitución, dado que, a su juicio, el gobierno de Xosé Sánchez Bugallo no puede tomar esa decisión de “forma unilateral” y dejar a otros trabajadores municipales en desigualdad de condiciones al cobrar la mitad que este personal por festivos.

Xavier Picón censura que el gobierno “rompe” los acuerdos alcanzados en la mesa de negociación, por lo que “viola el derecho a negociación colectiva” e incurre en “desviación de poder”. Aquí, reprueba el “desprecio” del ejecutivo por la representación sindical mayoritaria.

Asimismo, el delegado de la CIG incide en que esta medida supondrá un “repago” de 300.000 euros para estos dos servicios, lo que provocará un exceso en la masa salarial que permite la ley de presupuestos del Estado.

Dado que la CIG considera que este acuerdo “rompe con la paz social en el Ayuntamiento”, a partir del mes de septiembre avanza “medidas de presión” por parte de los trabajadores. “Tomamos buena nota”, advierte.

Lamenta el “despilfarro” de dinero público que supone este acuerdo, pues el gobierno local prefiere “pagar sobresueldos” en vez de usar esa partida para “sacar del paro a unos cuantos jóvenes (calculó unos cuarenta) de la comarca”. Apunta que el año pasado algún bombero llegó a cobrar hasta 24.000 euros en sobresueldos, “una auténtica pasada”.

Sánchez Bugallo, al respecto, declaró en Onda Cero que las plantillas de ambos cuerpos están muy mermadas debido a la cacareada tasa de reposición, que impide por ley hacer nuevas contrataciones por cada trabajador que se jubila.

Ante este conflicto, la portavoz del grupo municipal del BNG, Goretti Sanmartín, emplazó al alcalde a anular el acuerdo sobre el plus salarial aprobado en la junta de gobierno del pasado 22 de julio y “a retomar o diálogo cos sindicatos maioritarios para avanzar nos acordos na Mesa Xeral de Negociación”.

Además, expresó su “total desconformidade co feito de aprobar este plus salarial de xeito unilateral en xunta de goberno sen contar cos sindicatos maioritarios”.

“O goberno local eludiu a representación sindical para outorgar pluses salariais a policías e bombeiros en termos non democráticos”, añadió Sanmartín.

01 ago 2020 / 01:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito