Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 24 enero 2021
01:00
h

‘Gran Hermano’ llega a Porta da Pena con otro nuevo mecanismo de control

Se suma a las cámaras que ya se instalan en Porta Faxeira, Carretas, Mazarelos y Fonseca

Santiago. El proyecto para mejorar los sistemas de control de acceso al casco histórico avanza a todo ritmo, y ayer se sumó otra de las entradas para el tráfico rodado, la situada en Porta da Pena. Se trata de cámaras inteligentes, que además de controlar el paso de los vehículos y peatones, también serán capaces de detectar los transportes pesados que superan la tara máxima admitida en la zona.

Actualmente están ya en marcha las instalaciones en Porta Faxeira, Cardenal Payá (Mazarelos), Carretas y Travesa de Fonseca. La propuesta forma parte del programa de ciudades inteligentes Smartiago.

La entrada permanece cortada desde ayer, como refleja la fotografía, y permanecerá así hasta este jueves, día 14. Los vehículos que quieran acceder a la zona monumental deberán hacerlo a través de la plaza de San Miguel dos Agros. Por su parte, el servicio de carga y descarga se realizará accediendo a través de la rúa do Hospitalillo o bien desde la plaza de Cervantes, según proceda, informa el Departamento de Tráfico, que solicita disculpas por las molestias que pueda ocasionar.

Fibra óptica. No es el único avance que llega al casco histórico, porque ayer la Comisión Asesora de Patrimonio también dio el visto bueno a una nueva fase del despliegue de fibra óptica en el casco histórico, con el que se quiere romper de una vez la brecha digital que sufre la zona monumental, y que afecta tanto a los particulares como a los negocios de todo tipo, al no poder usar las nuevas tecnologías en las mismas condiciones que el resto del centro de la ciudad.

Esta sexta fase comprenderá las rúas de As Rodas (núm. 33 -43), Entremuros (impares), Algalia de Abaixo (núm. 26 -34), Quinteiro de Rúa do Castro, praza de San Fiz de Solovio y Ruela de Altamira.

También se extenderá por la rúa de San Fiz de Solovio, Travesa da Universidade (Facultade de Historia), Mercado de Abastos (rúa das Ameas), Quinteiro da rúa Preguntoiro, praza da Pescadería Vella, rúa y ruela de Altamira, Quinteiro da rúa das Ameas y rúa de Altamira.

Esta sexta fase cuenta con un presupuesto de 20.253 euros y, al igual que las anteriores, contará con la supervisión del Consorcio en el despliegue del cableado por las fachadas y en el cruce de las rúas a través del pavimento, así como en la colocación de cajetines y arquetas.

Los trabajos avanzan a buen ritmo, y con ellos se quiere dar servicio a todos los abonados comprendidos en cada una de las fases. Las obras las lleva a cabo Orange, pero la instalación estará luego abierta a todo el resto de operadores telefónicos.

Se están cumpliendo así todos los plazos previstos y para finales de la primavera se cuenta con tener cubierto todo el ámbito del Plan Especial del Casco Histórico, según explicó la concejala de Rehabilitación, Mercedes Rosón.

Incluso se intentará que a medida que estén completadas las respectivas fases se pueda ir prestando servicio, con lo que en algunos puntos ya podrían disponer de la esperada conexión a Internet durante los próximos meses, antes de finalizar la cobertura completa. ecg

13 ene 2021 / 00:58
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito