Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 30 septiembre 2020
13:51
h
ENTREVISTA
Cándido Pazos, escultor

“La escultura siempre estuvo muy presente en los dibujos que realizaba”

Hablar de Cándido Pazos significa hacerlo de un artista con un currículum interminable. Su extraordinaria dimensión va más allá de la escultura, arte en el que se ha convertido en referente en muchos puntos, ya que a lo largo de su vida ha seguido cultivando su curiosidad, dice, “con trabajo y disciplina”. Desde pilotar un avión hasta fotografiar fondos submarinos, su carrera está marcada por “ser la persona que quiero ser”. El polifacético santiagués es escultor, diseñador, paisajista, premio Nacional de Dibujo, investigador, atleta, embajador del Camino de Santiago o emprendedor, además de un enamorado de la jardinería, destacando el jardín ecléctico de su casa, situada en la parroquia de Trobe, Vedra.

En primer lugar, Cándido, ¿qué recuerdos guarda de su infancia y de sus estudios?

Los días de mi infancia me parecían larguísimos. Recuerdo que nos daba tiempo a jugar, soñar y a estudiar, aunque esto último más bien poco. No fui un alumno brillante, pero si muy curioso.

Hablando de su faceta como escultor, ¿dónde y cuándo surge su pasión por este arte?

Lo cierto es que la escultura siempre estuvo muy presente en mis dibujos.

¿Qué intenta plasmar en sus obras?

Cuando has vivido intensamente los proyectos más emocionantes y complicados a lo largo de toda una vida, es cuando comienza la creatividad a florecer.

Si tuviera que definirse como artista, ¿qué diría de usted?

Diría que intento ser lo que quiero ser.

Con todo, también es ilustrador, diseñador, investigador o escritor. ¿Cómo hace para adaptarse a disciplinas tan diferentes?

A lo largo de mi carrera seguí cultivando la curiosidad, desde pilotar un avión hasta fotografiar el fondo submarino. Pienso que disfruto con lo que realizo, con trabajo y disciplina.

¿Cómo consigue tener una carrera tan prolífica en ámbitos tan diferentes? ¿Cuál es su receta del éxito?

Creo que la respuesta es sencilla. Me atrae la vida y sus sensaciones.

¿Qué siente cada vez que recibe un premio?

Pienso que los premios son el abono de la vanidad.

En este sentido, ¿qué supuso para usted ser distinguido con el premio Gallegos del Año?

En este caso, la emoción superó a la vanidad, puesto que fue entregado por un medio de comunicación al que le tengo mucho cariño.

También es un apasionado de la jardinería. ¿Qué le aporta esta faceta a su vida?

El paisajismo es parte de mi vida. Disfruto cuando veo jardines que diseñé y realicé hace muchos años.

¿Cuántos bonsáis de camelia tiene ahora en su jardín?

Actualmente, cuento con unas mil camelias trenzadas que cumplen 50 años en 2021, con la peculiaridad de que cada una de las tres flores son diferentes. Eso sí, últimamente las cuidamos toda la familia, porque sin su ayuda me sería imposible.

¿De cuántas variedades de plantas y árboles dispone en su propio jardín?

Después de haber realizado varios millones de metros cuadrados de jardines públicos y privados, nuestro jardín es ecléctico, lo más parecido a una selva natural.

En el pasado también fue atleta y automovilista. ¿Qué importancia tuvo el deporte en su vida?

El deporte fue mi base fundamental para lo que soy ahora.

Por otra parte, como enamorado de Santiago, ¿con qué rincón de la ciudad se quedaría?

Sin lugar a dudas, con la plaza del Obradoiro. Además de poder disfrutar desde ella de la Catedral, allí jugábamos mucho de niños.

Relacionado con la capital gallega, es uno de los embajadores del Camino de Santiago. ¿Qué supuso esto para usted?

Tuve el honor de ser nombrado por don Manuel Fraga como Embajador del Camino, en la inauguración de la Puerta de Europa, en la entrada de la ruta jacobea por San Lázaro, denominando, de este modo, la puerta de la calle más larga de Europa.

Ya por último, ¿qué obras tiene entre manos para su futuro más cercano?

La obra más importante para mi futuro es seguir fortaleciendo la ilusión, el resto vendrá por añadidura.

Momentos

1 Familia. Está casado con Kherre García, con la que tiene dos hijos: Jaime y Carla. Además, tiene un nieto, Jaime.

2 Trobe. En esta parroquia del concello de Vedra disfruta de la tranquilidad del entorno y también pone a funcionar su maquinaria artística.

3 Escultor. Cuenta con decenas de obras y es un referente en el sector en muchos puntos.

4 Camelias. En el jardín de su casa cuenta con unas mil camelias trenzadas. Además, es embajador del aceite de camelia.

5 Premio Gallegos del Año. En el 2016 recibió el galardón como Gallego del Año, premio que otorga el Grupo El Correo Gallego.

6 Camino de Santiago. Apasionado de la capital y de su Camino, fue nombrado por Manuel Fraga como embajador de la ruta jacobea.

09 sep 2020 / 00:48
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito