Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 24 septiembre 2020
16:01
h

La rúa Caramoniña del futuro: casas con patios ingleses para artistas y estudiantes

Un proyecto diseñado para esta calle ha sido uno de los ganadores del prestigioso concurso Driehaus // Contempla la rehabilitación de viviendas en ruinas

El proyecto Hydrangea, que propone la recuperación de varias construcciones, hoy en ruinas en la rúa da Caramoniña, para destinarlas a viviendas para artistas, ha sido uno de los ganadores del concurso Driehaus para recuperar el patrimonio histórico de Santiago. Esta propuesta ha sido realizada por el equipo de Eva Niño Mendizábal, Elia San Román y Carmen Carral.

El concurso Driehaus es una inédita y generosa iniciativa del financiero norteamericano Richard H. Driehaus, a través de R.H.D. Charitable Lead Trust, convocada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que busca ayudar a recuperar el Patrimonio arquitectónico español. En la primera fase del concurso las tres localidades elegidas fueron Santiago, Alzira y Santa Cruz de la Palma. Excepcionalmente, se recuperó la candidatura de Guadix que quedó desierta en 2019. En esta segunda fase, 100 estudios de arquitectura nacionales e internacionales presentaron sus propuestas de diseño y se han concedido un total de 58.000 euros en premios. Cada proyecto ganador recibirá 12.000 €.

En el casco concreto de la capital gallega, el Concello planteaba la necesidad de rehabilitar un espacio del casco histórico, el situado en el entorno de la rúa da Caramoniña, hoy infrautilizado y mal conectado con el resto de la ciudad. Además de recuperar varias construcciones en ruinas para destinarlas a viviendas para artistas o universitarios, la propuesta “conecta sutilmente esta zona con el parque de San Domingos de Bonaval y rehabilita un almacén municipal transformándolo en un espacio con utilidad para taller o exposiciones”, destaca la arquitecta Eva Niño Mendizábal. Explica, además, que “este ámbito alojó en su día viviendas unifamiliares que iban escalonándose a lo largo de la rúa da Caramoniña”. “Se conservan aún los muros de estas casas y una serie de huertas traseras aterrazadas, recientemente recuperadas e incorporadas al espacio público”, añade Niño Mendizábal, que, en 2016, fundó, junto a Elia San Román Vázquez, arquitecta técnica, el estudio orientado a la rehabilitación Mainel arquitectura. Por su parte, la monfortina Carmen Carral Pérez, graduada en Bellas Artes y estudiante de Arquitectura, colabora con el estudio en múltiples ocasiones, como por ejemplo en este proyecto.

un jardín continuo. “La propuesta parte del increíble poder de atracción que tiene hoy en día la rúa da Caramoniña, que, anclada en el tiempo, se desarrolla entre los restos de los muros de las viviendas históricas, restos de bancales de piedra, el muro de piedra, la vegetación y el agua”, señalan las autoras del trabajo a EL CORREO GALLEGO. “Se consideró importante la no intervención en las ruinas del parque, ya que son parte importante del recorrido de este espacio. El objetivo es crear un jardín continuo que una el parque de Bonaval y las huertas mediante este nueva zona verde que constituye la rúa da Caramoniña”, subraya Niño Mendizábal.

funcional. En cuanto a las casas, indica que para su rehabilitación se ha estudiado el tipo de vivienda del rueiro en Santiago, que deja las huertas en la parte posterior. “Los muros de medianera dan resistencia al conjunto, mientras que los de las fachadas se abren los huecos alineados en dos o tres ejes según la anchura de la fachada. Las escaleras se apoyan en las medianeras ya sea de forma transversal o paralela a las mismas. Las chimeneas, situadas en las fachadas principales en estos casos, marcan la presencia de las cocinas y los espacios de servicio de las viviendas, abriendo los espacios vivideros hacia las huertas a través de unos patios ingleses realizados siguiendo la geometría de las muras históricas de las mismas. De esta manera podemos realizar una distribución moderna y multifuncional”, explica la arquitecta.

Asimismo, comenta que los talleres se sitúan en las inmediaciones del Centro Galego de Arte Contemporáneo (CGAC). “Para ello se rehabilita el espacio en el número 1 de la calle y un edificio histórico dedicado a almacén en el acceso del parque entre el Museo do Pobo Galego y el CGAC”, señala. Igualmente, considera que el uso de técnicas sostenibles de la arquitectura tradicional “es esencial” en este proyecto.

Muestra con los diseños ganadores

··· Los diseños ganadores formarán parte de una exposición que se inaugurará tras la ceremonia de entrega de premios en el mes de octubre, tal y como informó la organización del concurso de arquitectura Richard H. Driehaus, que busca ayudar a recuperar la arquitectura tradicional de zonas olvidadas en las localidades españolas. Además, acaba de convocar la primera fase del concurso de 2021, para que todos los municipios interesados en participar puedan enviar su candidatura.

01 jul 2020 / 01:18
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito