Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 07 diciembre 2022
17:24
h

Lavacolla pierde este invierno las conexiones ‘de negocios’ a Madrid

El cronograma a partir de noviembre elimina el primer enlace de la mañana, a las 06.50 horas // Gana fuerza el AVE, que enlaza las dos capitales en apenas tres horas y varias veces cada jornada

Los usuarios habituales de vuelos entre Santiago de Compostela y Madrid se encuentran contrariados por las conexiones que quedan a partir de noviembre entre ambas capitales. Con los cambios realizados por las compañías aéreas, la partida desde Galicia se retrasa a un horario demasiado tarde para aquellos que viajan por negocios, mientras que el último regreso es muy temprano.

En este sentido, hasta la fecha, la primera opción para los usuarios se presentaba a las 06.50 horas (06.40 en algunas jornadas), con un vuelo de Ryanair, una partida ideal puesto que aterriza en el aeródromo Adolfo Suárez a las 08.00 de la mañana.

Sin embargo, a partir del uno de noviembre ya no se puede reservar plaza en ese enlace, por lo que el primer avión disponible es el de Iberia Express de las 9.15 horas (a excepción del martes, que tampoco lo hay), que no llega hasta las 10.35 a destino, perdiendo la mitad de la matinal por este motivo.

Esta situación contrasta con los otros dos aeropuertos de la comunidad, ya que tanto Vigo como A Coruña presentan conexiones con Madrid a las 06.30 horas, incluso antes de la opción que había en la capital gallega.

Para colmo de males, el regreso desde el centro nacional también presenta múltiples problemáticas, puesto que, a excepción del domingo y del lunes, las partidas son demasiado pronto. Así, la última unión directa es la de las 15.45 de Iberia Express, mientras que las otras dos urbes gallegas tienen un nexo más, a las 19.40 para la ciudad herculina y a las 22.10 (lunes, miércoles, jueves y viernes) hasta la olívica.

Esto provoca que aquellos que necesiten llegar a Madrid bien temprano, sea por el motivo que sea, tengan que usar la línea ferroviaria, puesto que ofrece su primer viaje (salvo el domingo) a las 05.38 horas, con llegada prevista a las 08.45. Y lo mismo para la vuelta, puesto que hay una partida a las 20.35 y parada en Compostela a las 23.35.

En todo caso, todos aquellos que están acostumbrados a la rapidez de los aviones están contrariados con la programación de las dos aerolíneas que operan la ruta entre la capital gallega y la del Reino, Iberia Express y Ryanair, hayan dejado fuera de sus parrillas de la temporada de otoño-invierno los enlaces que permitían viajar en el día y regresar de Galicia a Madrid por motivos de negocios. Es evidente que esta decisión es una muestra más del duro palo que ha sufrido el sector aéreo tras la llegada del AVE a Galicia, puesto que ahora los tiempos que supone un viaje en avión a Madrid y los del trayecto en tren de alta velocidad son prácticamente los mismos. Así, el hecho de las compañías no ofrezcan este invierno frecuencias tan demandadas como son las de primera hora de la mañana en dirección a Madrid y de última hora de la tarde para el regreso, supone un punto a favor del ferrocarril, que cuenta con una amplia oferta y cubre el trayecto entre O Hórreo y Chamartín en tres horas.

AMPLIA PROGRAMACIÓN. Pese a esta desafortunada previsión, cabe recordar que a Lavacolla le espera uno de los inviernos más ambiciosos, al menos en lo que se refiere a oferta de rutas. Ryanair, la principal aerolínea que opera en la terminal de Rosalía de Castro, ya avanzó que mantendrá casi todos los enlaces de la temporada de verano.

La compañía más importante en Lavacolla y España ofrecerá este invierno en la capital gallega un total de 21 rutas. Anuncia como novedad el mantenimiento de los destinos que ha lanzado este verano. Así permanecerán en la parrilla Burdeos, Bruselas Charleroi, Dublín, Edimburgo, Marsella, Memmingen y Paris Beauvais, que se suman a Londres-Stansted, Milán-Bérgamo y Bolonia, hasta sumar diez conexiones internacionales y once en territorio español. “Habrá conexión directa con seis países”, explica Elena Cabrera, portavoz de Ryanair en España, al tiempo que hace hincapié en la fuerte apuesta de la compañía por la terminal compostelana. “Este ejercicio hemos incrementado un 22 % el número de rutas con respecto a 2021; y calculamos que en 2023 registraremos un 60 % de pasajeros más que en 2019, justo antes de la pandemia, pasando de un millón a superar 1,65 millones de clientes en Santiago”, detalla.

La terminal de Lavacolla sigue liderando el tráfico aéreo. En agosto acaparó el 64,1 % de cuota de mercado frente al 19,53 % del aeropuerto de Vigo y el 16,6 % que obtuvo el aeropuerto de A Coruña. En cuanto al acumulado en los ocho primeros meses del año, el reparto de cuota de mercado no varía mucho: el aeropuerto de Santiago supera ya el 64,35 %, el de Vigo obtiene el 18 % y A Coruña se sitúa en el 17,5 %”, detalla el portal informativo Aeronoticiario SCQ.

En agosto, el último mes del que se tienen datos, Lavacolla ha vuelto a pulverizar otro récord histórico, ya que ha alcanzado 374.867 usuarios, según los datos ofrecidos por Aena. “Un dato histórico, sin matices, que coloca al aeropuerto Rosalía de Castro por encima de los 2.120.000 pasajeros en ocho meses y que confirma la tendencia que lo llevará a sobrepasar los tres millones por primera vez en su historia al finalizar el presente ejercicio”, sostiene el Aeronoticiario SCQ en un análisis presentado recientemente.

El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, espera que la temporada de invierno avance a buen ritmo y permita alcanzar cifras de récord en la terminal de Lavacolla. El regidor confía en el tirón de los últimos meses del Año Santo y también en el bum registrado tras la pandemia.

05 oct 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito