Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 27 octubre 2021
02:12
h

“Mi casa ya no parecerá la de una persona con síndrome de Diógenes”

La responsable de la asociación Paluso estrenará pronto un ‘almacén’ benéfico

Todos los montones de ropa que se acumulan en casa de Chus Iglesias, de la asociación Paluso, tendrán un espacio más adecuado en el local de Pontepedriña que el Ayuntamiento de Santiago pondrá a disposición de esta entidad sin ánimo de lucro.

Así lo confirmó a este rotativo Chus Iglesias, que explicó que tan solo faltan unos papeles para que el Paluso pueda usar como almacén el inmueble cedido. “Ese local nos va a permitir tener la ropa correctamente clasificada y que mi casa deje de parecer la de una persona con síndrome de Diógenes”, comenta en relación a la gran cantidad de cosas que almacena. Y es que en su vivienda no cabe ni una prenda más debido a la gran cantidad de donativos que recibe.

Además, la asociación acumula todos los víveres que puede para repartir entre sus usuarios. “Tengo seis congeladores llenos en mi casa y tengo cuatro más ocupados de familiares y amigos en otros puntos de la ciudad”.

Chus Iglesias explica que tiene tantos frigoríficos llenos “porque cuando veo alguna oferta aprovecho para comprar a buen precio”.

Son muchas las personas de Santiago y alrededores que dependen de la ayuda del Paluso para salir adelante. “La gente que no entra en el sistema vienen al Paluso, porque saben que no los vamos a dejar fuera”, dice Chus.

Actualmente, esta entidad atiende entre 600 y 800 personas. “A veces es incluso más. Hay que tener en cuenta que atendemos a muchos bebés y sus gastos son bastante más elevados que los de un adulto. Los pañales y la leche son bastante caros”, añade la responsable del Paluso.

La mujer que lleva tantos años al frente de esta asociación explica que “ahora la gente que recurre a nosotros son familias que siempre habían tenido un trabajo y una situación económica estable. Son personas que están en ERTE desde hace meses, en un ERE o que directamente se han quedado sin empleo y no pueden pagar las facturas. Lo que está ocurriendo es terrible y todo por culpa del covid”, afirma.

Por fortuna, los compostelanos siempre se muestran muy solidarios con el Paluso y en el momento que esta entidad realiza una petición de ayuda la respuesta de la gente es inmediata. “La gente nos conoce y cuando hacemos un llamamiento la respuesta es impresionante”, comenta. Desafortunadamente, Chus Iglesias está convencida de que la subida de la luz, el combustible y los víveres va a empeorar más aún la situación actual y más vecinos van a tener que recurrir a la ayuda que prestan las asociaciones benéficas.

santiago@elcorreogallego.es

Llamada urgente de auxilio

··· Hace unos meses el Paluso hizo un llamamiento desesperado al Ayuntamiento, porque necesitaba de forma urgente un local en el que almacenar ropa y víveres. La respuesta no se ha hecho esperar y Mila Castro, concejala de Políticas Sociales, ha hecho todo lo posible para encontrar un almacén para esta entidad.

22 sep 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito