Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 24 septiembre 2022
15:32
h

Nuevo ‘palo’ a De Lara: archivan otra pieza de la Pokémon que salpicaba a Conde Roa

Una jueza de Santiago se refiere a la instrucción como un “batiburrillo de datos sin conexión entre sí” // Da carpetazo al caso al considerar que “no se justifica la perpetración del delito”

Nuevo varapalo judicial a Pilar de Lara, tras confirmarse un cúmulo de irregularidades en la desastrosa instrucción de la operación Pokémon. Un auto del juzgado de Instrucción número 3 de Santiago acaba de dar carpetazo a una de las piezas de la Pokémon que salpicaban a la empresa Aquagest y al exalcalde de Santiago Gerardo Conde Roa. La jueza de Lara estaba empeñada, recurriendo a una polémica instrucción que acabó con su carrera profesional por los suelos, en desarmar una supuesta trama de corrupción que implicaba a miembros del gobierno municipal compostelano, entonces en manos del PP, en convivencia con empresas de diversos sectores que, supuestamente, se beneficiaban de contratos municipales a cambio de compensaciones a los ediles imputados.

La jueza Elvira Cangado no tiene dudas ahora, en el momento en el que ha decretato el sobreseimiento provisional de la causa, de que la instrucción de Pilar de Lara se trata en realidad de “un batiburrillo de datos, a veces sin conexión entre sí”, de manera que interrelaciona a personas y empresas de diferentes puntos de España sin una justificación coherente. Es clara también a la hora de sentenciar en su auto que “no aparece debidamente justificada la perpetración del delito”.

Y es que la jueza compostelana no comprende cómo es posible que su colega haya procedido a la imputación de algunas personas cuando ni siquiera ha procedido a su interrogatorio en sede judicial. “Por lo que desconocemos si hubo alguna imputación de delito o de un hecho con posible relevancia penal”, añade la magistrada.

Tal y como argumenta en el auto, en la fecha de incoación del procedimiento “las declaraciones de investigados ya deberían haber sido tomadas” y “todas las diligencias de investigación practicadas”. Por todo ello, la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Santiago, “no aparece debidamente justificada la perpetración del delito que ha dado motivo a la formación de la causa”.

La titular del juzgado de Intrucción nº3 de Santiago ha procedido a la revisión de esta pieza de la operación Pokémon, que ya está marcada por anteriores varapalos judiciales por irregularidades en la instrucción, al comprobar que salpicaba directamente a su parcela competencial. Así, entre los investigados, que ahora han quedado completamente absueltos tras el archivo de esta pieza de la causa, se encontraban, además del exalcalde popular Gerardo Conde Roa, el exedil Luis García Bello, el exjefe del Gabinete de la Alcaldía, Ángel Espadas, el responsable de la firma Aquagest en la capital gallega en aquel momento, José Luis Míguez, o el empresario Jesús Fuentes Maceiras. Junto al nombre de estas personas figuraban un montón de datos y acusaciones completamente desordenadas, como sostiene ahora el auto, así como domicilios localizados en diferentes puntos del territorio nacional.

En concreto, el auto de archivo, con fecha de 15 de septiembre, recoge que la providencia emitida en diciembre de 2019 —que envió a Santiago documentación relacionada con esta causa— “en ningún momento” indica “qué delito objeto de investigación ni personas responsables de los mismos” se debe investigar.

“En la documental remitida figura un batiburrillo de datos, a veces sin conexión entre sí, anuncio de la existencia de comisión de múltiples delitos y personas presuntamente responsables, con domicilios repartidos por toda la geografía nacional, pero no se concreta qué acción o acciones se imputa a cada uno de ellos y la fecha de comisión de cada una de ellas”, explica la magistrada Elvira Cangado, que incide en que los archivos incluían “fotocopias de noticias de prensa”.

En declaraciones a EL CORREO GALLEGO, el reconocido abogado compostelano Ramón Sabín, que ha ejercido la defensa del exalcalde de Santiago Gerardo Conde Roa, señalaba ayer tras conocer el auto que “era evidente que se iba a archivar este procedimiento, porque la realidad es que no había absolutamente nada contra Gerardo Conde Roa”, afirmó el letrado, al tiempo que añadió que “es increíble que la jueza Pilar de Lara lo haya tenido sometido a esta acusación durante tantos años, cuando ya desde el principio se sabía que no había nada. Debió rectificar a la semana siguiente”, remarcó.

En este sentido, el jurista incidió en que “el mal ya está hecho” y “no tiene reparación para Gerardo Conde Roa ni para todos los que han sufrido la apisonadora de Pilar de Lara durante todos estos años, con argumentos que en la mayoría de los casos no se ajustan a Derecho”, sentenció.

Lo cierto es que esta no es la primera pieza archivada de la denominada Operación Pokémon, sino que se trata de una más de una larga lista de procedimientos recogidos en una instrucción desastrosa que la ha costado a la jueza de Lara un duro castigo del Consejo General del Poder Judicial.

21 sep 2022 / 22:13
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.