Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 19 octubre 2021
10:10
h
A pesar del confinamiento y del parón en la tramitación administrativa, en Santiago se llevaron a cabo en 2020 una veintena de proyectos públicos. TEXTO C.D.

Obras ejecutadas ‘contra vientos y pandemias’

A pesar de que la activación del estado de alarma en marzo de 2020 obligó a paralizar todos los trámites, y fue necesario retrasar la licitación de un buen número de obras, a lo largo del ejercicio se consiguieron completar un total de 22 trabajos. Entre ellos figuran desde proyectos urbanísticos de repercusión en la ciudad, como la reurbanización de la rúa Clara Campoamor, que servirá de principal acceso a la nueva estación de autobuses, a la de la rúa Patio de Madres, segunda fase de la reforma de Castrón Douro.

Entre estas obras cabría citar una que llevaba largos años esperando, desde que a comienzos de siglo se firmara el convenio entre el Ayuntamiento y la empresa Fenosa para la cesión de varios inmuebles en la rúa de Galeras, entre los que figuraba la famosa Casa das Máquinas.

Con el apoyo financiero de la Diputación de A Coruña, este año se consiguió completar la rehabilitación de la estructura del edificio, que ya solo falta rematar y equipar para que pueda empezar a prestar servicio como centro cultural, y para los vecinos de la zona.

En el ámbito cultural también cabe destacar que se dieron importantes pasos en el yacimiento arqueológico de A Rocha Forte, donde los trabajos de acondicionamiento exterior y en el interior de la fortaleza medieval del arzobispado sacaron a la luz destacados vestigios que permiten conocer mejor las características del antiguo castillo.

También a lo largo del año, y aprovechando que las restricciones han supuesto un descenso en el número de vehículos circulando, se ha llevado a cabo un importante número de labores de mantenimiento de viales y otras infraestructuras, con un presupuesto que superó el medio millón de euros a final de 2020. Sin olvidar el acondicionamiento del nuevo aparcamiento en el polígono de A Sionlla, donde también se ha instalado el nuevo depósito municipal de la grúa.

Asimismo, se llevaron a cabo otro tipo de trabajos, como la rehabilitación de las fuentes del parque de la Alameda, a las que este año se ha dado un buen repaso, con una inversión de casi treinta mil euros, o la sustitución del sistema de fontanería del estadio de San Lázaro, por una cantidad similar.

En este sentido, en el ámbito deportivo se llevaron a cabo mejoras en varias de las instalaciones, desde para la natación, hasta el padel, en distintos puntos de la ciudad.

En total, han sido veintitrés actuaciones, en las que se han invertido más de cuatro millones y medio de euros a lo largo del pasado ejercicio, a pesar de las citadas restricciones.

La puesta en marcha de todos estos proyectos, además de dotar de nuevas infraestructuras a la ciudad, también tiene una especial importancia desde el punto de vista de la creación de puestos de trabajo. El mantenimiento del sector a pesar de las restricciones ha supuesto una muy buena noticia.

En general, y salvo durante los meses del estado de alarma, en los que estuvieron paralizadas todas las tramitaciones y, por lo tanto, no se pudieron conceder licencias de obra ni para nueva construcción ni para rehabilitación, en el resto del año el nivel fue bueno. Es más, el confinamiento domiciliario supuso un incentivo para que muchas personas, una vez levantado, y ante el riesgo de tener que quedarse otra vez en casa, acometieran trabajos de mejora para conseguir un mayor nivel de confort doméstico.

25 ene 2021 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito