Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 19 enero 2022
13:32
h

Que Conxo se quede como está

Los lectores opinan: prefieren que el paso inferior no sufra cambios y rechazan el plan de Raxoi de hacer modificaciones // ‘Empate técnico’ entre quienes consideran que el barrio quedó dividido con la rotonda y los que no lo ven así

El anuncio de la corporación municipal acerca del encargo de un proyecto para modificar el aspecto actual del túnel de Conxo no termina de convencer a muchos de los vecinos del barrio que, todavía con las obras en marcha del Obradoiriño, no quieren oír hablar de más maquinaria y ruidos. Las palabras del alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, llegaron después de la reunión con el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y apuntan a una solución para la brecha existente desde la instalación del paso inferior. La empresa que está realizando la construcción de la gran plaza frente a la iglesia de la Merced ha sido la elegida para buscar alternativas.

Sin embargo, tal y como se desprende de la encuesta realizada por la pagina web de este periódico, son muchos los vecinos que consideran que no hay tal división en el barrio y otros tantos los que afirman que, pese a haberla, prefieren que quede como está. Eso sí, también hay quien pide una alternativa. Con más de un centenar de respuestas, se aprecia cierto consenso en que el aspecto actual del barrio no gusta, tal y como plasma más del 42 por ciento de los encuestados. Sin embargo, preguntados sobre si el barrio está dividido en dos, las diferencias se estrechan: un 44,2 % considera que sí frente a un 45,7 % que no ve división alguna.

La mayoría es más amplia en cuanto a la preferencia por hacer más obras o dejar el barrio como está: un 52,5 % no quiere saber nada de más cambios. En este sentido, muchos demandan que el barrio se quede como está y que el dinero se invierta en tareas de asfaltado o en mejorar las aceras que llevan al hospital de Conxo, especialmente pensando en las personas con movilidad reducida: “Non podo ir de lado da persona que ten problemas porque non cabemos pola beirarrúa. Pero pasa igual si vas desde Santa Marta ao Clínico. É imposible. Iso si que é unha obra necesaria”.

Entre los partidarios de no modificar el aspecto actual de la rotonda y el paso inferior, predomina el argumento de no gastar más recursos en una obra ya finalizada, e invertirlos mejor en otros aspectos: “Unha tontería porque quedan os carrís laterais, terían que facer unha xaula para manter a seguridade si pretenden facer unha praciña, que non gasten os cartos niso”. Y, entre los más saturados por la maquinaria diaria de tantas obras en los últimos años, hay quien resume el pensar de muchos con tres palabras: “Máis obras non”.

PROPUESTAS DE MEJORA. Entre el 44 % que considera que el barrio quedó dividido destacan los que piden una humanización de la zona para hacerla más agradable para los vecinos dando un lugar protagonista a arbolado y zonas verdes. “Só o cemento non humaniza o espazo”, expresa uno de los encuestados. En este sentido, hay quien no ve con malos ojos la idea de transformar el paso inferior en un verdadero túnel, siempre que estuviese asociado a un proyecto verde. “Estou de acordo en facer un xardín sobre o túnel”, pide uno de los lectores.

Y, entre las propuestas más elaboradas, destaca la de unificar visualmente ambos lados del paso inferior “mediante unha liña de arborado e demais elementos vexetais que potencien a liña que une a Praza Aurelio Aguirre co final de Sánchez Freire. Dispoñer elementos vexetais de altura media nas varandas que pasan por riba do túnel e na zona máis próxima ao asfalto da rúa; é dicir, crear unha especie de túnel vexetal para peóns con continuidade a ambas marxes unha vez pasado o túnel”.

Otro de los que se inclinan por tapar los huecos a modo de túnel convencional optaría por dar preferencia en la zona de arriba al tráfico local y a las bicicletas, “pero con muchos árboles”, en consonancia con quien pide “unha zona con preferencia para os peóns e un espazo con zonas verdes” y quien también se decanta por “soterrar o túnel e na superficie ampliar o parque que está o lado”.

Entre los vecinos que están conformes con el paso inferior tal y como se planteó inicialmente, sí existe la petición de que se inviertan recursos en la superficie para dar un lavado de cara al barrio. En este sentido, una de las ideas pasa por “habilitar zonas de tránsito peonil e de tráfico rodado da veciñanza e cidadá, garantindo a accesibilidade universal. E diferenciándose do tráfico que sexa de paso. Coa obra o paso inferior si que facilitou ao meu entender o tráfico de paso pero realmente a obra na zona superior non facilitou que sexa para a veciñanza, non mellorou o paso más rúas, e dividiu e estreitou o espazo. Deambular por esa zona é sentirte desprotexida porque os coches van rápido e son moitos, hai moito tráfico con rúas estreitas e falta mellora e ampliar beirarrúas, accesos, estacionamentos para que a xente faga vida (zonas verdes, asentos, locais comerciais de barrio, locais asociativos para o ámbito civil...)”.

La idea de convertir el paso inferior en un túnel real parece totalmente descartada por el Concello, pese a que fue la idea ya plasmada en un proyecto de más de 350.000 euros encargado por Compostela Aberta. Sin embargo, desde la corporación municipal explican que esta iniciativa no se llevará a cabo desde el momento en el que los técnicos del Ministerio consideran que no sería la adecuada. El principal argumento alude a la seguridad, ya que de haber un accidente la zona es más accesible tal y como está planteada en este momento.

13 abr 2021 / 11:54
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.