Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 30 noviembre 2022
18:12
h
ENTREVISTA
ALBERT BOSCH // Aventurero, escritor y emprendedor

“Quien no acepta el fracaso, no merece el éxito”

Tiene un largo historial de aventuras deportivas, ha participado en 9 Rally Dakar, aunque su mayor proeza fue la de cruzar la Antártida desde el mar hasta el Polo Sur.

Para un líder del reto deportivo, ¿qué supone hacer una etapa del Camino de Santiago para esta serie?

Para mí, el deporte es un medio, no un fin. El fin es crecer en contacto con la naturaleza y con las personas que me encuentro en el camino. En la etapa que recorro para El Camino interior se unen la actividad física, la contemplación de la naturaleza, la conexión con el entorno y la reflexión: una mezcla perfecta, muy coherente con mi trayectoria.

¿Qué Albert Bosch veremos por esos itinerarios interiores?

Nos vamos a encontrar a un Albert Bosch menos conocido, porque esta serie hará que broten pensamientos interiores y motivaciones con una autenticidad que a mí me ha llamado la atención. En esta serie no hay lugar para marca personal ni para la competitividad, porque se centra en desentrañar el sentido de la vida con una profundidad que retrata mejor las biografías de los caminantes.

Supongo que hablará de su experiencia en la Antártida. Porque esta pandemia ha sido como una Antártida de frio social e incertidumbre...

Hablamos mucho sobre mi experiencia en la Antártida y la necesidad de aprender a convivir con la incertidumbre y la vulnerabilidad. La pandemia nos ha mostrado hasta qué punto esa actitud vital es importante, porque hemos comprobado que todo puede cambiar en un momento. Vivimos en un mundo incierto y la estabilidad solo la encontraremos en la verdad sobre nosotros. La pandemia ha puesto sobre la mesa de manera evidente que somos vulnerables, y eso nos debe invitar a ser más humildes, porque evolucionamos, pero en la vía de la soberbia.

¿Conocerse a sí mismo es el principio para cualquier reto vital?

El autoconocimiento es fundamental para cualquier paso que demos en la vida. Es imposible aprender a controlar las emociones sin conocernos, y para crecer en la vida necesitamos saber cuáles son nuestros miedos, nuestras fuentes de energía, nuestros valores, nuestros puntos fuertes, nuestras debilidades... Sin eso, seremos discapacitados de actitud: estaremos limitados para enfrentarnos con realismo a la vida.

¿El Camino de Santiago es un buen ejercicio de autoconocimiento?

El Camino de Santiago es una gran experiencia que ayuda a conocerse, porque todo predispone a la reflexión interior. El contexto natural, la energía, la estela áurea de todas las personas que han pasado por sus itinerarios a lo largo de la historia, invitan a pararse y mirarse al espejo, pero podemos encontrar esas oportunidades en muchos otros caminos y momentos de la vida, aunque este sea perfecto.

Se define como un “buscador incansable de momentos intensos”.

Me atrae la búsqueda de momentos intensos, pero no aislados. Yo no voy detrás de chutes de energía o episodios de mero placer. Bosco momentos mágicos que estén conectados con mi ayer -mis valores, mis aprendizajes, mis amores, mis aspiraciones...- y con mi mañana. Busco la coherencia entre las cosas que vivo hoy y mi propósito vital. Para los momentos intensos inconexos ya están Netflix o los parques de atracciones.

Cualquier aventurero tiene fracasos. Usted los reconoce y les saca partido.

La vida que vemos en Instagram es la punta del iceberg: una décima parte de la realidad, que es la que sale en las fotos. La vida de verdad tiene otras nueve partes que no se ven y algunas de ellas recogen las frustraciones, las luchas, las tensiones, los errores... Todo eso, aunque nadie lo quiera, forma parte de la vida. El aventurero se involucra en muchos retos audaces y ambiciosos, y es lógico que viva más errores y fracasos. Quien no acepta el fracaso no merece el éxito.

Habla del cuidado del medioambiente con una coherencia ejemplar. El Camino es un buen lugar para recordarnos que el único camino posible para el futuro es cuidar el planeta con delicadeza y decisión.

La sostenibilidad no es un capricho, sino una necesidad urgente que nos interpela a todos los seres humanos del planeta, porque estamos cerca de pegarnos una buena castaña si no cambiamos los hábitos que nos han traído hasta aquí. Destrozar el planeta atenta contra nuestra dignidad como seres humanos.

La huella

Albert Bosch es el protagonista de la cuarta etapa de El Camino interior. Es un hombre cuatro por cuatro, con tracción de pasión en todas las ruedas de su vida. Es un espíritu aventurero cuajado por la reflexión y un ejemplo vivo de cómo ser mejor con cada reto deportivo o vital, empezando por uno mismo. Tiene un motor que es un corazón bombeante de proyectos, ilusiones y propósitos que mejoran el mundo. Es todo lo contrario a un rostro del marketing. Auténtico. Potente. Real. Un torbellino de salud mental, sentido común, esfuerzo y valentía tan de carne y hueso que hace hasta fácil pisar con audacia un mundo que ven pequeño las personas grandes.

04 mar 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.