Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 30 noviembre 2021
19:15
h

Revolucionaria terapia del CHUS con un coste de 320.000 € por paciente

El Hospital Clínico está aplicando ya esta novedosa técnica tras obtener la acreditación americana y europea // El CAR-T logra destruir células tumorales en casos graves de linfoma B y leucemia aguda

Está considerada como una auténtica revolución en el tratamiento del cáncer hematológico, e incluso los expertos aseguran que podría llegar a sustituir a la quimioterapia. El CAR-T (acrónimo del inglés Chimeric Antigen Receptor T-Cell), una innovadora terapia, ha comenzado a aplicarse en el hospital Clínico Universitario de Santiago, convirtiéndose así en el primero de Galicia en utilizarla.

Esta novedosa técnica antitumoral con inmunoterapia viene avalada tras las acreditaciones europea y americana que se concedieron, el pasado noviembre, al Programa de Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos (de médula ósea) del CHUS.

En concreto, subrayan que dicho programa garantiza el cumplimiento de los estándares de organización y calidad para todo tipo de trasplantes.

La terapia CAR-T está indicada para tratar enfermedades como leucemia linfoblástica aguda, en niños y mayores, y linfoma y mieloma múltiple en adultos. Se destina a pacientes graves que no responden al tratamiento convencional.

Sin embargo, esta revolucionaria técnica tiene una cara b: su sobrecoste. Se calcula que este tratamiento podría llegar a costar más de 320.000 por paciente. Pese al esfuerzo económico que supone para la sanidad pública, son muchos los expertos que recuerdan que este dinero sería calderilla si se salva una vida.

Durante los ensayos clínicos, los resultados muestran que, en leucemia linfoblástica aguda, un 80-90 % de los pacientes responde al tratamiento, pero al año recae un 30-35 %, por lo que la tasa de supervivencia libre de enfermedad se sitúa en un 50 % a los doce meses.

Según indica el doctor Álvaro Urbano-Ispizua, director del Instituto de Hematología y Oncología del hospital Clínic de Barcelona –uno de los pocos de España que también utiliza la terapia CAR-T–, “es un éxito tremendo para casos desesperados que ya habían probado otras líneas de tratamiento sin resultado, como el trasplante alogénico de médula ósea. Todavía no hay datos sólidos a dos años del tratamiento, pero hay altas expectativas de que se mantenga esa respuesta”.

Por su parte, el doctor José Luis Bello, uno de los impulsores de este proyecto en el servicio de Hematología del CHUS, explica que el CAR-T “es una de las terapias con resultados cada vez más prometedores”. “La implementación de estas nuevas estrategias terapéuticas en el CHUS supondrá un avance sustancial para todos los pacientes oncohematológicos, que podrán beneficiarse de estos tratamientos sin necesidad de trasladarse a hospitales de otras comunidades autónomas”, incide.

Además, el experto, que se jubiló recientemente, explicaba que la obtención del sello Jacie (Joint Accreditation Committee of the International Society fuere Cellular Therapy and the European Group fuere Blood and Marrow Transplantation), para poder implantar la revolucionaria terapia CAR-T, “es la respuesta a los años invertidos en la estandarización de métodos de trabajo y que supone un esfuerzo por parte del equipo médico, de enfermería y del personal técnico, al ser la de más alto rango en las normas internacionales de acreditación”.

Con este distintivo, el área sanitaria compostelana se convierte en la primera en Galicia en conseguirlo y de las pocas españolas en recibirlo.

El servicio de Hematología del CHUS puso en marcha el Programa de Trasplantes de Progenitores Hematopoyéticos, dirigido por el doctor Bello, en el año 1993. Desde entonces, se realizaron más de 950 trasplantes en todas las modalidades de TPH: médula ósea, sangre periférica o del cordón umbilical. A lo largo de estos años, se llevaron a cabo 807 trasplantes en pacientes adultos y 151 en menores.

El 44 % de los TPH realizados en el CHUS son de tipo complejo (trasplantes alogénicos), que es cuando el paciente recibe células madre de un donante familiar compatible, o bien de uno altruista no emparentado.

¿Cómo funciona?
Destruir las células cancerígenas
Image

··· En esta novedosa terapia el médico extrae células T de la sangre del paciente para ser modificadas en un laboratorio y obtener así proteínas específicas (receptores) que permiten que las células T reconozcan las células cancerosas. Ya modificadas, se vuelven a introducir en el paciente para que encuentren y destruyan las células cancerosas.

··· El CAR-T aúna tres abordajes punteros en cáncer: inmunoterapia, terapia dirigida y genética.

13 may 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito