Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 26 septiembre 2021
16:00
h
Una imagen del Santo que libró a Compostela de la peste ha sido trasladada junto al altar de la Catedral . El arzobispo pide que se rece en las iglesias de la diócesis por el fin de la pandemia, solicitando también la intercesión del Apóstol TEXTO Luis Álvarez

Si todo falla, queda San Roque

En estos días, en los que suben los contagios, se acumulan los pacientes en los hospitales y se suceden los inconvenientes con la distribución de las vacunas, el Arzobispado anuncia la colocación de una imagen de San Roque al lado del Altar Mayor de la Catedral, donde permanecerá durante los próximos días.

El Santo es el protector contra las epidemias, y su intercesión solicitó la ciudad de Santiago en reiteradas ocasiones cada vez que una peste o enfermedad infecciosa asolaba la ciudad. De hecho, la capilla y el hospital que llevan su nombre son fruto de una promesa realizada a principios del siglo XVI con motivo de una epidemia, aunque no se construyó hasta que llegó la siguiente, a finales de esa centuria.

La devoción al Santo en Compostela quedó patente con las institución del Voto de la Ciudad, que todos los años se renueva con motivo de la festividad del mes de agosto y la procesión que tiene lugar ese día, y que organiza la Cofradía que lleva su nombre. Recientemente, además, se celebró con gran solemnidad la conmemoración de los quinientos años del establecimiento de este voto, en el año 2017.

Precisamente en 2020, aunque se había levantado el estado de alarma, y la evolución de la pandemia parecía mucho mejor que en la actualidad, ya la presentación del Voto estuvo protagonizada por la petición de la Iglesia compostelana para que el Santo intercediera en favor de los afectados por la enfermedad y protegiera a los no contagiados.

Especialmente se pedía el auxilio del San Roque para aquellos que más han trabajado durante la pandemia, desde los sanitarios a las fuerzas de seguridad, los servicios esenciales y los trabajadores más expuestos.

Ahora, según informa el Arzobispado, durante los próximos días esta imagen, como se puede apreciar en la fotografía superior, estará situada en el Altar Mayor, para que los fieles puedan solicitar su auxilio y conseguir así superar esta nueva peste del siglo XXI.

Asimismo, el arzobispo compostelano, monseñor Julián Barrio, también pide que se rece en las iglesias de la diócesis por el fin de la pandemia, solicitando la intercesión del Apóstol Santiago y de San Roque. Y ofrece la oración que él mismo escribió el pasado mes de marzo: Santo Apóstol Santiago, / a quien Cristo, “Camino, Verdad y Vida”, / mostró su predilección. / Tú presenciaste junto a Pedro y Juan / los grandes acontecimientos de su vida, / y fuiste testigo de la curación de tantos enfermos, que Él realizó. / En ti encontró la disponibilidad para “beber su cáliz”, / siendo tú el protomártir de los Apóstoles. / Como Patrono de España pedimos tu auxilio / para los afectados por el coronavirus, / fortaleza y sabiduría para el personal sanitario, / luz y acierto para quienes toman las decisiones / y cercanía generosa para quienes / están ofreciendo su colaboración. / Ponemos toda esta situación bajo la mano maternal / de Nuestra Señora de la Salud. / Y tú, como amigo del Señor, acompaña a los fallecidos / hasta el Pórtico de la Gloria / e intercede por ellos ante Él / para que nos veamos liberados de esta pandemia. / Amén.

Enciende una vela. También en estos tiempos de dificultades y restricciones de todas las actividades públicas, la Catedral recuerda la posibilidad d recurrir a medios telemáticos para manifestar la fe, concretamente a través del encendido de una vela virtual en honor al Apóstol Santiago. El encendido, que es gratuito y la donación es voluntaria, tiene una duración de cuarenta y ocho horas, y la iglesia anima a que se comparta con otras personas para que la duración de la misma sea todavía mayor.

La propuesta ha encontrado un amplísimo eco, de forma que según señalan las estadísticas, fueron nada menos que 143.266 las que se encendieron hasta el momento, de las que más de dos mil permanecen actualmente con su llama ardiendo en la página web.

Son casi cuatro mil páginas las que recogen estos cirios online con las iniciales de quienes los pusieron en marcha, que no se limitan simplemente a Santiago, sino que el Arzobispado señala que la procedencia de los fieles abarca ciento once países diferentes.

No se trata solo de una iniciativa puesta ahora en marcha. La Catedral de Santiago agradece cualquier contribución o donativo para mantener vivo el lampadario digital. Las contribuciones se destinarán a garantizar el funcionamiento diario de la Basílica y a facilitar su carácter abierto como espacio de oración y de visita cultural para todas las personas, explican.

De esta forma, se pueden donar desde dos hasta cincuenta euros, de forma puntual o periódica, e incluso se facilita información sobre cómo solicitar la desgravación fiscal por el importe de esta ayuda. También se recomienda reflexionar “sobre tus intenciones para encender una vela virtual: elevar una oración, en memoria de tus seres queridos, por una causa solidaria, por una promesa, un propósito personal o felicitar a un amigo”. Por último, se explican también las posibilidades de apoyo que ofrece el Plan de Mecenazgo.

27 ene 2021 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito