Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 24 noviembre 2020
01:04
h

Sigue la batalla con el arreglo de muros, públicos y privados

Raxoi afirma que el caído en San Lourenzo tenía dos apercibimientos // Retomados con normalidad los trabajos en el de Fontiñas

Hasta en dos ocasiones alertó el Ayuntamiento a los responsables del mal estado del muro de San Lourenzo que se vino abajo en la noche del pasado jueves, posiblemente a causa de los temporales y las fuertes lluvias que cayeron sobre la ciudad durante las últimas semanas.

A raíz de los dos incidentes producidos a finales del pasado año, uno de ellos con víctima mortal, en Costiña do Monte y O Pombal, además de los problemas que se arrastraban desde hace años en Fontiñas, el Ayuntamiento de Santiago inició una amplia campaña de revisión de los principales muros de la ciudad para detectar posibles patologías y evitar accidentes que podían ser graves.

A tenor de los resultados, se estableció un programa de arreglo de los mismos en colaboración con el Consorcio de Santiago, y además de redactar los correspondientes proyectos para aquellos que son de titularidad pública, también se notificó a los titulares de los privados en los que se habían detectado deficiencias para que procedieran a su arreglo, como se hizo en este caso en dos ocasiones por tratarse de un muro histórico, según explicaron desde el Consorcio.

Mientras tanto, continúan desarrollándose los trabajos en aquellos que son competencia municipal, salvo en el de O Pombal, donde las obras afectan a terrenos particulares y es preciso llegar a un acuerdo con los titulares de las parcelas. Con todo, Raxoi ya ha preparado un expediente para en el caso de no poder alcanzarlo, exigir la ejecución de las reparaciones a los propietarios para poder volver a abrir el paso por esta vía, colindante con un espacio tan estratégico como es el parque de la Alameda.

Otro de los trabajos, el de la rúa París, de Fontiñas, ya ha retomado su ritmo normal, después de que la pasada semana se tuvieran que ralentizar las obras debido a la presencia de positivos por covid-19 entre los trabajadores.

En Costiña do Monte ya está adjudicado el proyecto, que presentó una mayor complejidad por tratarse del muro de cierre del parque de Belvís, y fue necesario que el proyecto recibiera previamente el visto bueno de la Comisión Asesora del Patrimonio Histórico antes de licitarlo.

A mayores, el Ayuntamiento también tuvo que intervenir en Vidán para reparar el desplome de otro muro, que quedó colgando sobre el río, sujeto únicamente por los hierros del encofrado.

21 nov 2020 / 00:57
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito