Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 23 octubre 2020
10:20
h

Siguen las fiestas en pisos a pesar de la imposición de multas de hasta 750 €

Una de las diez celebraciones interrumpidas en el estreno de las nuevas medidas mereció la sanción máxima // La juerga duró hasta bien entrada la madrugada

Dos noches lleva ya Compostela con las nuevas cuantías que se aplican para las multas por ruidos de las fiestas en pisos y el resultado deja de momento mucho que desear. En la primera jornada tras la entrada en vigor del decreto pensado para intentar frenar las reuniones sociales, se celebraron, al menos, diez fiestas en pisos. Ni la policía tiene constancia de todas las celebraciones que se realizan en los inmuebles de universitarios compostelanos ni todos los que organizan fiestas hacen el suficiente estruendo como para que sus vecinos protesten ante los agentes.

La nueva normativa, una reinterpretación de la ordenanza de ruidos, se basa en un incremento de la cuantía de la sanción según la hora de la noche en la que se produzca. Así, entre el jueves y el viernes se impuso la primera sanción de 750 euros, la máxima prevista para multas sin reincidencia. Esa cuantía corresponde a la franja que va entre las 03.00 y las 07.00 de la madrugada. Las restantes nueve fiestas fueron interrumpidas y denunciadas con un importe de 500 euros, cantidad prevista para la franja de 00.00 h. a 03.00 h.

Mientras, en el área sanitaria los contagios siguen sin disminuir. Son ya 660 los casos activos: es la cifra más alta desde el 15 de septiembre. Una de las primeras valoraciones de lo que ha dado de sí la primera jornada de fiestas ha llegado de la mano del alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, que reconoce que, aunque los datos de las fiestas son mejores que hace unos días, el problema sigue siendo una realidad. Ante preguntas de los periodistas en el acto de reapertura del vial Clara Campoamor, manifestó que los datos de las fiestas registradas no son satisfactorios, como tampoco lo son los de evolución de la pandemia.

Sin embargo, Bugallo recuerda que para comprobar el efecto de las medidas habrá que dejar que pasen unos días. También valora que los cribados que se están haciendo a los estudiantes universitarios, centrados especialmente en las residencias, harán que se incrementen los números de casos positivos.

Así, como ya había ocurrido hace unas semanas, el regidor ha realizado un nuevo llamamiento a los más jóvenes. “Que se conciencien porque asumen un riesgo inaceptable”, ha insistido Bugallo. El alcalde ha puesto especial hincapié en aquellos que no son de Compostela y que cada fin de semana regresan a casa con sus familias. “Queremos que cuando se vayan los viernes transmitan seguridad en casa”, insistió.

El mensaje que se está trasladando en los últimos días desde diferentes autoridades, desde el alcalde hasta el propio presidente de la Xunta, es que este aumento de las multas es una especie de última llamada para evitar restricciones mayores. Y ayer Bugallo ya escenificó cuál podría ser el siguiente escenario cuando dijo que “todo lo que intentamos hacer es para evitar que en Santiago pase lo de Salamanca o Granada”. En Salamanca, la Junta de Castilla y León decretó el confinamiento perimetral; en Granada, la Universidad ha suspendido las clases presenciales, lo que ha provocado una protesta de los estudiantes frente a la sede de la junta andaluza.

El Comité Clínico de Sanidade puso el foco en el comienzo del curso universitario como base del aumento de contagios. Ayer mismo vinculó la ampliación de las medidas restrictivas a los resultados que se obtengan una vez finalizado el cribado a los estudiantes. Esta es una posibilidad que no se ha descartado en ningún momento. De hecho, tal como publicaba ayer este periódico, el hospital Clínico de Santiago ya ha emitido certificados de movilidad para algunos sanitarios en los que consta la fecha de ayer. El documento es similar al expedido cuando se decretó el estado de alarma y comenzó el confinamiento en marzo. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se pronunció al respecto esta semana. Afirmó que en ese momento aún no se daban las circunstancias para el cierre perimetral de la capital gallega, si bien no lo descartó de cara a los siguientes días.

En este sentido, las dos próximas semanas serán determinantes para comprobar la evolución de la pandemia, así como para acumular datos sobre el efecto disuasorio que puedan tener las nuevas multas en los estudiantes que se reúnen en los pisos. Desde el sector del ocio nocturno siguen insistiendo en que sus locales, cerrados desde mediados de agosto, eran espacios mucho más seguros.

¿Se tramitan?

··· Pese a que el dato de las celebraciones de la primera noche con las nuevas sanciones no es positivo, el alcalde puso el acento en que esta semana las fiestas han bajado a la mitad con respecto a hace unos días.

··· Esas 10 fiestas suponen una reducción al 50 % en comparación con las 20 del jueves pasado, el día de fiesta universitaria por excelencia. Si se compara con hace dos jueves, con 28 fiestas, el descenso es menor. “Estamos yendo en una secuencia que va en la dirección correcta, pero queda camino por recorrer”, expresó Bugallo.

Menos reuniones
17 oct 2020 / 01:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.