El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago » Te acuerdas de

EL TESTIMONIO

"Se cobraba a cada puesto según su tamaño"

José Luis Gayoso, propietario Casa Manolo

José Luis Gayoso, propietario Casa Manolo - FOTO: ECG
José Luis Gayoso, propietario Casa Manolo - FOTO: ECG

REDACCIÓN  | 23.02.2019 
A- A+

"El crecimiento de este mercadillo estuvo relacionado claramente con la introducción del consumo de fruta en la dieta. Además, entonces no había mucho trabajo y la gente se ponía en la calle a vender comestibles", señala el dueño del restaurante Casa Manolo. Asimismo, destaca que el mercado "no estaba reglamentado", y en la zona "había un municipal que cobraba a cada puesto según el tamaño del mismo". En este sentido, subraya que esta situación desembocaba en constantes "follones", puesto que el agente de la Policía Local "tenía que medirlos y siempre había controversia". Por último, dice que "cuando empezaron a ponerse vendedores de ropa y zapatos, la praza do Irmán Gómez se quedó pequeña, y se cambió de ubicación".