Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 07 mayo 2021
02:00
h

Triunfan las rebajas en tiendas ‘grandes’ ante un comercio local en caída libre

Colas ante establecimientos de Inditex o Bimba y Lola // “Un año perdido” para los pequeños negocios // Las esperanzas, en el Xacobeo

El comienzo de las rebajas marca el final de la Navidad y son muchos los que aprovechan para gastar parte del regalo de Reyes, o para hacer alguna devolución o cambio de los obsequios adquiridos. Ayer por la mañana el Ensanche compostelano, así como las principales superficies comerciales, se llenaron de los vecinos que quisieron aprovechar la primera mañana de descuentos. El panorama general era de gran afluencia en las tiendas con más nombre, como pueden ser las de Inditex o marcas como Bimba y Lola. Son esas firmas las que predominaban en las bolsas que se podían ver ayer por las calles de Compostela.

De esta forma, donde más colas se pudo observar fue en calles como Xeneral Pardiñas, Doutor Teixeiro o República do Salvador, donde incluso había colas en el exterior debido a las limitaciones de aforo y a la distancia que se debe guardar debido a la pandemia. Esa fue la estampa en tiendas como Zara, en Praza de Galicia, o Pull and Bear, en Doutor Teixeiro. También en Calzedonia, situada en Xeneral Pardiñas. Las superficies comerciales, como As Canceles, también tuvieron mucha más afluencia, de la misma forma que ocurrió durante el Black Friday. En este sentido, en los últimos días fue habitual la presencia de la Policía en el interior para controlar el aforo y que nadie se saltase el cierre perimetral para ir de compras.

Otro tema es el del pequeño comercio, que lleva años advirtiendo de la dificultad que les supone competir con tiendas que, en ocasiones, tiran los precios y que tienen descuentos constantes en cualquier época del año. La mayoría ha tratado de adaptarse al nuevo ritmo de mercado y ha realizado, por ejemplo, rebajas en el Black Friday, pero les resulta difícil bajar ahora demasiado los precios después de una Navidad que ha dejado pérdidas cuantiosas. En este sentido, muchos comerciantes reconocían hace semanas que ni la Navidad iba a poder salvar la situación que ha traído la pandemia sanitaria.

“UN AÑO PERDIDO”. Pese a que la mayor parte de comercios se encomendaron a la campaña navideña, las principales asociaciones de comerciantes de la ciudad apuntan al cierre perimetral como uno de los principales problemas que han sufrido. Sin poder entrar en la capital gallega para hacer compras navideñas, las ventas realizadas gracias a los concellos del área de influencia se han perdido. “La campaña fue fatal entre el cierre perimetral y que hay muchas tiendas que dependen del turismo”, explica el presidente de Compostela Monumental, José Manuel Bello Rey. “Puede que alguna tienda se haya beneficiado de la presencia del mercadillo navideño, pero no ha sido ninguna maravilla”, añade. Bello, como presidente también de la Confederación Española de Cascos Históricos (Cocahi), afirma que los datos de Compostela van en consonancia con los estatales: caídas de hasta el 80 por ciento en las ventas.

Desde la fundación Santiago Centro también destacan las consecuencias negativas del cierre perimetral, que ha provocado “una campaña navideña dispar pero que no ha sido espectacular. El cierre ha afectado mucho”, asegura su presidente, José María Fernández. En particular, habla de los sectores más afectados, entre los que están la hostelería, las agencias de viajes o las tiendas de moda. La alimentación sale mejor parada, pese a que la situación de la hostelería también les ha perjudicado, tal y como han reconocido en diversas ocasiones desde el compostelano Mercado de Abastos.

“Muchos no ven la realidad de lo que está pasando”, se lamenta José Manuel Bello. Pese a todo, destaca que la ampliación del Xacobeo y las ayudas al comercio, “que desde Compostela Monumental tanto reclamamos”, dan cierto alivio. Al Xacobeo también apunta el presidente de la asociación Santiago Centro. “Con la campaña de vacunación se empieza a ver la luz al final del túnel, y encima nosotros tenemos el Año Santo, que va a traer a mucha gente”, reitera Fernández como uno de los revulsivos con los que cuenta la ciudad. “En cuanto se abra la puerta, la gente vendrá”, apunta José María Fernández. Así, todas las miradas están puestas en el segundo semestre del año, dando por perdidos los primeros meses.

“Las ayudas son un parche”

··· Los grupos que forman la Corporación municipal acordaron destinar los remanentes a ayudar al tejido empresarial que más lo necesitaba. Unos de los beneficiarios fueron los que forman el sector del comercio. Las ayudas están en tramitación y hay satisfacción por haberlas conseguido, ya que las propias asociaciones las reclamaron. Sin embargo, desde la asociación Compostela Monumental, advierten: “Son un parche y un balón de oxígeno, pero no la solución”.

08 ene 2021 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.