Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 25 mayo 2022
13:35
h

Últimos retoques al diseño de Romero Donallo antes de iniciar la construcción

Raxoi busca encaje a los futuros edificios para completar por fin la urbanización de la margen más próxima al barrio de Conxo

El desarrollo de Romero Donallo para completar la construcción de la margen más próxima a Conxo parece que por fin está encaminado. La junta de gobierno municipal dio ayer el visto bueno a una modificación del estudio de detalle de dos parcelas para reordenar la construcción de edificios en las mismas.

Se trata de los denominados quinteiros 1 y 2, situados en la parte más próxima a la avenida de Antón Fraguas, en la parte inferior, y en el antiguo solar del cine Avenida, respectivamente, en los que se han hecho una serie de ajustes, como explicaba la concejala de Urbanismo Mercedes Rosón.

No se trata de modificaciones de calado que transformen el proyecto previsto, sino simplemente de cambios concretos en el reparto de la ocupación del espacio, pero que no suponen una variación de la edificabilidad prevista, Concretamente, se trata de “un Estudo de detalle de reordenación conxunta que estude máis polo miúdo as distintas alternativas e solucións para acadar unha mellor integración dos volumes resultantes nos dous quinteiros” antes citados.

Es decir, que no se amplía el número de edificios, sino que simplemente se ordena de otra forma la colocación de éstos y los correspondientes espacios libres. Se trata, pues, según explica el Ayuntamiento, “de facilitar unha solución conxunta e integrada para ambos os dous quinteiros, dada a súa contigüidade, especial configuración e emprazamento”.

El número uno cuenta con una edificabilidad total sobre rasante de 1.838,90 metros cuadrados, en los que los usos admitidos, en las plantas altas son residencial, compatible con oficias uso sanitario, asistencia y hotelero, hasta un total de 1.638,90 metros cuadrados. En la planta baja hay doscientos metros cuadrados para uso exclusivo de restaurante-cafetería.

Por lo que respecta al quinteiro número dos la edificabilidad total sobre rasante está fijada en 10.727,02 metros cuadrados. Los usos admitidos en las plantas altas son Residencial 1 (con una reserva obligatoria de 4.229 metros cuadrados con destino a vivienda de protección pública), y en el resto el carácter residencial se puede compatibilizar, con oficinas, uso sanitario, asistencial u hotelero, hasta el total de 9.386,54 metros cuadrados.

En la planta baja se permite uso comercial, almacenes, oficinas, e industrial en categoría primera, (actividades compatibles con los usos residenciales. Comprende los pequeños talleres e industrias con escasa potencia instalada, que no desprenden gases, polvo ni olores, ni originan ruidos ni vibraciones que pudieran causar molestias al vecindario, así como actividades artesanales, reparación de pequeños electrodomésticos, pequeños talleres de montaje de accesorios de automóvil, etc...).

También se contempla uso hotelero, sanitario, asistencial, docente, religioso, sociocultural, deportivo, recreativo, servicios urbanos y administración pública.

Esta habilitación no resulta necesaria para los otros quinteiros del Plan parcial, seis, porque éste define una mayor área de movimiento de la edificación, susceptible de reordenación dentro del mismo solar.

Se trata de un paso más, pero ya decisivo, para la puesta en marcha de la urbanización de esta zona tan céntrica, pero que por diversas razones quedó abandonada durante largos años.

Tanto que el polígono en el que se encuentra era el número uno, teóricamente el primero que se iba a desarrollar en el Plan Xeral, pero del año 1989, antes de que se edificaran todas las urbanizaciones de Conxo, Cornes y los barrios situados más al sur, como Santa Marta o Volta do Castro, que ya están prácticamente edificados.

Así, la unión entre el Ensanche y Conxo, quedó frustrada, y Romero Donallo, que en tiempos se conoció como circunvalación, porque junto con el Hórreo y la avenida de Lugo formaban un cinturón periférico al casco urbano, se quedó convertido en avenida a medio edificar.

Más de dos centenares de viviendas y equipamientos públicos varios
Están previstas zonas verdes en puntos como la antigua parcela que acogía el cine Avenida

Santiago. El desarrollo de este polígono, pendiente desde hace muchos años, justo antes de que construyeran los nuevos barrios del sur de la ciudad, y solo a finales de la pasada década se procedió al derribo del cine Avenida, no sin que antes fuera pasto de un incendio, y al vallado de toda la parcela entre las avenidas de Rosalía de Castro, Romero Donallo y Ferrol.

La modificación que ayer quedó aprobada inicialmente se someterá a información pública durante el plazo de dos meses. De forma paralela, se solicitarán los informes sectoriales preceptivos (Carreteras del Estado, Patrimonio Cultural, Paisaje e Augas de Galicia).

En días pasados, el Ayuntamiento, a través de la Brigada de Vías y Obras, ya llevó a cabo una labor de desbroce a fondo dentro de la campaña de limpieza de terrenos que está llevando a cabo, con el fin de evitar la proliferación de maleza en esta avenida.

Asimismo, el alcalde, Sánchez Bugallo, anunció la realización de estudios geotécnicos en algunos de los terrenos con vistas a llevar a cabo las futuras construcciones. Además de unas doscientas nuevas viviendas, están previstos también varios equipamientos, entre ellos uno situado junto al instituto, además de otros espacios públicos a lo largo de todo este margen de la avenida.

Por otra parte, cabe señalar que esta modificación no suspende la concesión de las licencias ni de los actos sujetos a comunicación previa que sean conformes con la vigente normativa del plan parcial, señala Raxoi.

08 dic 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito