Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 20 octubre 2020
01:23
h

Una gran plaza en el Hórreo servirá de acceso peatonal a la intermodal

La reurbanización incluye amplias dársenas a ambos márgenes para los buses metropolitanos // Raxoi pretende que se convierta en la calle del transporte público y que el tráfico se desvíe al túnel

Una gran plaza, del estilo de la que se construyó en el cruce entre las rúas Montero Ríos y Xeneral Pardiñas, servirá como acceso peatonal a la futura estación intermodal. Se construirá, según confirmó ayer a este periódico el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, en el actual nudo de la calle, es decir, a la altura de la rotonda, de manera que los pasajeros que desciendan por el Hórreo entren ya directamente en las instalaciones.

Es una de las iniciativas que se contemplan en el plan de reurbanización que elabora Raxoi para esta zona y que verá la luz, señaló el primer edil, el próximo noviembre, con el objetivo de sacarlo a licitación antes de 2021.

El entorno de la futura estación intermodal empieza a tomar nueva forma. Tras la reapertura del vial de Clara Campoamor, que también servirá de acceso al complejo y a la pasarela que funcionará como vaso comunicante de las estaciones y de los barrios de Pontepedriña y el Ensanche, la hoja de ruta de Raxoi se centra ahora en la reforma del Hórreo, encaminada a acoger las paradas del transporte metropolitano, así como a mejorar el acceso de peatones a la estación.

Precisamente, en este proyecto trabajan ahora los técnicos del Concello de Santiago. Bugallo indicó ayer a EL CORREO que se está elaborando un primer boceto para la reurbanización de la rúa. La idea es habilitar en el primer tramo de la calle, es decir, el comprendido entre la rotonda de Galuresa y la que enlaza con la cuesta del Parlamento de Galicia, varias marquesinas en ambos márgenes para que puedan recalar las líneas metropolitanas. Detalló el alcalde que se colocarían cinco o seis en el lado de la estación, por donde los autobuses circularán por un carril de uso propio; y algunas menos, tres o cuatro, en la orilla situada junto al ambulatorio Concepción Arenal, donde también se habilitaría un espacio para que paren los autocares metropolitanos.

TRES PARADAS EN LA CIUDAD. “La idea es que realicen tres paradas en la ciudad: en la estación, en el campus y en el hospital”, indicó el regidor compostelano, al tiempo que añadió que también se planteó la posibilidad de crear un carril para bicicletas en la nueva rúa do Hórreo, pero los técnicos observan dificultades puesto que “lo que se busca es un tramo dedicado al transporte público; y el hecho de que circulen muchos autobuses y bicicletas a la vez en la misma calle puede suponer un problema por posibles interferencias”, matizó.

En estas plataformas se establecería la parada de las líneas que ahora recalan en la rúa da Rosa, como las que llegan desde Milladoiro, Bertamiráns, Teo o Santa Lucía. De esta manera quedaría liberada de carga de tráfico la Rosa y también se aliviaría en buena medida la circulación rodada en el Ensanche.

Incidió en que este proyecto tiene como principal objetivo “calmar el tráfico en la zona”, a la vez de “tejer la ciudad”, al conectar Pontepedriña y el Ensanche, y se integra la estación intermodal.

De salir adelante la iniciativa, en la que trabajan varios departamentos municipales, como el de Tráfico, habrá que hacer bastante obra. El alcalde aseguró que, según las primeras estimaciones, la actuación no requerirá un presupuesto muy alto, si bien se trata de un proyecto “de gran impacto” para este entorno, que ofrecerá una imagen completamente renovada.

Asimismo, manifestó que la intención es que también gane peso el túnel del Hórreo, que todavía tiene capacidad para 20.000 vehículos más, de manera que el parte superior sirva exclusivamente para el acceso a la zona urbana.

AMPLIACIÓN. Tanto el alcalde de Santiago como la conselleira de Infraestruturas e Vivenda, Ethel Vázquez, coincidían este viernes, durante el acto de apertura del vial de Clara Campoamor, en la necesidad de completar lo antes posible la estación intermodal de la capital gallega. El primer edil se refería, en concreto, a la segunda fase de la estación de trenes, con el objetivo de llevar a cabo su adaptación, tras una reforma integral, a la llegada del AVE a Galicia.

Todavía está pendiente la anulación de la cláusula que establece que la ampliación de las instalaciones no se llevará a cabo hasta que por los andenes compostelanos pasen al año 3,5 millones de pasajeros. Sin embargo, parece que esto no será un problema para ejecutar el proyecto, puesto que las tres administraciones están de acuerdo en revocarlo. Sánchez Bugallo señala que la iniciativa está pendiente de la aprobación de Fomento y su licitación por parte del Adif.

18 oct 2020 / 01:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.