Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 12 julio 2020
01:55
h

Volverán las eucaristías a la Catedral con los fieles de espaldas al Apóstol

Un altar provisional junto al Pórtico de la Gloria y la instalación de sillas en la nave principal, que ya está restaurada, servirán para recuperar el culto mientras se rehabilita la Capilla Mayor

Una mesa del altar portátil instalada junto a la trasera del Pórtico de la Gloria servirá para recuperar el culto de manera provisional en la Catedral. Es el plan que maneja el Cabildo. Así lo confirma el deán, Segundo Pérez López, a la vez que indica que también se prevé la colocación de sillas en la nave principal para que los fieles puedan participar en el culto. Estarían sentados de espaldas la Capilla Mayor, donde se encuentra el sepulcro del Apóstol, un conjunto que permanece completamente cubierto por los andamios a causa de su minucioso proceso de restauración.

El presidente del órgano de gobierno de la seo explica que esta alternativa se estudió durante los últimos meses, puesto que los trabajos en la nave mayor “están terminados”. “Estaba previsto celebrar una misa de exequias ya en el mes de mayo, pero finalmente por las circunstancias que todos conocemos no pudo ser. En este momento, pienso que se retomará la actividad en julio”, apostilla Segundo Pérez, antes de afirmar que inicialmente solo se oficiaría en este espacio de culto provisional la misa de las siete y media de la tarde, “una vez que los operarios terminan el trabajo”.

En este sentido, comenta que por el momento se mantendrá en San Francisco la Misa del Peregrino, que se celebra a diario a las 12.00 horas, y el resto de liturgias propias de la Catedral en los templos a las que fueron desviadas una vez que comenzaron los trabajos de restauración en el interior del edificio.

Según señala el deán, la mesa de altar portátil ya está colocada junto al Pórtico de la Gloria, mirando hacia la Capilla Mayor, en un espacio donde los trabajos de restauración, que incluyeron los paramentos verticales y las bóvedas, están rematados. De ahí que sea viable plantear la recuperación de parte del culto en la Basílica, un plan que se paralizó por el estado de alarma a causa de la crisis sanitaria del covid-19.

Por otro lado, para que los fieles puedan acceder de nuevo al templo habrá que pulir algunos flecos. Fuentes oficiales de la Fundación Catedral aseguran que en este momento está prohibido el acceso de personas ajenas a la Basílica por los “protocolos de seguridad y salud” de las propias empresas que se encargan de las obras de restauración, si bien es cierto que los fieles ya pueden asistir desde hace semanas a las misas que se celebran en la parroquia de la Corticela, que, como es sabido, se localiza en el interior de la Basílica y a la que se entra por la puerta de la plaza de la Inmaculada, donde se encuentra buena parte de la maquinaria que se utiliza para la restauración del monumento.

Aunque este periódico no pudo observar cómo avanzan los trabajos en base a estas restricciones, tanto la Fundación Catedral como el deán señalan que las actuaciones evolucionan según lo previsto, a pesar del parón obligado por el coronavirus. Segundo Pérez indica que al menos el interior estará a punto para el inicio del Año Santo, que arrancará con la ceremonia de apertura de la Puerta Santa el próximo 31 de diciembre.

Es una incógnita actualmente cómo reaccionarán los peregrinos en cuanto se permita la circulación entre países. Todo apuntaba a que desde la pasada Semana Santa se apreciaría un notable aumento de la afluencia de personas en el Camino de Santiago y por tanto en la ciudad del Apóstol, pero el coronavirus lo chafó todo. También los planes de muchos empresarios y autónomos con negocios vinculados a la Ruta Jacobea, que ahora depositan todas sus esperanzas en que el Año Santo de 2021 sirva de balón de oxígeno.

01 jun 2020 / 12:13
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.