Fotos en Lugo en recuerdo de los pequeños que ya no están

Se va a crear en el HULA un grupo de apoyo a quienes sufren la muerte de su hijo y los sanitarios se actualizarán

Un momento de la inauguración de la exposición / CEDIDA

Un momento de la inauguración de la exposición / CEDIDA / A. P.

El cementerio municipal de San Froilán, de Lugo, acoge desde el pasado viernes la exposición Arrolos ao Ar. Una muestra conformada por fotografías de las familias que han perdido a sus bebés durante la gestación, el parto o a los pocos días de nacer. En ella pueden verse imágenes que muestran rituales de despedida que se hicieron a los hijos, o tatuajes en su recuerdo. Según cuenta Cristina Ouro, matrona en el Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA) de Lugo, y una de las organizadoras de esta muestra, la exposición podrá verse hasta el otoño. “La idea surgió del área de Participación y Servicios para la Vencidad del Ayuntamiento de Lugo. Pidieron la participación del Colegio Oficial de Enfemería lucense, y entonces se hizo un grupo de trabajo para organizarla”, cuenta.

Fotos en Lugo  en recuerdo de  los pequeños  que ya no están

Fotos en Lugo en recuerdo de los pequeños que ya no están / Cedida

Cristina recuerda que en el cementerio San Froilán existe desde hace un mes un espacio dedicado al duelo perinatal que lleva por nombre Xardín dos Arrolos. Allí las familias pueden colocar todo lo que quieran para recordarles. Otro proyecto que surgió de la colaboración entre el Ayuntamiento y el Colegio Oficial de Enfermería de Lugo, y para el que también se pidió la colaboración a Bolboretas no Ceo. El resto de ciudades gallegas no cuentan con esta espacio y en opinión de Cristina puede deberse a que “no es algo que la sociedad demande porque se cree que hay pocos casos cuando realmente hay muchos. No se le da la importancia que realmente tiene”, asegura.

Desde su propia experiencia cuenta que en el HULA sí hay un protocolo para los casos de muerte perinatal. “Las matronas tienen formación pero habría que mejorar”, admite. De hecho los profesionales que hemos organizado la exposición vamos a intentar renovar y mejorar el protocolo en el hospital de Lugo. Cuenta también que en el HULA no hay grupo de apoyo para estas familias y que van a constituir uno. “Esto lleva tiempo, pero lo haremos”, asegura. Respecto a una de las mayores peticiones de quienes pasan por este duelo, la de que haya un seguimiento psicológico, Cristina indica que en el hospital lucense “hay un psicólogo dedicado a la salud de la mujer, ubicado en el COF. Los casos que precisan de intervención se le derivan”, explica.