El Correo Gallego

Tecnoloxía

Zuckerberg pretende integrar los chats de Instagram, WhatsApp y Messenger

Los apartados de mensajería instantánea funcionarían con las mismas bases, aunque se mantendrían las tres aplicaciones

Mark Zuckerberg - FOTO: Efe (archivo)
Mark Zuckerberg - FOTO: Efe (archivo)

ADRIÁN ALMEDA OMIL  | 28.01.2019 
A- A+

Facebook quiere que los usuarios de su red social y los de sus dos compañías más destacadas, Instagram y WhatsApp, puedan chatear entre ellos utilizando un mismo servicio, como ha avanzado The New York Times y ha confirmado la BBC.

El dueño de Facebook, Mark Zuckerberg, ha sido el gran impulsor de esta medida que funcionaría a partir de finales de 2019 o principios de 2020. 

Como explican estas informaciones, no se trata de crear una única aplicación para las tres compañías, con más de 2.600 millones de usuarios, sino una macroestructura para que, por ejemplo, permita comunicarse desde un perfil de Facebook con un usuario de WhatsApp que no tenga cuenta en la red social. 

Esto provocaría cambios en el funcionamiento de las aplicaciones y su programación y pese a que sigan funcionando individualmente, sería necesario rehacerlas para la integración en sus apartados de mensajería.

Según The New York Times, esta medida ha provocado el enfado de algunos empleados de WhatsApp, debido a la pérdida de "independencia" respecto a Facebook lo que provocó la marcha de la empresa de sus creadores Jan Koum y Brian Acton, así como los de Instagram Kevin Systrom y Mike Krieger. 

Una de las dudas que genera esta unión es la de la privacidad, y cómo se van a poder compartir los datos. Zuckerberg, según las informaciones, querría que todas las aplicaciones utilizasen el cifrado de extremo a extremo, como ya tiene incorporado WhatsApp, pero presenta el problema de la necesidad de vincular todas las cuentas entre sí, algo que algunos usuarios no verían con buenos ojos.

Zuckerberg pretende con esta medida más control y aumentar la utilidad de Facebook, además de la posibilidad de generar más ingresos, sobre todo publicitarios. Esta medida también se vería como una ventaja a la hora de competir con los servicios de mensajería rivales.

La iniciativa abriría la puerta a Facebook para nuevas formas de monetizar sus aplicaciones, así como para crear nuevos servicios de pago tal como explica también el New York Times debido a la mayor frecuencia de interacción de los usuarios con las aplicaciones de Facebook.