El Correo Gallego

Portada » Tema del Día  |   RSS - Tema del Día RSS

ARRANCA LA GRAN CITA DE LOS CHEFS

El pulpo se convirtió en el rey de la gastronomía atlántica

La primera jornada del Fórum Gastronómico 2010 arrancó con una excelente acogida por parte del público, que se volcó con todas las actividades desarrolladas en Santiago // El concurso del plato más típico de nuestra tierra, que ganó una estradense, causó expectación

S.CUIÑA/E.OTERO • SANTIAGO   | 21.02.2010 
A- A+

Antonio Hernández
La estradense Mari Carmen Eyo fue elegida como la mejor pulpeira
FOTO: Antonio Hernández

Ignacio Costoya es el campeón gallego de metres, y ahora su madre, la estradense Mari Carmen Eyo, acaba de convertirse en la mejor pulpeira de Galicia, tras proclamarse vencedora del II Concurso de Pulpeiras del Fórum Gastronómico 2010, que se celebró ayer en la Plaza de Abastos de Santiago.

"Esto ha sido una sorpresa muy grande para mí, no me lo esperaba", decía muy emocionada Mari Carmen al saber que era la ganadora, y que se había llevado los mil euros del premio. Y es que esta mujer lleva más de treinta años dedicándose a esta tarea, recorriendo Galicia de feria en feria. No obstante, hoy mismo estará trabajando en la Fiesta de la Filloa de Lestedo. La ganadora reconoce que tiene un secreto para preparar el pulpo así, y aunque no quiso desvelarlo sí reconoció "que le pongo mucho cariño e ilusión. Me gusta mucho prepararlo, a pesar de que es un oficio duro".

De hecho, esta estradense contó que tardó mucho tiempo en aprender a cortar el pulpo. "Antes de saber, me corté muchas veces los dedos". A diferencia del resto de pulpeiros, que participaron en el concurso sirviendo sus raciones con cerveza, Mari Carmen lo hizo con un albariño, Terras de Lantaño, escogido por su hijo Ignacio Costoya.

El segundo puesto del certamen recayó en Amador Porta, también de A Estrada, y el tercero fue para Cristina Panderos, de Carballiño. El jurado del concurso, presidido por Pep Palau, aseguró que lo tuvo muy difícil para escoger a los vencedores.

Pero ésta no fue la única actividad del Fórum que ayer se celebró en Santiago. Los obradoiros de cocina de Marcelo Tejedor y Flavio Morganti también tuvieron un gran éxito de público. Así, tras realizar la compra en la Plaza con los dos cocineros, los asistentes a los talleres prepararon, junto a sus maestros, merluza a la gallega, pisto y magdalenas, en el caso de Tejedor; y chuletón, sopa de Marsella y marisco, con Morganti.

Los aprendices se mostraron encantados con los talleres. "Está siendo muy interesante, entretenido e instructivo", señalaron.

. sregueira@elcorreogallego.es

EN EL HOSTAL

Subasta de obras de arte y lotes de vino

El profesor de la Universidad de la Sorbona de París Alberto Moyá fue el encargado de dirigir la subasta de obras de arte y lotes de vino que se celebró en el Hostal de los Reyes Católicos. En ellas se subastaron piezas de autores tan conocidos como Eduardo Chillida y Joán Miró. Así, se adjudicó un dibujo al carbón y pastel sobre papel de Ramón Casas por 10.000 euros, a una persona que realizó la puja telefónicamente; un Manuel Colmeiro, por 1.200 euros, o un Juan Genovés por mil. En el apartado de vinos se adjudicó un lote de blancos gallegos por 150 euros y unos tintos de Borgoña por 175 euros. Muchas de las piezas y lotes de más precio quedaron desiertas, puesto que nadie pujó por ellas .

LAS CLAVES

Mucha gente en la Plaza de Abastos

·· El concurso de pulpeiras levantó gran expectación en la Plaza de Abastos. Fueron muchos los compostelanos y turistas que se acercaron al recinto para disfrutar del certamen y de paso probar el pulpo, que en esta ocasión era gratuito.

El placer de las catas con maridaje

·· El Hostal de los Reyes Católicos y el Museo do Pobo Galego acogieron durante todo el día varias catas con maridaje. Vinos blancos D. O. de Valdeorras, cervezas Estrella Galicia, algas y patés fueron algunos de los productos que se degustaron.

Gran éxito de los talleres de niños

·· Los talleres de cocina para niños tuvieron mucha aceptación. Los más pequeños de la casa se lo pasaron en grande aprendiendo a hacer pizza y pan. A las catas y estos obradoiros asistieron más de cuatrocientas personas .