Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 20 mayo 2022
02:02
h

Acuerdo de 40 países para bajar el uso del carbón, sin China ni EE.UU.

El documento contempla eliminar gradualmente la energía de ese combustible en la próxima década en las principales economías, y en la siguiente en el resto

Reino Unido anunció un acuerdo que aglutina a 40 países que se compremetieron a reducir el uso de carbón en sus planes energéticos aunque los principales consumidores y usuarios del mundo -China, EE.UU, India y Australia- se desmarcaron de este acuerdo.

El Gobierno británico detalló que, entre los más de 40 países que se adhirieron a la declaración, se incluyen 18 que se comprometieron a eliminar gradualmente y/o no construir o invertir en nuevas energías que utilizaran carbón como Polonia, Vietnam y Chile, informa Europa Press.

Además, otros 28 países se sumaron a una “antigua alianza del carbón”, liderada por los británicos, para eliminar gradualmente el uso de este combustible fósil, el más contaminante.

Este acuerdo se produce en un momento en el que los científicos advierten de que las emisiones de carbono de los combustibles fósiles parecen recuperarse a niveles cercanos a los de la prepandemia e incluso podrían aumentar aún más en 2022.

El acuerdo incluye una declaración de transición del carbón a la energía limpia liderada por Reino Unido que compromete a los países a poner fin a todas las inversiones que contemplen la apertura de nuevas plantas de generación de energía con el uso del carbón y apostar por el impulso de las denominadas energías limpias.

El documento contempla eliminar gradualmente la energía del carbón en la década de 2030 en las principales economías y en la década de 2040 para el resto del mundo y garantizar que el cambio de la energía del carbón sea justo y beneficie a los trabajadores y a las comunidades.

Desde la oposición, Ed Miliband alertó de las “brechas” existentes en este acuerdo pues no existe “ningún compromiso por parte de los grandes emisores como China para dejar de aumentar el carbón ni tampoco sobre la eliminación gradual de otros combustibles fósiles”.

En la misma línea, preguntado sobre la ausencia de China y Estados Unidos de los nuevos compromisos sobre el carbón, el secretario de Negocios británico, Kwasi Kwarteng, afirmó que se “estaban logrando avances” según dijo a la BBC, subrayando que los países que no suscribieron el acuerdo “también están participando en negociaciones”.

En el caso de China, ha precisado que se ha comprometido a no invertir en la minería de carbón en el extranjero y que también está buscando eliminar el carbón en su propia producción de electricidad, entre otros acuerdos. “Es una pena que no hayan firmado el compromiso, pero eso es algo en lo que estamos trabajando para lograr un acuerdo”, dijo.

El presidente de la COP26, Alok Sharma, ensalzó los compromisos para abandonar el uso de combustibles fósiles de manera gradual a los que se llegó en la cumbre del clima de Glasgow y aseguró que “el fin del carbón está a la vista”. “Los países están dando la espalda al carbón y avanzan hacia fuentes de energía más baratas y renovables”, afirmó Sharma.

Desde que se aprobó el Acuerdo de París para limitar el calentamiento global a 1,5-2 grados, hubo un recorte del 76 % en el número de nuevas plantas de carbón planificadas y una cancelación de 1.000 gigavatios de nuevas plantas, lo que equivale a 10 veces la capacidad total de generación de electricidad de Gran Bretaña, según cálculos de los funcionarios británicos.

Tensiones en el debate sobre las nucleares en la cumbre del COP26

Glasgow. El debate sobre la energía nuclear provoca tensiones en la cumbre del clima de la ONU COP26, entre quienes la ven imprescindible para alcanzar la neutralidad de carbono en 2050 y los que quieren eliminarla por su alto coste y riesgo radiactivo.

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, dijo ayer a Efe que “es imposible descarbonizar el sistema energético” para 2040 -necesario para alcanzar las cero emisiones de carbono netas a mediados de siglo- sin contar con la fuente nuclear, que, mantiene, “es prácticamente la más limpia” al no desprender gases de efecto invernadero.

costosa y peligrosa. Organizaciones ecologistas como Greenpeace o Friends of the Earth, por su parte, urgen a los gobiernos a olvidarse de esta tecnología del siglo XX originalmente enfocada a la producción de bombas, que ven costosa y peligrosa, para invertir más en renovables.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ya advirtió de que, si los Estados que apoyan la energía atómica no invierten más desde ahora para mantener las centrales existentes y construir nuevas, al final no habrá suficientes para contribuir a la descarbonización. Judith Mora/efe

04 nov 2021 / 17:59
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.