Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 02 febrero 2023
01:00
h

Adolfo Alonso Ares. Verso y color

    ADOLFO ALONSO ARES (Astorga, León, 1956), poeta, ensayista, dibujante y pintor mantiene una afectiva cercanía con Galicia; más allá de la proximidad geográfica y de vecindad, se ha interesado por nuestra cultura y está al tanto de sus evoluciones; quedan ejemplos de ese sentimiento que le ha llevado a establecer colaboraciones como la que abordó con Eugenio Granell, quien fue el autor de la portada y dibujos interiores de su libro El vértigo sagrado, Premio de Poesía de la Feria del libro de Madrid (1997). Es contante en el poeta y creador visual, la cooperación con artistas españoles con los que ha llegado a establecer gran sintonía.

    En 1986, el pintor berciano Andrés Viloria ilustró su libro de poemas La tez morena; Álvaro Delgado realizó una colección de dibujos para El diario de la lluvia (1998) y Luis Feito con sus composiciones pictóricas acompañó sus poemas en Del rojo al negro (2000), prologado por José Hierro. Y una de las creaciones más recientes y satisfactorias para el autor fue el libro-objeto Manuscrito- bestiario: interpretación ilustrada del Cántico Espiritual de San Juan de la Cruz (2019).

    En el ámbito del arte visual y la poesía,las obras de Alonso Ares tienen un alto reconocimiento y se han dado a conocer en exposiciones que han llevado su mensaje a diferentes ciudades de la península; algunas de ellas están en colecciones de Galicia y en mayor medida en instituciones culturales de Castilla León.

    En un breve repaso sobre los autores que han estudiado su trabajo destacamos a José Corredor Matheos, Juan Van-Halen, Antonio Colinas, Luis Alberto de Cuenca, José María Balcells y Gonzalo Santonja. Invariablemente, en todo momento la actitud de este incansable artista ha sido el indagar en los secretos de las palabras, en las afinidades que se producen entre signos y líneas estrechando la definidora relación; en su repertorio de imágenes, conviven figuras inquietas, delgadas, danzantes, marcadas por el relieve negro de las tintas, en eterna referencia a los orígenes de civilizaciones, a sus simbologías; los tonos vivos y llamativos son una señal destacada, ya que en ningún caso el artista abandona el sello de identidad que ofrecen los juegos de palabras o los dibujos; respecto a las pinturas sobre lienzo o tabla, el contenido remite a esa esfera onírica que la imaginación crea; las formas dejan atrás su primera naturaleza para convertirse en objetos abstractos, manchas gruesas de color, todavía con el rastro y la expresión de cada vocablo, de la voz que las eleva.

    En estos días otoñales, el autor ha vuelto a Galicia acompañado de un equipaje que incluye libros-objeto, pinturas y dibujos; tenemos la ocasión de asistir en directo a esa fiesta de expresiones que el artista propone y veremos en las galerías La Marina de A Coruña y José Lorenzo de Santiago de Compostela, una obra consolidada y afirmada en su variado mundo que exhibe gozosa su largo recorrido.

    De los argumentos y temas más queridos capaces de elevar al máximo sus intenciones, destacan las series de bestiarios y gallos que remiten seguramente a los primeros esbozos de la infancia, o de la juventud, “en los que pervive un ser que ha de crecer con el tiempo”.

    Lo cierto es que para Adolfo Alonso Ares, la poesía y la pintura van constantemente entrelazadas porque ambas buscan un objetivo común que es transmitir un sentimiento individual, dos caras de una misma moneda que viven en el mismo espacio, y comparten un mensaje en un similar idioma.

    Por esas y otras muchas razones siempre será atrayente el acercamiento a su trabajo que transporta al espectador a diversos cosmos, entretejidos y expuestos en un único tablero que reúne los vestigios del pasado o más recientes; de la literatura sobria del Siglo de Oro a los revolucionarios creadores de la Generación del 27; en buena medida, poetas y pintores de la Edad de Plata guiaron con su pensamiento europeo y la diversidad creativa en diferentes campos y corrientes, en aquellos años de efervescencia y vanguardia, los primeros pasos de Alonso Ares e incentivaron su imaginación hasta límites infinitos de libertad.

    28 nov 2022 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.