Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 17 mayo 2022
18:33
h

Adriá Salas de La Pegatina: “Las orquestas en Galicia vuelven loco a cualquiera”

La Pegatina es uno de los grupos más viajados de nuestro panorama. Han recorrido más de 35 países en estos 19 años de carrera y, aun así, siguen queriendo ir “Hacia Otra Parte”. Y es que precisamente este, “Hacia Otra Parte”, es el nombre de su undécimo disco, para el que han querido contar con compañeros de viaje de todas las partes del mundo. Con una maleta amarilla como portada y “sin miedo a nada”, a pesar de estrenar álbum un viernes 13, Adriá Salas (cantante) nos cuenta un poco más de este nuevo lanzamiento.

19 años después del primero, nos sorprendéis con un disco de colaboraciones. ¿Por qué habéis decidido que sea así?

Hacer un disco de colaboraciones era un sueño que nos faltaba por cumplir y que nos apetecía desde hacía tiempo. Siempre hemos colaborado con gente a nivel nacional, pero nos faltaba salir de aquí. Queríamos que el hecho de que no fueran colaboraciones conocidas en España no nos impidiera hacer algo que queríamos con tantas ganas. Además, la pandemia puso de moda el zoom y tener un home studio, así que nosotros lo hemos aprovechado.

¿Qué tiene que tener un artista para cantar junto a La Pegatina?

A muchos artistas los admirábamos desde hacía tiempo como Auténticos Decadentes, La Vela Puerca o Panteón Rococó, que llevan más de 25 años tocando y que eran bandas a las que nosotros escuchábamos cuando empezamos con el grupo. Nos inspiraros y fueron referentes para nosotros, poder pedirles que hagan algo con nosotros ahora es algo bonito, es como cerrar el círculo. Luego hay bandas que hemos ido conociendo de festivales, como Chef’Special o Querbeat; y también hay grupos que nos gustan mucho, pero no conocíamos de nada como Flavia Coelho, La Santa Cecilia o Louta.

En el disco nos lleváis de viaje con vosotros gracias a temas muy animados, aunque también dejáis hueco a canciones como ‘Contigo no cuento’, en la que habláis sobre la ansiedad y la salud mental. ¿Cómo se canta sobre algo tan serio como la salud mental en clave de buen rollo?

No creo que sea una canción excesivamente buenrollera por el tema que trata. Lo que sí hicimos fue cambiar el título de la canción, que antes era directamente ‘Ansiedad’. Pensamos, “igual no es un título muy clickbait”. Nosotros lo hacemos sin querer porque es el estilo de música que hacemos, no podemos de repente hacer algo melancólico porque la letra lo pida. Siempre hemos intentado cantarle a cosas que sentimos o de las que nos apetece hablar y antes de la pandemia, Rubén que es el que escribió la canción, sufría bastante de ansiedad... aun teniendo éxito y viviendo de lo que le gusta, nadie se escapa de la ansiedad. Escribió esta canción y creo que este tipo de letras puede ayudar a la gente a darse cuenta de que no está sola.

Habláis de ‘Yo quiero bailar’ como un “himno festivalero”, ¿cómo os imagináis subiéndoos al escenario con este tema?

Lo hemos estado tocando con gente que ni siquiera lo conocía y es una canción que sin haberla escuchado la gente se vuelve loca bailando y cantando. Cuando pasa esto, sabes que algo bueno va a suceder. Creemos que puede ser un tema muy festivalero por la letra, por el ritmo y porque es muy juguetona, son ingredientes que nunca fallan.

‘Yo quiero bailar’ tal vez sea la más festivalera, pero ¿cuál creéis que va a ser la que se convierta en favorita para muchos?

Yo creo que esa tiene bastantes papaletas. Luego ‘Culpa do mar’ también es muy bonita y va a tocar la fibra a mucha gente, porque habla de la indiferencia que tienen los gobiernos por los

inmigrantes, especialmente los que cruzan el mar. Ya en Latinoamerica, creo que van a gustar mucho ’Diez Minutos’ y ‘Corea del Sur’, porque son canciones mucho más pensadas para ellos, más de su rollo. La verdad es que hay un poco de todo, eso está bien.

Os dais una vuelta por medio mundo para acabar, hacia otra parte. Si os dejaran escoger cualquier lugar del mundo, ¿a qué parte os gustaría ir en esta gira? ¿Cuál no puede faltar nunca?

Siempre solemos decir, y ojalá suceda, que nos gustaría tocar en algún lugar de África porque es el único continente que nos falta. Nos encantaría ir a Brasil, creemos que nuestra música gustaría mucho y que además nos lo pasaríamos genial, veríamos otro nivel de baile desde el escenario. Y faltar, evidentemente, nunca puede faltar nuestra casa, Barcelona. Tampoco Madrid y, desde hace un tiempo, México, que ya es nuestra segunda gente porque son súper agradecidos y disfrutan mucho de la música. También intentamos siempre que haya alguna fecha en Galicia. La primera vez que salimos de Barcelona para tocar fue a Galicia y le hemos cogido mucho cariño a la gente gallega, a la gastronomía, a los paisajes y a la fiesta. De hecho vamos a tocar en verano en el Festival Revenidas, entre el vino, la comida y el licor café...

Hablemos ahora de canciones, ¿hay alguna que sí o sí tenéis que tocar en todos vuestros conciertos?

Eso lo sé yo, lo sabes tú y lo sabe todo el mundo (risas)... ¡Mari Carmen! Aunque si estamos en algún sitio remoto y no hay gente española intentamos no tocarlo, nos mola darnos el gusto de no tocarlo algún día. Lo que mola en sí no es tocarla, es ver al público todo loco.

Mari Carmen sigue siendo un himno, incluso para las nuevas generaciones, ¿qué tiene que tener una buena canción para que trascienda?

Es algo que simplemente sucede cuando no lo piensas. En este caso fue viral por el videoclip, antes estuvo un año publicada y nunca pasó nada. Tiene que haber algo que la haga viral y eso es algo incontrolable, cuanto más estratega seas menos sale.

Una canción muy de orquesta...

Si, hay canciones que siempre se dice que “son de orquesta”. En Galicia vivís mucho de las orquestas, pero a unos niveles estratosféricos, las orquestas en Galicia vuelven loco a cualquiera. Gracias a ellas ha habido canciones que han tenido una vida más larga, es como un amplificador que te hace llegar a más gente. Se agradece ese impulso, es una forma más de que te descubra la gente.

En este disco habéis viajado mucho, ¿alguna anécdota que haya surgido en estos viajes?

No hemos tenido mucho tiempo de ir de fiesta, pero ha habido muchas anécdotas. Cuando estábamos grabando la colaboración con Louta, que es un rapero argentino, hicimos un zoom porque él estaba allí y nosotros aquí en España. Entonces nos dijo “me voy a poner a grabar la canción” y a ello se puso. Nosotros estuvimos como dos horas mirando cómo escribía y cómo grababa ahí sin decir nada (risas).

Siendo 8 supongo que no será fácil organizaros a la hora de viajar, pero ¿cuál es la clave de La Pegatina? Para los viajes y para llevaros tan bien porque cada vez vemos más grupos separarse.

Habría que ver si se separan porque se llevan mal o porque se han cansado, pero nosotros siempre intentamos ponernos retos y tener en mente seguir muchos años y tocar en muchos países para ir renovando energías. Luego también lo hablamos todo, lo consensuamos todo y las decisiones son asamblearias, no hay luchas de egos ni cosas así, que son las que pasan factura a los grupos normalmente.

19 años de carrera, 10 discos, 35 países recorridos... ¿qué hace a vuestro público seguir subiéndose al avión con vosotros después de tanto tiempo?

Yo creo que es que saben que venirse con nosotros es fiesta asegurada. Puedes no saberte ninguna canción, puede que te guste otro rollo de música, pero te vienes a un concierto con nosotros y seguro que te lo vas a pasar bien. Además, intentamos ser lo más cercanos posibles con nuestro público, digo yo que algo de esto debe influir...

PAULI GONZÁLEZ DÍAZ

13 may 2022 / 13:37
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito