Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 03 julio 2022
09:42
h

Camila Sosa: de mujeres y travestis

En 2019 la “actriz transgénero” Camila Sosa Villada, argentina de Córdoba, lograba con su novela Las malas (Tusquets), primera de su trayectoria, varios relevantes premios en su país, Francia y España y un elevado número de traducciones. El éxito lo había conseguido diez años antes, en 2009, como actriz en papeles de travesti –poco más que adolescente– por teatros de pueblos y ciudades en la función Carnes tolendas, retrato escénico de un travesti. A ello siguieron trabajos en el cine y la televisión que popularizaron su nombre y su condición de travesti, que ella juzga doblemente dolorosa, aunque reconoce que a ese respecto la situación ha mejorado en su país.

En el presente 2022 ha vuelto a la literatura con Soy una tonta por quererte (Tusquets), un volumen integrado por un total de nueve relatos, el más extenso da título al libro. Continúa la actriz y escritora abanderando una descarnada y áspera veta feminista que implica, en sus textos, un asedio plural a la mujer y hasta una radical omnipresencia de la misma, a lo que se añade una fuerte dimensión autobiográfica. La vida en sus márgenes más duros, violentos y hasta degradantes y los territorios más agresivos de algunas corrientes de la sexualidad, nuclean, insistente y abiertamente estas páginas inhóspitas, recorridas por corrientes tremendistas y defensas a ultranza del género y del transgénero.

Se advierte en estas nueve historias, troceadas y fragmentarias, una mirada múltiple sobre la mujer en diferentes marcos y ambientes: unos, familiares y cotidianos; otros, correspondientes al mundo del espectáculo con su acarreo de droga, maltrato, abandono, crimen y acoso social. La voz narrativa, de condición femenina, entre escenas y momentos atroces y hasta infrahumanos, filtra instantes de comprensión y compasión, de sacrificio y ternura, de amorosa eclosión sentimental sobre el constante flujo de víctimas que –mujeres en carne viva y cuerpos lacerados y castigados– llenan estas páginas. No falta en ellas ni la referencia al mundo indígena, precolombino, ni al entorno de la mujer y la sexualidad, ni la forja de una comunidad genesíaca a partir de unas bases mitológicas, como vemos en Cotita de la Encarnación, relato en el que lo fantástico posee, además, amplia presencia.

Hay también en estas nueve historias una clara tendencia a la fusión de materias y realidades y seres de naturaleza heterogénea, proteica, y conjuntamente, a afirmar la primacía del binomio historia–personajes. Resalta asimismo la condición como pétrea y por momentos tosca y cortante de la prosa, que sin embargo, por momentos, se impregna de cierto lirismo o tiende al decir salaz, obsceno, provocador.

En línea cercana a su novela Las malas, Camila Sosa Villada entra a fondo con estos relatos en la línea más dura y destructiva, más desoladora en lo vital, existencial y social que vienen cultivando Selva Almada, Gabriela Cabezón Cámara, Brenda Navarro, Fernanda Trías, Marina Closs, Virginia Cosin, Pilar Quintana, Malú Huacuja, Fernanda Melchor y otras.

06 may 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.