Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 30 noviembre 2022
02:00
h

Cristian Alarcón: Premio Alfaguara, 2022

El Premio Alfaguara de novela del presente 2022, en su vigésima cuarta edición, ha recaído en El tercer paraíso, del periodista, profesor universitario y novelista Cristian Alarcón. La editorial que publica el libro no tiene claro su origen, chileno o argentino. En todo caso, ambos países se reparten tanto su vida y obra como los numerosos y variados escenarios de su laureada novela, cuyas geografías son también grandes protagonistas del continente sur de América; todas ellas, por cierto, naturaleza y aldea (Daglipulli), grandes espacios abiertos, humedales chilenos y moles y rutas andinas de Argentina y Chile. Se trata – vaya esto por delante – de una novela con una historia atractiva y cambiante, en la que viajes y personajes adquieren un constante dinamismo en busca de trabajo y fortuna, ambos también cambiantes.

Los tres paraísos son las tres partes que configuran la novela, que también tiene sus infiernos mayores y menores. Los primeros, situaciones del pasado reciente en cruentas y violentas etapas dictatoriales (Pinochet, el triunvirato de la dictadura de los setenta argentina). Los segundos tienen sus variantes de violencia en los reductos familiares y, dentro de ella, en la mujer y la infancia. La clara primacía de personajes femeninos (Nadia, Alba, Helga, etc) no impide su papel de víctimas sometidas por el hombre y la familia. Tampoco el marco escénico (frío, lluvioso, solitario) es ajeno a su condición hostil frente a cualquier tentativa paradisíaca, observable en las páginas de exaltación de la naturaleza y el paisaje.

Es esta una novela de muchos y amplios recorridos de diversidad y confrontación y numerosos desplazamientos cronológicos; sobre todo, es una crónica de relación y encuentros Europa – América, ejemplificada esta en figuras universales del naturalismo y la botánica (Plinio el Viejo, Linneo, Humboldt...junto a José C. Mutis, José De la Cruz, etc) y las novedades científicas, técnicas, agrícolas; los acontecimientos históricos; las grandes catástrofes o la vida diaria de viajeros e inmigrantes, campesinos y descendientes de pueblos nativos como los mapuches chilenos.

Lo paradisíaco esencial, que suele convivir con lo trágico, con el mal y la destrucción y formar un todo universal, tiene aquí su esplendor en la naturaleza viviente: en las constantes referentes a flores, hojas, plantas, árboles, a la tierra y el cosmos, a la vida sencilla, a la convivencia familiar a través de una historia que también lo es y por la que fluye la mirada fantástica y la constante vecindad del hombre y la tierra en un permanente mudar del tiempo, la vida y la especie humana.

La prosa narrativa tiene momentos de esplendor léxico y se desliza entre periodos conmemorativos y frecuentes americanismos. En su conjunto tiene esta novela ambición de conquista y grandeza, pero con ello coexiste la lucha por la supervivencia, la voluntad de esfuerzo y los contrastes históricos y naturales. Las breves unidades narrativas fragmentan y distienden el conjunto y, al tiempo, lo pluralizan. La narración está cuajada de matices que enriquecen el plano de lo narrado (ciertamente de aluvión) y en su lectura no dejamos de percibir más de una benéfica sombra de García Márquez. Es El tercer paraíso un interesante esfuerzo narrativo y una novela original y sugerente con un lenguaje que alcanza la plenitud expresiva. Léanla, vale la pena.

03 jun 2022 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.